Menú
Adele y Taylor Swift brillan en los Grammy 2012 frente al desacierto de Fergie y Nicki Minaj

BRILLÓ EL DORADO

Adele y Taylor Swift brillan en los Grammy 2012 frente al desacierto de Fergie y Nicki Minaj

El nude, los tonos dorados, plateados y los escotes fueron los grandes protagonistas en la alfombra roja. Una noche en la que reinó el brillo, los bordados con incrustaciones de pedrería y los colores neutros.

La 54 edición de los Grammy que tuvo lugar en el estadio Staples Center de Los Ángeles derrochó glamour en una de las citas importantes del mundo de la música.

Adele y Taylor SiwftAdele y Taylor Siwft

Un evento en el que Adele fue una de las grandes triunfadoras de la noche al llevarse los seis premios a los que optaba en una ceremonia que estuvo marcada por la repentina muerte de Whitney Houston.

Adele, la diva de los años 50

El nude, los tonos dorados, plateados y los escotes fueron los grandes protagonistas en la alfombra roja. Una noche en la que reinó el brillo, los bordados con incrustaciones de pedrería y los colores neutros, mientras que desfilaron recogidos minimalistas, ondas desarmadas y maquillajes con énfasis en ojos muy dramáticos y pestañas postizas espesas y notorias.

Con un look inspirado en los años 50 y enfundada en un precioso vestido negro de lentejuelas de Armani, la artista británica deslumbró a todos los presentes, emulando a las grandes divas de Hollywood.

Pero, sin duda, una de las grandes protagonistas de la noche fue Taylor Swift. La artista country, que ganó dos gramófonos como Mejor Canción Country y Mejor Interpretación Country, sorprendió con un vestido de seda de sirena desnuda en color dorado con incrustaciones de Zuhair Murad.

Kelly Rowland y Katy PerryKelly Rowland y Katy Perry

El dorado brilló en la 'red carpet'

El mismo color fue elegido por Kelly Osbourne, que brilló gracias a su vestido dorado repleto de lentejuelas y corte asimétrico, al igual que Jane Seymour, que optó por un vestido de corte sirena de David Meister muy parecido al de la polifacética artista.

El negro fue el color escogido por Alicia Keys y Rihanna, que lució un infartarte Armani negro, inspirado en Michelle Pfeiffer en la película 'Scarface', con el que deja entrever parte de su cuerpo, no dejando lugar a la imaginación y poniendo en evidencia su extrema delgadez. Los complementos dorados conjuntaban a la perfección con su pelo rubio. Y en los pies, unos Christian Louboutin, los mismos que lució la intérprete de 'Looking for Paradise'.

Katy Perry, romanticismo en azul

Destacó la sencillez de Kelly Rowland, que no defraudó con un precioso vestido entallado color marfil de Alberta Ferretti, drapeado en el pecho semitransparente y con detalles de pedrería plateada dibujando flores que la hizo brillar gracias a su elegancia y sofisticación.

Nicki Minaj y Katy PerryNicki Minaj y Katy Perry

Katy Perry no estuvo del todo desacertada. La intérprete de 'Last Friday night' acudió con un romántico vestido de Elie Saab repleto de paillettes de la temporada primavera-verano 2012. Un look 'total in blue' con el que no pasó desapercibida.

Fergie no acertó con su Jean Paul Gaultier, totalmente transparente de encaje naranja y dejando ver su ropa interior negra, al igual que Nicki Minaj, cuyo vestido rojo de Versace le hacía parecer una Caperucita Roja.

Artículos recomendados