Menú
La Reina Letizia apuesta por un vestido de Carolina Herrera en su primera cena de gala

NEGRO Y TRANSPARENCIAS

La Reina Letizia apuesta por un vestido de Carolina Herrera en su primera cena de gala

Fue un día crucial para ella, y no decepcionó: Doña Letizia deslumbró con un diseño negro con transparencias de la diseñadora venezolana.

La Reina Letizia con un conjunto gris de Felipe VarelaLa Reina Letizia con un conjunto gris de Felipe Varela
Michelle Bachelet, Presidenta de Chile, ha sido la primera mandataria en ser recibida por los nuevos Reyes de Espña tras la proclamación de Felipe VI el pasado 19 de junio. A primera hora de la mañana, Don Felipe y Doña Letizia recibían a Bachalet en el Palacio de El Pardo, una recepción para la que Letizia repitió estilismo reciclando un dos piezas gris de Felipe Varela.

Una falda tableada y una chaqueta con bordados con pedrería en los ribetes y en los puños construían el total look de Varela que lució Letizia; un estilismo muy correcto para la ocasión. El calzado, como viene siendo habitual, fueron unos salones de ante de Magrit, su firma favorita junto a Manolo Blahnik. Se trata de un conjunto que le vimos por primera vez en 2008, en el almuerzo en el Palacio Real con el presidente de Yemen, Alí Abdullah Saleh, pero después de estrenarlo, lo ha lucido también en 2009, en el Primer Día Mundial de las Enfermedades Raras; en 2010 en la entrega del Garbanzo de Plata; y en 2013 en la entrega de los Premios Nacionales de Cultura.

Para la mañana optó por el gris, pero la expectación de todos estaba puesta en la noche. Si todos y cada uno de los eventos marcados en la agenda de Letizia llevan su correspondiente examen de estilismo, la noche del 29 de octubre fue especialmente reseñable. Doña Letizia dio su primera cena de gala como Reina de España, un acontecimiento único para ella y que aprovechó para, una vez más, dar una lección de elegancia a todo el mundo.

Don Felipe y Doña Letizia en su primera cena de gala como Reyes de EspañaDon Felipe y Doña Letizia en su primera cena de gala como Reyes de España

Esta cena de gala ha sido el momento en el que por primera vez se ha coronado como Reina luciendo los símbolos tradicionales de su condición como miembro de la realeza: el vestido largo y la tiara. La Reina Letizia estaba radiante: escogió el negro como color protagonista de su estilismo, un tono elegante, sobrio y muy adecuado para un evento de estas características.

El diseño era un vestido firmado por la modista venezolana Carolina Herrera cuya forma era entallada y se ceñía perfectamente a la delgada figura de Letizia. Tenía detalles de encaje negro, incorporaba algunas transparencias en la parte de la clavícula, y una pequeña cola en la parte de la falda. Sin duda, se trataba de una pieza muy elaborada, elegante y perfecta para una cena de gala.

Además, Doña Letizia supo complementar a la perfección su estilismo con una de sus piezas favoritas: la Tiara Floral de Diamantes que el gobierno español regaló a la reina Sofía con motivo de su boda en 1962. Un precioso accesorio con el que adornó su peinado de recogido trenzado con algunos retorcidos y raya en medio que despeja su rostro y con el que, sin duda, logra un beauty-look muy sofisticado.

La Reina Letizia con un vestido de Carolina Herrera en un acto oficialLa Reina Letizia con un vestido de Carolina Herrera en un acto oficial

Hairstyle y make up de diez

Doña Letizia también lució otro de los símbolos característicos de la realeza, el broche de Flor de Lis, un emblema heráldico de la dinastía Borbón que se incluye en la parte central de la tiara Princesa -con la que no la hemos visto todavía-. Unos sencillísimos pendientes estilo 'dormilonas' fueron el último accesorio llevó Doña Letizia.

Su 'make up' también fue el propio de una cena de gala real. Doña Letizia le dio mucho protagonismo al maquillaje, tanto a sus labios como a su mirada. Con un tono rojo intenso destacó sus labios y, para los ojos, se ahumó los párpados en tonos grisáceos y negros, además de una buena capa de máscara de pestañas que hizo mucho más profunda su mirada. También marcó sus pómulos con blush meloctón. Estilismo, accesorios, peinado y maquillaje fueron acertadísimos y de nuevo la Reina de España se corona como una de las más bellas del mundo.

Artículos recomendados