Menú
Cómo vestirse si tienes las piernas hinchadas
Cómo vestirse si tienes las piernas hinchadas
RECOMENDACIONES

Cómo vestirse si tienes las piernas hinchadas

Las claves para disimular las piernas hinchadas, por el calor o hábitos pocos saludables, a la hora de vestir.

Seguir las dietas recomendadas, evitar los excesos de comidas, las bebidas azucaradas, el tabaco y el alcohol, así como empezar a practicar una vida menos sedentaria. Estas claves te ayudarán a que tus piernas no se sientan cansadas, ya que una leve hinchazón ya es síntoma claro de que algo no está funcionando del todo bien.  

El calor también es importante en estos casos, ya que muchas veces es el causante de que nuestra presión arterial no sea la misma de siempre. Esto puede ocasionar que en ciertas ocasiones observemos que la ropa no nos sienta igual de bien. Pero si cambiamos ciertos hábitos poco saludables conseguiremos el objetivo de reducir la hinchazón en las piernas.  

Intenta evitar los pantalones ajustados o los vaqueros pitilloIntenta evitar los pantalones ajustados o los vaqueros pitillo

Ropa ligera, amplia y cómoda

 

La principal clave a la hora de vestir cuando notamos que nuestras piernas se vuelven algo más hinchadas de lo normal está en la ropa de algodón más ligera. Ya sea verano o invierno, lo que debemos evitar son las piezas ajustadas, ya que eso solo ocasionaría más complicaciones, como aparición de arañas vasculares o varices, celulitis y retención de líquidos.  

Debes intentar en la medida de lo posible tapar tus piernas, para que no se note tanto estas molestias, pero sin necesidad de ir incómoda o pasar calor. Eso sí, mantén fuera de tus estilismos -al menos por una temporada- los vaqueros de tipo pitillo, los pantalones ajustados, las faldas lápiz pegadas y las medias o leggins.  

No ocultes tus piernas

 

La solución fácil a este tipo de problemas pasa por recomendar lucir piezas largas y anchas, pero no solo los pantalones bombachos nos pueden servir para la ocasión. También puedes escoger entre otras muchas prendas igual de estilosas y que se adecúen al tipo de ocasión y tiempo. La variedad esté en el estilo de cada uno, desde vestidos y faldas a otro tipo de pantalones más modernos y actualizados.  

Si te decantas más por un estilo volcado en las piezas de inspiración británica con cortes muy lady, los vestidos midi hasta las rodillas pueden ser tus aliados perfectos. Con el cuerpo ajustado y la falda plisada de vuelo, escoge entre colores claros y acordes a la temporada estival. Intenta que no sean muy llamativo, para que no se pierda la esencia de delicadeza que evocan estas prendas de ropa.  

Por otro lado, los vestidos largos son la esencia principal de un movimiento más bohemio. Con el estilo típico de los festivales de verano, estas piezas más largas ocultarán mejor tus piernas hinchadas, así como una aportación extra de estilo. Acompaña a este look de complementos al uso, como sombreros, collares largos, detalles de plumas y accesorios con cuentas de colores. Cuanto más vaporoso sea el vestido, mejor.  

Los pantalones de tiro alto son los que mejor quedan visualmenteLos pantalones de tiro alto son los que mejor quedan visualmente

Las rodillas marcan la diferencia

 

En ocasiones, no solo son las propias piernas hinchadas las que se hacen notar, sino que las rodillas en sí mismas son las causantes de que nuestras extremidades se vean más grandes. Para ello, es importante que, a la hora de seleccionar el pantalón que nos vayamos a poner, no se ajuste en la zona de la articulación.  

Ya que antes hemos dedicado un poco más de atención a las piezas más típicas del verano, con las que disfrutar de una tarde de paseo o para ir a tomar algo, ahora les toca el turno a los pantalones. Siendo estos una parte imprescindible del armario básico, tanto del masculino como del femenino, selecciona aquellos modelos que se ajusten a la necesidad de tus piernas hinchadas.  

En el caso de querer lucir ropa cómoda como los pantalones para ponerse de diario, los modelos que mejor irán contigo serán los de pinza o los rectos. De esta manera, evitarás más fácilmente aquellos que se ajusten tanto a los gemelos, los muslos y las rodillas, permitiendo una movilidad más cómoda.  

Los primeros son perfectos si los acompañamos con un estilo más masculino, como camisas o blusas de colores lisos. También se puede dar un toque más femenino con efectos ópticos o de textura en la propia chaqueta o camisa, añadiendo volantes o escotes -poco atrevidos en el caso de ir a trabajar-. Utiliza unos stilettos poco altos para darle el último toque y que no se resientan tus piernas todavía más.  

Para lo que se refiere al segundo tipo de pantalones, lo mejor es que sean chinos. Los de algodón, que son más ligeros y cómodos, con el talle alto son los que mejor quedan visualmente, ya que se pueden combinar con casi cualquier cosa y aplicarse a casi cualquier estilo personal. Atrévete a aportar un toque más cosmopolita para el día, como los accesorios que sean más típicos de noche, unas snikers o deportivas y un sombrero vintage. El colorido es mejor dejarlo en los propios complementos, pero mejor si son pequeños para que no quede demasiado arriesgado el conjunto.  

Los pesqueros no son tan recomendables, ya que se adaptan al tobillo y dan la sensación de ensanchar las piernas, ya que acorta un poco la longitud al ajustarse en la parte baja. Aunque se pueden escoger unos vaqueros rectos y un poco remangados por el dobladillo, que ayudará a relajar la sensación de hinchazón en las piernas y en las rodillas. Si además escoges un modelo de talle alto, tu figura quedará más que estilizada. Acompañando a estos de un estilo más deportivo y urbano a la vez, el look que se consigue con unas piezas básicas será de sobresaliente.  

Si necesitas ponerte leggins, que estos sean específicos de deportesSi necesitas ponerte leggins, que estos sean específicos de deportes

Medias para las piernas hinchadas

 

Si, por el contrario, necesitas ponerte unas medias o unos leggins, o mejor es que estos sean específicos para deporte o que hagan la función de compresión, para que así faciliten el movimiento. Eso sí, lo más recomendable en estos casos, es que los utilices siempre y cuando sean solo para un breve periodo de tiempo, ya que sino luego será peor a la hora de quitarse esta prenda. Lo mejor es intentar evitarlos, pero si es necesario utilizarlos, al menos que sean recomendados para evitar mayores dolencias.

Artículos recomendados