Menú
Marion Cotillard repite como embajadora de los nuevos 'Lady Dior'

UN CLÁSICO DE LA FIRMA

Marion Cotillard repite como embajadora de los nuevos 'Lady Dior'

La actriz francesa lleva prestando su imagen a la maison francesa para las campañas de 'Lady Dior' desde el año 2008.

Marion Cotillard luce los nuevos 'Lady Dior' en la campaña de la firma francesaMarion Cotillard luce los nuevos 'Lady Dior' en la campaña de la firma francesa
La unión entre Marion Cotillard y la casa Dior parece seguir dando muy buenos frutos. Así lleva sucediendo desde hace más de cinco años y, por el momento, no hay indicios que indiquen que esto vaya a cambiar. Un papel como imagen de sus colecciones que también ha sido ocupado por rostros como los de Charlize Theron y Natalie Portman y que ha hecho de la actriz el modelo perfecto para uno de sus complementos más especiales y identificativos: el bolso 'Lady Dior'.

Un clásico entre los clásicos del diseñador Christian Dior que, tras unos meses de descanso, vuelve para dar un giro a sus anteriores propuestas. Y como no, la presencia de esta figura francesa se ha hecho más que necesaria. Porque es imposible imaginar una de estas reliquias sin ser portadas por ella. Así, trasladando todo el glamour y el estilo que siempre le acompaña, Cotillard ha terminado convirtiéndose en la reina de toda una planta solar.

Y es que tanto el 'spot' como el nuevo reportaje fotográfico de la colección han tenido lugar en un tranquilo paraje californiano, rodeado de numerosas placas solares. Un 'fashion film' realizado bajo las órdenes de Peter Lindbergh en el que la sencillez y lo futurista han acabado tomando el control de la escena. Un rasgo que también queda perfectamente plasmado en los atuendos de Cotillard y que ha hecho que las lentejuelas y los cuellos vueltos formen parte de los vestidos elegidos, firmados por Raf Simons para la casa.

Bolso 'Lady Dior' en jacquard de lentejuelasBolso 'Lady Dior' en jacquard de lentejuelas

De París a una planta nuclear californiana

Destellos brillantes que jugaban con el brillo y los colores de los dos bolsos protagonistas y que, esta vez, dejaban atrás la elegancia del puente Alejandro III parisino para fundirse con un desértico paisaje norteamericano. Inspiraciones basadas en el clásico 'cannage', con piel de becerro, de cordero y de pitón, entre otros, que alternan multitud de estampados y combinaciones de color para reafirmar la relevancia de este mítico bolso dentro del universo Dior. Una delicia que nunca dejará de sorprender y atraer a su público.

Artículos recomendados