Menú
Una carta firmada por 100 modelos pide a Victoria's Secret el despido de fotógrafos con actitudes acosadoras
Una carta firmada por  100 modelos pide a Victoria's Secret el despido de fotógrafos con actitudes acosadoras

EL FIN DE UNA ERA

Una carta firmada por 100 modelos pide a Victoria's Secret el despido de fotógrafos con actitudes acosadoras

Tras anunciar el fin de sus desfiles y fichar a la modelo trans, Valentina Sampaio, una carta firmada por más de cien modelos insta a la compañía a tomar posición contra el acoso y el abuso sexual.

Belleza, glamour, sensualidad y cuerpos de infarto. Con estos adjetivos se podría definir una firma estadounidense de lencería y productos de belleza, líder en el mercado textil desde hace tres décadas. Como muchas otras marcas de éxito, Victoria's Secret nació para dar respuesta a una necesidad muy concreta en el mercado: ponérselo más fácil a los hombres que sentían pudor al comprar lencería para su pareja. Por si fuera poco, es la encargada de organizar el espectáculo más grande de la industria de la moda, el Victoria's Secret Fashion Show, uno de los eventos más vistos del planeta. Mujeres de infarto consagradas en el mundo del modelaje y bautizadas como 'ángeles' sobre la pasarela. Sin embargo, la firma parece no estar exenta de polémica.

Más de cien modelos, muchas de las cuales llevan más de una década sobre la pasarela y calzando los modelos de lencería de la firma, han firmado una nueva petición que insta a Victoria's Secret a tomar una posición contra los actos de acoso sexual y violencia contra modelos por parte de algunos de los fotógrafos que trabajan para ellos. En una carta abierta escrita por la Model Alliance -la Organización de Investigación, Política y Defensa sin ánimo de lucro en la industria de la moda- y dirigida al máximo responsable de la marca, John Mehas, las modelos piden a la compañía represalias y acciones contra el acoso sexual, citando "numerosas acusaciones de agresión sexual, presunta violación de sus derechos como trabajadoras y trafico sexual de modelos y aspirantes a modelo".

Victoria's Secret, un modelo obsoletoVictoria's Secret,un modelo obsoleto
Todo ello, incitado por las acusaciones de mala conducta que han recibido los fotógrafos y sumado al hecho de que, además, la firma se hace eco de fuertes vínculos con varios ejecutivos de L. Brands, incluido el jefe de la compañía, Leslie Werner, quien cumplió condena en el pasado por cargos de tráfico sexual de menores. En las últimas semanas las acusaciones de agresión sexual y presunta violación han incrementado. Ahora, la empresa se encuentra en la estacada y tiene un papel crucial a desempeñar para remediar la situación. Según recoge el escrito: "Si bien estas acusaciones no están dirigidas directamente a Victoria's Secret, está claro que vuestra empresa tiene un papel crucial para remediar la situación". Con estas palabras, el desafío de la compañía supone el viraje de sus cánones de belleza, mujeres hipersexualizadas luciendo sobre la pasarela prendas mínimas y cuya talla es irreal y atenta contra los principios de una sociedad avanzada y democrática. Un desafío de 180 grados hacia la responsabilidad e inclusividad y que, si no se convierte en realidad, la firma está llamada a su final.

DENUNCIAS DE AGRESIÓN SEXUAL, VIOLACIÓN Y TRÁFICO SEXUAL

En el escrito, la Model Alliance denunció la posición que Victoria's Secret tiene en la industria de la moda y su pasarela como un medio para combatir los abusos en la industria: "Victoria's Secret tiene la oportunidad de ser líder, de usar su poder e influencia para lograr los cambios que se necesitan con urgencia en nuestra industria". Por el momento, la carta parece haber surtido efecto ya que, Ed Razek, ejecutivo de Marketing de la compañía ha anunciado su retirada a finales de mes. Un reto de difícil calado que necesita de un protocolo de actuación de urgencia y real. Sin embargo, ¿cuánto ha de cambiar una firma multimillonaria tachada de sexista y abusiva para recuperar su estatus?

Artículos recomendados