Menú
Una mujer, dos vestidos: Amal Alamuddin, adicta a las flores bordadas de Giambattista Valli

PASIÓN FLOREADA

Una mujer, dos vestidos: Amal Alamuddin, adicta a las flores bordadas de Giambattista Valli

La mujer de George Clooney es una gran amante de la firma. Tanto que tiene incluso dos vestidos prácticamente diferentes. Uno de primavera 2014 y otro de esta próxima temporada estival.

Amal Alamuddin con un vestido Giambattista Valli de la primavera/verano 2015Amal Alamuddin con un vestido Giambattista Valli de la primavera/verano 2015

Normalmente los duelos de estilo se dan entre dos o más celebrities que han optado por el mismo look. Pero esta vez la cosa cambia. La pasión de Amal Alamuddin por las flores bordadas de los vestidos de Giambattista Valli nos lleva a hacer un duelo de estilo muy especial.

La mujer de George Clooney ha pisado la alfombra roja del estreno de la pelícila '¡Ave, César!' que protagoniza el actor con un vestido blanco corto de vuelo con flores rojas incrustadas muy propio para una cita de San Valentín.

Un modelo firmado por Valli que pertenece a la colección de la pasada primavera/verano 2015 con el que la abogada lucía piernas, como ya hiciera con otro muy similar lucido en su primera aparición como mujer de Clooney.

Amal Alamuddin con un vestido Giambattista Valli de la primavera/verano 2014Amal Alamuddin con un vestido Giambattista Valli de la primavera/verano 2014

Amal Alamuddin, fiel a Giambattista Valli y sus flores bordadas

Entonces lo hizo a bordo de un barco con el que recorría los canales de Venecia a la mañana siguiente de haberse convertido en marido y mujer con una gran boda celebrada el 27 de septiembre de 2014. Entonces escogió para la ocasión un vestido de Giambattista Valli también blanco con flores bordadas.

En aquella ocasión también presumía de piernas pero el diseño -de crochet-, que pertenece a la colección primavera/verano 2014 de la firma, era de manga larga y las flores bordadas rojas se combinaban con otras lilas. Ambos vestidos le sientan mejor imposible pero, si hay que quedarse con uno, optamos por el de la red carpet de Los Angeles.

Artículos recomendados