Menú
Cómo vestir en una entrevista de trabajo
CONSEJOS DE MODA

Cómo vestir en una entrevista de trabajo

Una de las preguntas que nos hacemos o debemos hacernos para acudir a una entrevista laboral es el ¿qué me pongo? En este artículo vamos a daros algunos consejos de moda sobre lo que debéis y no debéis vestir o llevar a las entrevistas.

La primera impresión en una entrevista es muy importante La primera impresión en una entrevista es muy importante

El hecho de que nos llamen para una entrevista de trabajo es un reto al que debemos enfrentarnos con confianza, especialmente en los últimos tiempos. No sólo basta con tener un buen expediente académico o experiencia en el sector, la primera impresión que se causa al entrevistador es siempre muy importante; no causar buena impresión en la entrevista por tu aspecto, tu ropa, actitudes o lenguaje corporal hace que se reduzcan drásticamente tus posibilidades de llegar a conseguir el trabajo por entender quien entrevista que no le das una adecuada importancia al puesto laboral o que eres una persona descuidada.

Así, una de las preguntas que nos hacemos o debemos hacernos para acudir a una entrevista laboral es el ¿qué me pongo? En este artículo vamos a daros algunos consejos de moda sobre lo que debéis y no debéis vestir o llevar a las entrevistas.

Lo primero que hay que destacar es que, dependiendo del puesto al que se opte con la entrevista de trabajo, un look será o no adecuado. De este modo, si estás luchando para conseguir un puesto que requiere una titulación universitaria o similar y que oferta una empresa "seria", la elegancia debe primar ante todo; mientras que si se trata de un puesto de menor escalafón o en un ambiente algo más relajado, no será necesario e incluso podría llegar a ser inadecuado pasarse con la elegancia de la ropa.

Debemos sentirmos cómodas y olvidarnos del vestuario durante la entrevista Debemos sentirmos cómodas y olvidarnos del vestuario durante la entrevista

Queremos mostrar, ante todo, una imagen de profesionalidad, eligiendo la vestimenta y los complementos perfectos para el puesto de trabajo de que se trate. Además, también tenemos que sentirnos lo más cómodas posible durante la entrevista: ya es una experiencia que nos pone nerviosas de por sí como para aumentar ese nerviosismo pensando en "que incómoda estoy con esta falda; los tacones me hacen daño a los pies..." o similares. Tenemos que poder concentrarnos en lo que nos preguntan y no acordarnos para nada del vestuario que llevamos.

Prendas recomendadas

Como ya hemos dicho, dependiendo del puesto de trabajo que queramos conseguir, habrá que ir más o menos elegante. Pero como aquí no podemos examinar uno por uno, vamos a dar algunas posibilidades y dejamos para tu caso concreto la elección de una opción u otra.

Un traje es la opción más elegante que se puede escoger Un traje es la opción más elegante que se puede escoger
- Traje:obviamente es la elección más elegante que puedes escoger. Ya sea pantalón y chaqueta, ya sea falda y chaqueta, este conjunto denota profesionalidad y seriedad extrema. Al contrario de lo que comúnmente se piensa, no hay que llevar siempre este tipo de atuendo para ir bien a una entrevista laboral, sino que precisamente sólo hay que llevarlo en casos contados en que el trabajo lo requiera. El traje puedes acompañarlo con una camisa o con una camiseta, dependiendo también de la seriedad que le quieras dar al look. Además, puedes jugar con los colores para conseguir un aspecto más juvenil si es lo que quieres, de manera que lleves un traje de color negro o gris (es conveniente que el traje siempre sea en tonos oscuros para denotar una mayor sobriedad) y una camisa de color rojo, verde o naranja y no sólo blanca.

- Pantalón y camisa: esta es una opción también muy elegante pero más relajada que el traje, que sirve prácticamente para cualquier tipo de trabajo. Si eres una chica joven, incluso podrías ir de este modo a una entrevista laboral en el puesto más formal que se te pueda ocurrir. Conseguirás un look sencillo y clásico en el que también podrás jugar a combinar colores más o menos llamativos (aunque nunca podrán serlo excesivamente).

- Falda y camisa o blusa: este es otro look favorecedor a la hora de ir a una entrevista de trabajo. No podrás llevar aquí cualquier tipo de falda, sino que lo más adecuado es vestir una falda de tubo de las denominadas de ejecutiva, que tendrá que llegar por la rodilla o un poquito más abajo y que en ningún caso podrá ser de materiales como el cuero o faldas que llamen más la atención por sexys que por elegantes. En este caso y para evitar dar una imagen inadecuada, como ya potenciamos nuestra feminidad con una falda, sería conveniente llevar tanto la falda como la camisa o blusa en colores neutros: falda negra o gris, camisa blanca, beige o en tonos pastel.

- Vestido: si te sientes más cómoda yendo con vestido, tampoco es una prenda inadecuada para vestir en una entrevista laboral. Eso sí, hay que saber escogerlo. Como ya dijimos, tiene que inspirar profesionalidad, así que hay que evitar los vestidos largos y los que sean demasiado cortos; lo mejor será llevar vestidos de poliéster o una tela similar que no sean excesivamente ceñidos pero tampoco vaporosos y que nos lleguen a la altura de la rodilla, más o menos.

Una alternativa son los pantalones vaqueros con blazer Una alternativa son los pantalones vaqueros con blazer

- Pantalones vaqueros y blazer: el último look que os proponemos sería para una entrevista de carácter más informal. Consiste en vestir unos pantalones vaqueros normales, que no tengan roturas, brillantinas ni figuras extrañas, combinándolos con una camiseta o camisa y dándole el toque final con un blazer o una americana. Aquí puedes también llevar diversos colores, pero procura que si tu americana es de un tono llamativo no lo sea la camiseta y viceversa.

- Calzado: es el último punto importante a tener en cuenta en cualquiera de los looks que ya hemos visto. Con un traje o llevando falda y camisa, lo más adecuado será ir con zapatos de tacón (con zapatos, no botas ni botines), de mayor o menor altura, mirando lo que nos puede quedar mejor según nuestra complexión y nuestra comodidad. El resto de los looks examinados, admiten también zapato bajo, bailarinas o mocasines.

Prendas prohibidas

Un error que no debemos cometer nunca al ir a una entrevista laboral es el de vestir ropa excesivamente informal. Es decir, nada de llevar camisetas gastadas, ropa estilo hippie, pantalones cortos, zapatillas o tenis y por supuesto, nunca, pero nunca, sea el puesto que sea, vayas en chándal.

Nunca lleves vestidos de boda o complementos grandes Nunca lleves vestidos de boda o complementos grandes

Otro error que se suele cometer es el de vestir con ropa demasiado elegante. No queremos causar la impresión al entrevistador de que vamos a una fiesta, así que evita llevar vestidos de boda, bautizo o comunión, que no es fin de año. Tampoco optes por ropa excesivamente llamativa, con estampados florales o de animales (en realidad, yo evitaría cualquier tipo de estampado) o de colores flúor que desorienten a quien entrevista.

Por el mismo motivo, no se debe llevar a la entrevista ningún complemento muy grande o que llame demasiado la atención, sino más bien joyas pequeñas, si es que quieres llevarlas y no muchas. En cuanto a los bolsos, lo mejor será que lleves uno de piel y de tamaño medio, tanto por comodidad (si llevas un clutch, por ejemplo, tendrás que mirar donde ponerlo) como por estética.

Últimos consejos

Para terminar, simplemente unos últimos consejos de estilismo para enfrentarte a tu entrevista. Ten en cuenta que para causar buena impresión, es muy importante que lleves el pelo limpio y bien peinado. Si tienes el pelo muy rizado, te aconsejamos que te pongas espuma o algún producto que te asiente adecuadamente el cabello. En cuanto al peinado a elegir, depende un poco de tu personalidad; si te sientes a gusto con el pelo suelto, llévalo; si prefieres una coleta o un moño, adelante. Sobre eso no hay nada escrito salvo lo ya dicho sobre la excesiva elegancia (no vayas con un peinado de boda, nunca).

Puedes apostar por llevar el pelo recogido en una coleta Puedes apostar por llevar el pelo recogido en una coleta

Con respecto al maquillaje, recuerda que menos es más, y que lo mejor será que vayas con un aspecto sano y natural, con las imperfecciones corregidas, sombras de ojos en tonos tierra, un suave delineado, máscara de pestañas y un tono nude o pastel en los labios, si es que deseas maquillarlos.

Ya para terminar, simplemente evita que se hagan una inadecuada imagen de ti llevando escote o prendas que te den un carácter más sexual que profesional y se tú misma, que seguro que lo consigues.

Artículos recomendados