Menú
Muere la diseñadora Sophia Kokosalaki a los 47 años
Muere la diseñadora Sophia Kokosalaki a los 47 años

D.E.P

Muere la diseñadora Sophia Kokosalaki a los 47 años

Fue la creadora del vestuario de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004.

El mundo de la moda vuelve a desempolvar el uniforme negro para lucir el luto tras la pérdida de otra figura emblemática, Sophia Kokosalaki. La diseñadora de origen griego afincada en Londres moría a los 47 años en la capitán británica por motivos por ahora desconocidos. "Una brillante y talentosa diseñadora que reinventó el drapeado griego y lo elevó a la alta moda", era las palabras de la crítica de moda Melanie Rickey y la mejor definición de la diseñara y de lo que perdurará en el mundo de la moda tras su marcha.

Diosas griegas del siglo XXI

Nacida en la isla de Creta en 1972, la griega amó la moda casi desde la cuna gracias al los conocimientos que su abuela le dio sobre macramé y ajiro. Esto se arraigaron tanto en ella que, pese a emigrar a Londres para estudiar en la famosa escuela de diseño Central Saint Martins. "Yo estaba dispuesta a abandonar mi hogar, mi país, mi estilo de vida, mi todo, por entrar. Pensé que mi vida terminaría si no entraba. ¡O me admitían o me pegaba un tiro!", le reconoció en una ocasión a Mower durante una entrevista. Y aunque no lo hizo a lo consiguió a la primera, acabó graduándose en 1998 y tan solo un año más tarde ya subió sus creaciones a la pasarela de la Semana de la Moda de Londres.

En sus diseños mezclaba las influencias de su tierra natal creado vestidos que emulaban a las capas de las diosas griegas pero en una versión moderna, chic y funcional del siglo XXI. Rápidemente sus diseños fueron también objeto de grandes celebridades que no dudaron en vestirlos en alfombras rojas. Anne Hathaway, Kate Hudson, Alexa Chung fueron algunos nombres que se convirtieron en las diosas de Kokosalaki. Pero sin duda el hito de su carrera fue en 2004 siendo escogida para diseñar el vestuario de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Atenas, volviendo así a su tierra natal reconvertida en una diseñadora de éxito pero unas raíces más fuertes que nunca.

Artículos recomendados