Menú
Moschino da vida al reciclaje entre cajas de cartón y papel de revista sobre la Milán Fashion Week
Moschino da vida al reciclaje entre cajas de cartón y papel de revista sobre la Milán Fashion Week
FW 17/18

Moschino da vida al reciclaje entre cajas de cartón y papel de revista sobre la Milán Fashion Week

Jeremy Scott ha vuelto a sorprender a todo el mundo con sus diseños para la próxima temporada, cargados de elementos de reciclaje.

Muñecas recortables, barbies, comida rápida, Super Mario Bross y un sinfín de de impensables elementos ya han subido a la pasarela de la mano de Moschino. Jeremy Scott, su director creativo, aumenta cada año las expectativas ya que sus colecciones suelen ser una gran sorpresa para todo el planeta.

En esta ocasión, sobre la Milán Fashion Week, la firma italiana se ha inspirado en el reciclaje para la realización de sus prendas otoño/invierno 2017/2018. Un show decorado con cajas de cartón unidas mediante cinta adhesiva por el que han desfilado trajes tan inimaginables como papel de burbujas o trozos de revistas.

Top de reciclaje de Moschino otoño/invierno 2017/2018 en la Milán Fashion WeekTop de reciclaje de Moschino otoño/invierno 2017/2018 en la Milán Fashion Week
Por si esto fuera poco, Moschino ha reunido a las modelos más importantes e influyentes del momento. Kendall Jenner, Gigi y Bella Hadid coincidieron en el desfile de la marca, que normalmente cuenta con todas ellas tanto en sus campañas como en las diferentes Fashion Weeks.

El reciclaje también desfila

La peculiar propuesta de Moschino para la próxima temporada invernal comienza con el color camel y marrón en vestidos, gabardinas, faldas e incluso trajes de chaqueta similares a las cajas de cartón o sobres. Además, para completar el total look se añaden bolsos y botas altas con el mismo estampado que el resto de prendas.

Los recortes de revistas se unen para formar todo tipo de prendas, destacando el estampado de ositos característico de la marca, e incluso bolsas de basura de color negro se añaden en vestidos con flecos o faldas. El reciclaje cobra aún más vida con un top elaborado a base de plásticos, cartones y botellas, aunque cabe destacar los vestidos-bolsa de plástico serigrafiadas con el logotipo de la firma y los conjuntos elaborados como si de papel de burbujas o chapas se tratase.

En cuanto a las siluetas, en esta ocasión son muy marcadas y femeninas. Los escotes asimétricos toman más fuerza que nunca, mientras que las faldas de corte midi y mini se combinan con chaquetas decoradas con botones dorados, al más puro estilo vintage. En definitiva, un desfile único y mágico que solo sería posible con Jeremy Scott y Moschino.

Artículos recomendados