Menú
Linda Evangelista pone fin a la peor época de su vida tras su "brutal desfiguración" volviendo al mundo de la moda
Linda Evangelista pone fin a la peor época de su vida tras su "brutal desfiguración" volviendo al mundo de la moda

MOMENTO HISTÓRICO

Linda Evangelista pone fin a la peor época de su vida tras su "brutal desfiguración" volviendo al mundo de la moda

La supermodelo es la imagen de la campaña por el 25 aniversario del bolso Baguette de Fendi tras haber terminado el litigio judicial por su errónea lipoescultura.

El desfile primavera/verano 2018 de Versace en septiembre de 2017 marcaba -quién sabe si a sabiendas o no- el inicio de lo que ahora es la mayor tendencia de la industria: recuperar aquello que estaba de moda en los primeros 2.000. Si ahora vuelven los pantalones de tiro bajo y los croptops, por aquel entonces Donatella Versace volvía a poner sobre su pasarela a la generación de modelos que dieron lugar a 'status' de supermodelo: Carla Bruni, Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Helena Christensen. Un momento que ponía a la audiencia y sus teléfonos móviles para presencia uh hito que formaría parte de la historia de la moda y que se repetiría desde entonces en infinidad de pasarelas.

Claudia Schiffer, Donatella Versace, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Helena Christensen en la Milan Fashion Week primavera/verano 2018Claudia Schiffer, Donatella Versace, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Helena Christensen en la Milan Fashion Week primavera/verano 2018

En cambio entre todas ellas no estaba otro de los grandes nombres de la década de los 90: Linda Evangelista. Siendo uno de los rostros más importantes de aquella generación, por algún motivo desconocido la canadiense decidía no formar parte de él. Esto hacía a muchos reflexionar y darse de cuenta de qué, en verdad, ya hacía tiempo que no veían públicamente a la topmodel. Algo que iba a seguir siendo así durante muchos años más, incluso después de confesar el aterrador motivo que la había llevado a actuar como si se la tragase la tierra.

Lo hacía en septiembre de 2021 a través de varios post en su cuenta de Instagram -en la que, por cierto, desde hacía tiempo solo subía fotos de archivo o de cosas que no eran ella misma- y meses más tarde -en febrero de 2022- en una amplia entrevista para la revista People y en cuya portada aparecía la primera imagen de Evangelista en años. En sus propias palabras, se había sometido a un tratamiento estético que la había dejado "brutalmente desfigurada", lo que trajo consigo un rechazo hacia su propio cuerpo y un pánico a ser vista públicamente.

El tratamiento en concreto se trababa de una CoolSculpting comúnmente conocida como lipoescultura, una técnica cuyo resultado final es igual que la lipoescultura, pero supuestamente menos invasiva y sin necesidad de un posoperatorio tan complicado como el de esta. Esta consiste en la congelación de las células grasas consiguiendo así una fácil eliminación. En cambio, en su casa el resultado fue totalmente el contrario, una enfermedad conocida como hiperplasia adiposa paradójica, que acabaría causando esa "deformación" que arruinaría.

La campaña de Fendi que marca el comienzo

Una pesadilla que ha llegado a su fin después de 6 años y que se culmina de la mejor de las maneras que Evangelista podría haber soñado: volver al mundo de la moda igual que el resto de sus compañeras. Lo hace además protagonizando una campaña muy simbólica, el 25 aniversario del bolso Baguette de Fendi, modelo con el que posa en una ya icónica fotografía en la que ella misma posa mostrando su rostro que durante años tanto la avergonzó e hizo por esconder.

Linda Evangelista en la campaña del 25 aniversario del bolso Baguette de FendiLinda Evangelista en la campaña del 25 aniversario del bolso Baguette de Fendi

Además, en el pie de foto de la imagen Linda Evangelista anuncia que el próximo 9 de septiembre de este mismo 2022 Fendi celebrará un desfile en la ciudad, un evento que ya está marcado en el calendario de muchos ya que podría significar también el regreso de la supermodelo a las pasarelas, aunque por el momento no se ha confirmado nada de forma oficial, pero parece el proceso natural de esta recuperación de su propia vida pública y de volver a ocupar el puesto de icono de la industria que se había ganado y del que sus compañeras de generación llevan disfrutando desde hace años.

Además esta campaña viene también acompañada de la otra gran feliz noticia para Linda Evangelista y es que su litigio judicial con Zeltiq, la clínica que le realizó el tratamiento estético en cuestión, y a la que había demandado por aquel entonces exigiendo 50 millones de dólares por los daños ocasionados, ha llegado a su fin. Sin entrar en muchos detalles, Linda Evangelista escribía en su cuenta de Instagram que estaba preparada "para el próximo capítulo de mi vida con amigos y familia" dejando atrás todo lo ocurrido.

Artículos recomendados