Menú
El silencio mediático del regreso de Alexander Wang a las pasarelas tras las denuncias de acoso sexual
El silencio mediático del regreso de Alexander Wang a las pasarelas tras las denuncias de acoso sexual

NO SE GANA SU PERDÓN

El silencio mediático del regreso de Alexander Wang a las pasarelas tras las denuncias de acoso sexual

El diseñador volvía un año después del escándalo y subiendo a su pasarela a importantes nombres de la industria. En cambio, el silencio de las grandes cabeceras evidencia su descalabre mediático.

Dos semanas atrás Alexander Wang ocupaba un gran número de titulares tras anunciar que volvería a celebrar un desfile después de 3 años y tras el escándalo de las acusaciones de abuso sexual a modelos. En cambio, ahora que el desfile ha tenido ya lugar, el silencio mediático es tan abrumador que parece dejar claro que el estadounidense todavía no se ha ganado el perdón de la industria, cada vez más intransigente con este tipo de delitos.

El desfile se celebró en el barrio de Chinatown en Los Ángeles la pasada noche del martes 19 de abril. Para la ocasión, Wang organizaba un desfile que era mucho más que eso, convirtiendo el lugar en toda una experiencia inmersiva en la propia cultura china. Además, lo hacía tirando de lista de contactos para contar con grandes nombres dentro y fuera de la propia pasarela.

Desfilando se pudo ver a importantes rostros como Alessandra Ambrossio, Candice Swanepoel o la embarazada Adriana Lima. Fue precisamente esta última la que hizo que el desfile de Alexander Wang se hiciese hueco en las portadas de algunas revistas. La brasileña había anunciado además pocos días antes el sexo de su tercer hijo, el primero con con Andre Lemmers III.

En cuanto al front row, allí se encontraban personalidades como la modelo Behati Prinsloo, Lisa y Harry Hamlin (que vieron desfilar a su hija sobre la pasarela), Sim y Haze Khadra (hermanas de Fai Khadra y una de ellas relacionada sentimentalmente con The Weeknd), entre otros.

En cambio, mucho más sonadas fueron las ausencias, que alimentaron todavía más la teoría del poco respaldo que parece tener Alexander Wang ahora mismo un año después del escándalo. A pesar de celebrarse en Los Ángeles, hasta allí no se acerco ningún miembro del clan Kardashian-Jenner, grandes amigas del diseñador -o al menos lo eran-. Tampoco hizo acto de presencia la omnipresente Anna Wintour, quien no se pierde un solo desfile independientemente de en que parte del mundo sea.

Alexander Wang no se ha ganado el perdón de la industria

Una prueba de que el gigante Condé Nast y sus publicaciones no quieren contar con Alexander Wang tampoco entre sus páginas. Horas después de celebrarse el desfile, ni Vogue ni Vogue Runway se han hecho eco del desfile del diseñador norteamericano. Un ensordecedor silencio mediático que demostraba la posición que parece ocupar Alexander Wang tras en sonado escándalo de abuso sexual.

El descalabre de Wang comenzó cuando a finales de 2020 cuando un joven modelo denunció a través de TikTok que había sido acosado sexualmente por parte del diseñador en una discoteca en 2017. Esto generó tal revuelto que posteriormente más testimonios similares fueron sumándose a través de otras cuentas. Las víctimas de Wang ascendieron a 11 y, a pesar de que este negó su relatos en un inicio, finalmente fue en marzo de 2021 cuando hacía público un comunicado después de haberse reunido formalmente con ellos y su abogada.

"Apoyo su derecho a expresarse y he escuchado con cuidado lo que tenían que decir. No fue fácil para ellos compartir sus historias y estoy arrepentido de haberles causado dolor", reconocía el diseñador, dejando también claro que no estaba del todo conforme con algunos detalles de cómo habían ocurrido los hechos: "En la vida se aprende y se crece, y ahora que tengo más conocimiento, haré mejor las cosas", terminaba diciendo intentando ser "un mejor ejemplo" para todas esas personas con un gran altavoz para que también reconozcan "comportamientos dañinos".

Artículos recomendados