Menú
El gran cambio de Pablo Iglesias: el líder de Podemos se rinde ante las corbatas

DE PULSERAS A CORBATAS

El gran cambio de Pablo Iglesias: el líder de Podemos se rinde ante las corbatas

La evolución de su persona ha sido un aspecto que muy pocos se esperaban. Y es que Pablo Iglesias no ha dudado en dar un giro a su imagen y apostar por un físico más ¿correcto?

Pablo Iglesias con camisa blancaPablo Iglesias con camisa blanca
De estilo para muchos desaliñado a un atuendo formalizado. Así ha sido el cambio de el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cuya estética se ha visto sumergida en una meticulosa metamorfosis tras las pasadas elecciones el 20 de diciembre. A pesar de que la imagen que había trasladado al público está muy lejos de parecerse a la actual, lo cierto es que Pablo Iglesias ha pasado de asegurar: "Me compro la ropa en Alcampo" a dar una imagen más señorial de su figura política, ¿estrategia quizás?

Muchos aseguran que 'una imagen vale más que mil palabras', trasladando esto a la imagen de un político cobra aún un valor mayor. Teniendo en cuenta que la estética es un factor más de la representación de lo que ellos quieren trasladar a sus militantes, Pablo Iglesias ha tenido un cambio radical en cuanto a su aspecto. Un prototipo que comenzó con looks desaliñados y despreocupados que fueron bastante criticados por la ciudadanía no simpatizante con su política. ¿A qué se deberá el cambio de Pablo Iglesias?

Pablo Iglesias y Alberto Garzón en la alfombra roja de los Premios Goya 2016Pablo Iglesias y Alberto Garzón en la alfombra roja de los Premios Goya 2016

Una evolución que se ha forjado en muy poco tiempo, concretamente, durante la celebración de los Premios Goya 2016, pues en la alfombra roja llegó en representación de su partido bajo un aspecto lejos de lo que muchos habían imaginado: con esmoquin y pajarita. Más allá de esta intervención protocolaria pasajera, Pablo Iglesias había seguido en su línea textil hasta la llegada del famoso complemento que ha creado el gran revuelo: la corbata.

Ni el mismísimo rey de España logró cambiar la estética del líder de Podemos con su presencia, pero al parecer la influencia de una de las periodistas más veteranas, Ana Rosa Quintana, sí ha podido con ello. Tras su comentada entrevista, la periodista regaló a Iglesias dos corbatas para su próxima cita con Felipe VI, recomendándole además la firma de Hugo Boss, un reto que al parecer ha agradado a Pablo Iglesias. ¿Ha cambiado el candidato de Podemos la ropa de Alcampo por Hugo Boss? Más lejos de parecer el joven profesor universitario postulante a presidente del Gobierno, cabe la posibilidad de que Pablo Iglesias haya cambiado de objetivo y fijarse uno más protocolario.

Pablo Iglesias con una camisa celeste con corbataPablo Iglesias con una camisa celeste con corbata

El gran cambio de Pablo Iglesias: de pulseras a corbatas

El gran salto de Pablo Iglesias a la política supuso una alteración en toda regla en la imagen que se concibe de los políticos españoles. Su estilo más bien desordenado, con ropa que él muy bien ha señalado de Alcampo y con cabello largo en coleta, Pablo Iglesias logró romper con todo los cánones que hasta ese momento estaban preestablecidos. Sin embargo, la experta en moda y política Patrycia Centeno analizó su imagen cuando aún su nombre era toda una novedad.

Tras sentenciar que su estilo no parecía muy estudiado, la experta en imagen política no dudó en asegurar que: "Se quitó el piercing demasiado rápido, sin darse cuenta de que una alteración en la estética da a entender que pretendes renunciar a la persona que eras". Junto a ello, añadió que su coleta suponía un símbolo que representaba el cambio, "una ruptura con todo lo anterior". Pero ¿qué hay de la combinación de coleta y corbata?

Tal vez, solo tal vez, Pablo Iglesias pretenda trasladar sus ideales hacia una adaptación en el entorno político en el que se encuentra sumergido. Aunque también cabe la posibilidad de que su aspecto hubiera sido un estudio más detallado de lo que podría pensar la propia experta en imagen política, pues el antagonismo de la situación actual estética de Pablo Iglesias así lo cuestiona. Al menos el líder de Podemos no duda en asegurar que se siente cómodo con la corbata: "Creo que la corbata no me queda mal, estoy muy a gusto con ella". ¿Está a gusto con la imagen que antes rechazaba y pretendía romper? Una evolución que tal vez huela a estrategia política basada en una imagen renovada de un partido que no superó sus expectativas, solo tal vez.

Artículos recomendados