Menú
Botas de agua: guía de estilo

DRESS CODE

Botas de agua: guía de estilo

Las katiuskas comenzaron a utilizarse en el siglo XIX y hoy son un útil complemento de moda acorde con las últimas tendencias. Descubre cómo combinarlas para lucir un look de lo más in.

Protege tus pies del agua y el barro con unas botas de agua Protege tus pies del agua y el barro con unas botas de agua

¿Quién no ha tenido alguna vez unas botas de agua o como se conocen comúnmente, katiuskas? Desde pequeños llevamos este tipo de calzado para los días de lluvia, con las que saltábamos en los charcos, pero no te creas que este tipo de botas se quedan en la infancia, porque desde hace unos años, se encuentran entre los complementos, no sólo para la lluvia, si no para crear los looks más estilosos y casuales.

Qué son las botas de agua

Las katiuskas son un tipo de botas impermeables que no llevan cordones y que protegen el pie del agua de lluvia, barro e incluso nieve, llevando la suela de goma para que no resbale. En un principio se crearon para trabajar con ellas en el campo, para protegerse de condiciones climatológicas adversas ya que estaban hechas de caucho y vinilo, pero poco a poco, se han convertido en toda una tendencia de moda.

En realidad, estas botas de agua tienen su origen en 1817 gracias al Duque de Wellington, de ahí que se las conozca también como "Wellies", quien encargó a su zapatero de Londres, Hobb's, un modelo de bota para utilizar en el campo de batalla y que por la noche se pudiera llevar por debajo del pantalón.

Botas color verde para cacerías Botas color verde para cacerías
Como era de esperar, rápidamente se pusieron de moda entre el resto de caballeros ingleses, que no dudaron en lucir estas botas que en un primer momento estaban hechas de cuero, hasta que dieron el salto a Estados Unidos, donde comenzaron a fabricarlas de goma para aprovechar su impermeabilidad y además las tiñeron de verde camuflaje, pensando en las cacerías.

Este es el origen de las botas katiuskas, que toman su nombre de una zarzuela de Emilio González del Castillo y Manuel Martíalonso, ya que su protagonista llevaba este nombre y aparecía en escena con unas botas negras, de media caña, muy parecidas a las botas de agua.

Gracias a esto, apareció la gran marca de botas de agua británica, Hunter, que seguro que conoces, puesto que han hecho que este tipo de calzado sea uno de los complementos más deseados, sobre todo después de que la modelo Kate Moss las llevara a un festival y todo el mundo la copiara.

Diferentes tipos de botas de agua

Las botas de agua las podemos diferenciar por los materiales utilizados, la altura de la caña, las firmas, los colores, etc. pero realmente no son un tipo de calzado que varíe mucho, puesto que principalmente se trata de unas botas más o menos altas, que no llevan ni cordones ni velcros, es decir, son de una pieza, con la suela de goma.

Tipos de materiales: aunque las primeras "Wellies" se hicieron de cuero, al pensarse que serían ideales para la lluvia, se empezaron a utilizar materiales impermeables, como la goma para las suelas, el caucho o el policloruro de vinilo. También existen modelos que tan sólo llevan la parte inferior de goma, y el resto es de otros materiales, como cuero o piel.

Altura de la caña: con este punto nos referimos a la altura de la bota, ya que hay modelos que pueden llegar casi hasta la rodilla, siendo otros de media caña, y como está tan de moda este tipo de calzado, diversas firmas han apostado por los botines de caucho o incluso zapatillas.

Hay modelos que pueden llegar casi hasta la rodilla Hay modelos que pueden llegar casi hasta la rodilla

Firmas: la más conocida sin lugar a dudas es Hunter, como te hemos indicado antes, y en esta marca podrás encontrar miles de botas de agua, para que elijas según color, altura, etc. pero hay otras firmas que puedes tener en cuenta, como Le Chameau, Lowther, etc. así como las firmas low cost que también se han apuntado a esta moda.

Cómo elegir las que mejor nos sientan

Con las katiuskas ocurre lo mismo que con otros tipos de botas, que dependiendo de tu altura te sentarán mejor unos modelos que otros, porque lo ideal es que estas botas queden por mitad de la espinilla o un poco por encima.

También tienes que tener en cuenta que estas botas de agua son bastante rectas y tienen que quedar más o menos ajustadas a la pierna, sin que sobre demasiado, ya que hace feo, pero que tampoco aprieten demasiado.

Piensa que son un calzado casual y desenfadado, que te lo vas a poner con prendas ajustadas para que se vean y que lo ideal es llevarlas por fuera, así que debes probarte varios modelos hasta que encuentres las que mejor te ajustan, puesto que no a todo el mundo les sientan bien.

Cómo combinarlas con otras prendas

Claramente las botas de agua son una prenda para el otoño/invierno, aunque en algunas primaveras también van a ser necesarias y si te las compras, es para que se vean, a no ser que las necesites por motivos de trabajo, ya que el aire libre sea tu centro de trabajo, pero hoy estamos hablando de ellas como uno de los complementos de moda más deseados y vamos a ver con qué prendas sienta bien.

Kate Bosworth con botas Hunter en Coachella 2012Kate Bosworth con botas Hunter en Coachella 2012
Jeans: es la prenda con la que mejor quedan estas botas de agua, siempre eligiendo un modelo pitillo y ajustado para llevarlas por fuera del pantalón y que se vean. Cuando más desgastado esté el vaquero, más sensación casual darás a tu estilo con estas katiuskas.

Shorts: aunque te parezca una locura porque piensas que los pantalones cortos son para el verano, párate un momento a pensar que vas a un festival de música, donde el suelo suele ser de tierra y llueve, con estas botas de agua tendrías el look perfecto y además, conseguirías que no se te mojaran los pies con la lluvia.

Faldas: por supuesto, estamos hablando de minifaldas, porque ponerte estas botas de agua con una falda larga no queda nada bien, primero porque no se ven y segundo, porque supuestamente si te pones estas botas es porque llueve, así que no te pondrías una maxifalda. Así que con las minifaldas sucede lo mismo que con los shorts, aunque suene extraño, queda realmente bien.

Vestidos: en este caso hablamos de modelos casual y desenfadados, cortos y con un toque informal, puesto que estas botas no son para ir a grandes eventos.

Abrigos: consigue un look british total combinando estas botas de agua con un trench, aunque no es la única opción, porque realmente este tipo de calzado queda bien con cazadoras de cuero, vaqueras y abrigos informales, nada de modelos de paño o de piel.

Consejos y sugerencias

El primer consejo que podemos darte, es que si vives en una ciudad donde la lluvia es algo ocasional y sólo hay dos o tres veces al año, no es necesario que te compres unas botas de agua. Pero si quieres hacerte con uno de los complementos de moda, te sugerimos que compres un modelo low cost, puesto que no las vas a sacar partido.

Al revés te decimos si vives en un lugar donde la lluvia es una constante, porque no te vas a cansar de ponértelas, ya que, como has visto, encajan y combinan con muchos tipos de prendas, así que lo mejor es que hagas con unas buenas botas de agua, como las Hunter.

Otra cosa, intenta evitarlas los días de calor, porque si bien es cierto que en verano también llueve, no son las más idóneas para estas fechas, puesto que las katiuskas al ser de goma o caucho, lo único que van a hacer es darte más calor en el pie.

Cuida tus botas y mantenlas en buen estado Cuida tus botas y mantenlas en buen estado

También hay que tener en cuenta, que aunque sean unas botas de agua hay que cuidarlas y mantenerlas en buen estado, sobre todo cuando cambiamos de estación y van a estar varios meses guardadas en el armario.

Por supuesto, no son un calzado deportivo, pero si vas a salir a dar un paseo por la montaña o por la naturaleza, son perfectas, aunque ten en cuenta que para actividades más fuertes, tienes que elegir un tipo de calzado más adecuado para esos deportes.

Las botas de agua o katiuskas ya no son un calzado para trabajar o para ir a cazar, con el paso de los años se han convertido en uno de los complementos de moda más deseados, ya que con ellas creas looks casual y desenfadados, además de llevar los pies secos en los días de lluvia.

Artículos recomendados