Menú
Carlota Casiraghi se convierte en embajadora de Chanel
Carlota Casiraghi se convierte en embajadora de Chanel

NUEVA ETAPA

Carlota Casiraghi se convierte en embajadora de Chanel

Tras años siendo el rostro de Saint Laurent, la joven ahora se convierte en imagen de la que un día fue la firma de Karl Largerfeld, gran amigo de la Princesa Carolina de Mónaco.

Por sorprendente que parezca, no será hasta enero de 2021 que Carlota Casiraghi se convierta en imagen de Chanel a pesar de la estrecha relación que mantuvo durante muchos años Karl Largerfeld y la Princesa Carolina de Mónaco. Una evolución natural al tomar la joven el relevo de su madre de igual forma que Virginie Viard lo hizo tras el fallecimiento del conocido como Kaiser de la moda.

"Este anuncio sella una larga relación basada en la confianza y a la amistad, iniciada por Karl Largerfeld y continuada hoy por Virginie Viard. Cercana a la casa desde su adolescencia, fotografiada por la diseñadora para el libro 'The Little Black Jacket: Chanel's Classic Revisited', de Karl Lagerfeld y Carine Roitfeld en 2012... Charlotte Casiraghi siempre ha sido fiel a la Maisón, asistiendo a numerosos eventos y espectáculos de Chanel y luciendo regularmente sus creaciones", presume la firma a través del comunicado oficial con el que da a conocer tan esperada noticia.

Toma el relevo de la Princesa Carolina

Lo cierto es que la joven apostó siempre por la firma francesa durante varios años para asistir al Baile de la Rosa, el tradicional evento benéfico organizado por su propia madre y cuyo Director creativo fue Lagerfeld desde el año 2000 hasta su propia muerte. Una tradición que se perdió de manera fulminante en cuanto Carlota Casiraghi comenzó también a hacer carrera en el mundo de la moda.

Al igual que hizo su madre cuando era una de las grandes protagonista de la noche parisina vistiendo prendas de Chloé diseñadas por Karl Lagerfeld, su hija también apostó por una imagen de joven monarca más desenfadada, rebelde y cercana a su público firmando como imagen de una de las marcas Alta costura que mejor iban con este ideal: Saint Laurent bajo la batuta de Anthony Vaccarello.

Pero parece que esa Carlota Cashiraghi de melena despeinada y los looks de cuero, blazers, jeans y camiseta serigrafiadas ha dado el paso ya de joven a mujer y, con él, un cambio de imagen que se asemeja ya al de la Princesa Carolina. Una apuesta por unos patrones y cortes más conservadores que perduran en el tiempo prácticamente desde los años de Coco Chanel y que Lagerfeld consiguió convertir en atemporales gracias a impresionantes coleccciones. Además, junto a este anuncio se ha hecho saber también que la monarca protagonizará también la colección prêt-à-porter primavera/verano 2021 de la firma.

Artículos recomendados