Menú
La metamorfosis de Gucci y Adidas revoluciona la Semana de la Moda de Milán
La metamorfosis de Gucci y Adidas revoluciona la Semana de la Moda de Milán

MFW

La metamorfosis de Gucci y Adidas revoluciona la Semana de la Moda de Milán

Alessandro Michele juega con la estética más Gucci mezclándola con los códigos deportivos para crear una moda metamórfica y reencantada.

Este viernes 25 de febrero algo antes de las 15:00 la sede de Gucci de Milán (la antigua fábrica de Caproni ahora reconvertida en el centro neurálgico de la marca dentro de una arquitectura de principios del siglo XX) abría sus puertas para dejar entrar a celebridades como Rihanna y A$AP Rocky -los futuros papás más cool- a un espacio lleno de espejos y luces de colores que daban lugar a una pasarela que emanaba surrealismo gracias también a sus paredes de espejos que devolvían a los allí presentes una imagen distorsionada de lo que ellos mismos reflejaban. Y de ahí partía la idea del Director creativo de al marca para la próxima temporada otoño/invierno 2022/2023.

"Utilizo la metáfora del espejo mágico para acercarme al poder fantasmagórico de la moda. Un poder sagrado que irradia desde la superficie de los tejidos. Y ahí es donde trabajo, sobre esta superficie táctil, a través de referencias cruzadas, alteraciones, lagunas e injertos. Yuxtaposición de mundos y significados. Alteración de la estabilidad de la percepción. Manipular y magnificar lo existente. A través de estas intervenciones, celebro la ropa como verdaderos laboratorios ópticos: máquinas marinas que pueden dar a luz cuentos de hadas de metamorfosis y reencantamientos", era la propia explicación de Alessandro Michele minutos antes de dar comienzo el desfile a través de las redes sociales de la marca.

Exquisite Gucci

Y esas "referencias cruzadas", "alteraciones", "lagunas e injertos" y hasta "yuxtaposiciones" venían, para ser más concretos, de la unión de Gucci con una de las firmas deportivas más importantes del mundo, Adidas. Con el streetwear convertido en uno de los estilos cada vez más reinantes en el mundo de la moda, el Director creativo de la da una vuelva de tuerca más (producto de esa metamorfosis y reencantamiento del que habla) para convertir de lo deportivo en elegante, desdibujando así la línea que separa un mundo del otro para que sea hasta imposible distinguirlo.

Y así se presentó sobre la pasarela y el streaming en directo que permitió a todo el mundo ser testigo de esta metamorfosis. Michele fue fiel a la esencia Gucci, ese imanginario retro de cortes propios de los años 70 y 80 que tanto caracteriza a la marca desde hace unos años y que la convirtió en uno de los referentes en la disrupción en la moda masculina para acabar, precisamente, con esa diferenciación entre masculino y femenino.

Una transgresión ya asentada que ahora permite jugar un poco más y mezclar lo deportivo con lo elegante, los trajes y vestidos con esas tres rayas que tanto caracterizan cualquier diseño de Adidas. También da lugar a prendas que a simple vista parecen imposibles o incompletas como gabardinas si uno de los laterales o incluso particular vestido de novia que cerró el show que era completamente negro y que por momentos era una prenda deportiva y por otros elegante y hasta nupcial. Todo convergía en el logo que aparecía en la mayoría de los looks que mezclaba el nombre Gucci con el trébol de tres puntas de Adidas.

Artículos recomendados