Menú
Jonathan Saunders

Jonathan Saunders

Con su llegada al frente de su propia firma en el año 2003 todo fueron alegrías y buenas críticas; pero con las sucesivas despedidas de los más grandes durante la segunda década del nuevo siglo, el nombre de Jonathan Saunders se sumó a la lista de los diseñadores con más talento y reconocimiento que debía abandonar. Pese a que su trabajo se sigue apareciendo en numerosas colaboraciones y bajo su tutela en grandes firmas, el artista tuvo que renunciar a una parte muy importante de él mismo: su marca.

El diseñador escocés Jonathan SaundersEl diseñador escocés Jonathan Saunders

Desde tierras escocesas

Según las estadísticas, las mayores casas de moda se sitúan en el Milán más cosmopolita, en las calles enigmáticas de Nueva York y en el estilo pulcro de la capital Londinense. Y el nombre de Jonathan Saunders es el mejor ejemplo de todo ello, ya que ha conseguido aunar todo ello en su propia experiencia y conocimiento.

Es sabido que la sabiduría no surge de un día para otro, sino que se necesita perseverancia y mucho tiempo para poder conseguir dominar una materia. Pero, también es cierto, que muchos nacen con esa estrella que les diferencia de todos los demás. Este es el caso del diseñador escocés.

Sus diseños transgresores y el arte de que rodea toda su vida, tanto personal y como laboral, le han dotado de esa particularidad tan suya que le diferencia de todos los demás profesionales de su sector. Codeándose con los mejores, Jonathan Saunders ha conseguido elevar su nombre a la categoría de histórico.

La apertura de un sueño

En el año 2003 se lanza a una de las mayores aventuras dentro del sector textil: lanzar su propia firma de moda, situando su estudio en Cross Street. Y, como no podía ser de otra manera, el nombre de Jonathan Saunders como principal diseñador novel aparece en la Fashion Week de Londres de ese mismo año.

Su relación con las esferas más importantes del mundo textil siempre ha sido notable, pero en el caso de la Semana de la Moda siempre ha sido una de sus constantes. Bajo su mismo nombre, Saunders ha presentado sus propuestas de temporada en las pasarelas de la capital londinense durante cinco años seguidos.

A partir de 2008 se trasladó a Nueva York, donde buscó un nuevo enfoque, una inspiración más novedosa y un mercado más amplio. Aunque regresó a su país natal en 2010 para presentar sus propuestas hasta 2015, cuando definitivamente se vio obligado a cerrar su firma.

La modelo Poppy Delevigne en el desfile del diseñador en la Fashion Week de Londres de 2013La modelo Poppy Delevigne en el desfile del diseñador en la Fashion Week de Londres de 2013

Una experiencia única

Pese a que su talento era notable y su firma alabada, en el año 2015 su sueño se vio truncado. Tras más de diez años con la marca que llevaba su nombre, Jonathan Saunders tuvo que cerrar las puertas de su colección por motivos personales, según afirmaba él mismo. Aunque muchas voces críticas entendieron que la marca sufría una crisis textil, de la cual no pudo salir.

Aun así, el diseñador escocés era sinónimo de modernidad y distinción, convirtiéndose en toda una eminencia en el Reino Unido. Además, sus trabajos anteriores le aportaban cierto prestigio, ya que estuvo trabajando con los más grandes, tanto antes como durante y después de su firma.

Un universo femenino

Al igual que ocurre con la mayoría de las grandes firmas de moda, Jonathan Saunders se centró en el diseño femenino. Desde el inicio de su carrera en solitario, el diseñador escocés demostró una técnica impecable que venía siempre mezclada con aires extraídos de su inspiración artística. Unas siluetas perfectas que se acompañaban de un colorido excelente y elegante a su vez.

Más adelante, casi hacia el final de su trayectoria como fundador de su propia firma, Saunders lanzó una línea masculina en 2012 y una de gafas de sol en 2014. Estos dos acontecimientos demostraban sus ganas por intentar reflotar una de las jóvenes promesas del mundo textil inglés.

Su especialidad siempre fueron los prints y el tratamiento de los tejidos, que fue por lo que se licenció y se demostraba en cada una de sus colecciones. Es más, su primera colección fue en 2002, justo al graduarse en la escuela Central Sant Martins, con una colección inspirada en el conocido éxito 'Yellow Submarine' del grupo The Beattles. Esta línea le sirvió para consagrarse con el primer premio de su carrera: Lancome Colour Award.

Premios con sabor a gloria

Dentro de su firma homónima, Jonathan Saunders acumula diversos premios que le avalan como diseñador de culto y de prestigio. Uno de los más llamativos es el Elle Style Awards a Mejor Diseñador Británico del Año 2007. Además, cuanta con el British Fashion Council de Vogue en el 2012 y en British Fashion Award al Talento Emergente por su nueva línea masculina presentada ese mismo año.

La colección Summer 2016 fue la última presentada por Jonathan Saunders para su firma homónimaLa colección Summer 2016 fue la última presentada por Jonathan Saunders para su firma homónima

Una mano experta

Aunque su firma cerrara en el año 2015, su trabajo antes, durante y después de esta aventura en solitario le han servido para seguir creciendo en el sector textil y mejorar - más si cabe- ciertos aspectos directivos. Es más, él ha sabido rodearse de los buenos talentos. Tanto es así que su nombre se ha relacionado en diversas ocasiones con personajes de la esfera del diseño de interiores y de artistas de todo tipo, además de los diseñadores y modelos de prestigio del momento.

Algunos de sus trabajos más llamativos son las colaboraciones junto a Alexander McQueen, la diseñadora francesa Phoebe Philo durante su periodo en Chloé o con el aclamado Christian Lacroix para Pucci. Tras cerrar su firma, Jonathan Saunders se encargó de la dirección creativa de la marca Diane Von Furstenberg, presentando su primera colección oficial en el año 2017.

Por otro lado, el nombre del escocés ha estado ligado también a otra serie de marcas. Por ejemplo, llegó a colaborar con grandes casas conocidas como Topshop, Target y Debenhams. De las dos primeras se le ha recordado con más insistencia gracias a los diseños atractivos y accesibles del diseñador.

Además, por si se le pretende olvidar, las mujeres más influyentes del panorama actual han sido sus grandes musas. Jonathan Saunders ha llegado a diseñar el vestuario de la Primera Dama Michelle Obama, la cantante Madonna, la actriz Sienna Miller y la modelo Poppy Delevigne.

Artículos relacionados

Sarah Jessica Parker sigue de promoción: Chanel, Prabal Gurung, Vera Wang...

Sarah Jessica Parker sigue de promoción: Chanel, Prabal Gurung, Vera Wang...

La actriz ha desembarcado en Australia para presentar su último trabajo y vuelve a deslumbrar con looks tan llamativos como arriesgados.

Fotos relacionadas