Menú
El primer y el último look de Melania Trump como Primera Dama de los Estados Unidos
El primer y el último look de Melania Trump como Primera Dama de los Estados Unidos

4 AÑOS DESPUÉS

El primer y el último look de Melania Trump como Primera Dama de los Estados Unidos

La Primera Dama más polémica se despidió vistiendo de riguroso negro de pies a cabeza y, sobre todo, con mucho lujo.

Exactamente cuando se cumple 4 años de la toma de posesión de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden hará lo propio horas después de que el magnate y su mujer, Melania Trump, saliesen por última vez de la Casa Blanca dejando atrás también sus cargos políticos (aunque no todos los escándalos que protagonizaron durante su tiempo viviendo allí). Y si muchos ponían el ojo el rostro de ya ex Presidente antes de subirse al helicóptero que les esperaba en los jardines, otros muchos lo hacía en la modelo y el look que había escogido para un momento tan significativo.

Mismo patrón, diferentes colores

El estilismo no se distinguía mucho del que había escogido en enero de 2017 para ser nombrada Primera Dama, salvo por el color que esta ocasión en escogido era el negro -suponemos que para acompañar la pena de su marido por tener que abandonar un cargo al que todavía aún ahora se sigue aferrando-. En esta ocasión Melania Trump lució un conjunto de chaqueta corta con abotonadura simple colocada al lado izquierdo de torso de la que destacaban los botones en color dorado y una falda lápiz de largo midi, todo de la colección Metiers d'art 2020 de Chanel.

El primer y el último look de Melania TrumpEl primer y el último look de Melania Trump

Para complementar el look: unas enormes y cuadradas gafas de Sol, guantes largos, un bolso Birkin de Hermès efecto piel de serpiente y unos sencillos zapatos de tacón stiletto en color negro de Louis Vuitton. En cuanto al beauty look, destacó también la elección de un moño bajo con raya al medio, muy parecido al que lució cuatro años atrás.

Lo cierto es que son muchos los elementos que se repiten en su look respecto a aquel 20 de enero de 2017: el cuello cerrado y cruzado, los guantes altos, la silueta ajustada y los zapatos stiletto, en esta ocasión todo bañado en azul bebé. Una entrada sonriente y una salida con el mismo gesto, aunque un poco más reprimido por el hombre venido a menos que caminaba a su lado quien -esta vez si- le agarraba de la mano.

Artículos recomendados