Menú
Conoce LIXO Atelier, la marca de bisutería fabricada con la basura recogida en playas de Louro
Conoce LIXO Atelier, la marca de bisutería fabricada con la basura recogida en playas de Louro

SEGUNDA VIDA

Conoce LIXO Atelier, la marca de bisutería fabricada con la basura recogida en playas de Louro

María de Dina es una joven de 22 y se esconde detrás de la firma que además hace un ejercicio de concienciación sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente.

De media, cada español genera al año 442 kilos de residuos según investigaciones de la Universidad EAE Business School (y recogido por Ecoembes). Una nimiedad de cifra teniendo en cuenta que 7 millones de toneladas de residuos se arrojan al año a los mares y océanos en todo el mundo según Ambiente Europeo. Botellas de plástico, latas, bolsas, colillas de cigarros, pilas, neumáticos... todo lo que nos podamos imaginar y más acaba depositando en el agua. Una acción que no deja de repetirse durante 12 meses cuyo impacto puede durar años, décadas y casi siglos.

Según Ecoalf, las colillas tardan 5 años en desintegrarse; una bolsa, 20; una lata, 200; una botella de plástico, 450; y una botella de cristal, cerca de 700. En España, la esperanza de edad para los hombres es de 85,8 años y en las mujeres de 90. En mejor de los casos, como puede ser una bolsa de plástico, esta dura en el mar una cuarta parte de nuestras vidas. Y no estamos hablando de una, desgraciadamente.

Por suerte, este tipo de peligro que suponen nuestras acciones del día a día están cada vez más en la conciencia de la gente, especialmente de los más jóvenes, que no es que se pregunten qué mundo les va a quedar a sus nietos o a sus hijos, sino en qué clase de mundo están viviendo ellos mismos. Un claro ejemplo de ello es María de Dina, una joven de 22 años que acaba de lanzar su propia marca de bisutería, LIXO Atelier. Lixo, que es 'basura' en gallego, consiste en piezas de resina al más puro estilo Y2K, pero que cuentan con la singularidad de estar fabricadas con residuos que ella misma recoge en las playas de su Louro (A Coruña) natal.

Entrevista

Bekia: ¿Qué papel jugaba el reciclaje en tu día a día antes de que fuese parte fundamental de tu marca?

María: Más que el reciclaje, el respeto para el medio fue lo que siempre tuvo un papel muy importante en mi casa, y dentro de eso ya estaba el reciclar. En mi familia se trabajó siempre en el mar y al mismo tiempo era un lugar de ocio; y con el monte igual, cuidarlo era también parte del trabajo.

B: ¿Cómo le explicarías a alguien que puede estar más desconectado de los entornos naturales por su lugar de procedencia y que no se lo piensa ni un segundo a la hora de ensuciar cualquier lugar?

M: Puede que sea más ajeno para la gente que no vive en la naturaleza este tema de la responsabilidad por mantener bosques y playas limpias, pero el trabajo no se trata de recoger la basura que ya hay, sino de producir y tirar menos. Eso no solo se hace en lugares como los pueblos de Galicia, estés donde estés tus actos tienen un impacto directo sobre los ecosistemas. Cuando se ensucia en pleno centro de Madrid, también se está ensuciando los mares y los bosques (no tenemos sistemas de reciclaje eficientes), cuando se llenan de tinta los ríos en Bangladesh, se están ensuciando también los océanos...

B: ¿Cómo se te ocurre que la basura que recoges en la playa se podía convertir en bisutería? ¿Se te ocurrieron antes otras opciones?

M: Cuando empecé a pensar cuál sería el concepto de mi Trabajo de fin de Grado sabía que estaría relacionado con el mar y desde una perspectiva ecológica. Fue durante un paseo por la playa cuando iba viendo todo la basura que arrastraba el mar hasta la orilla cuando decidí hacer algo con eso. Normalmente siempre lo recogía y lo tiraba al irme, pero pensé en porqué no darle una segunda vida. Hacer por ejemplo una colección de moda es algo largo y muy complejo, tenía que empezar con algo más pequeño. Mucha gente hace joyas con conchas y elementos sacados de nuestras playas, ¿por qué no hacerlo con la basura? La hay de muchas formas y colores, es precioso realmente, pero no en las playas.

B: ¿Con qué tipo de basura sueles encontrarte?

M: Lo que más encuentro son redes y otros artilugios de pesca. Hay estudios que afirman que la mayor parte del la basura en los océanos es este tipo de objetos, y son mucho más mortales para las especies marinas. Muchos trabajadores del mar no respetan. También aparecen otro tipo de residuos, botellas o bolsas, pero en menor cantidad.

B: ¿Y qué es lo que más usas para tus creaciones?

M: Solo hago productos con cabos y redes de pesca que me encuentro. Esa es la temática de Lixo, reutilizar los artilugios que ya no se pueden usar para su trabajo y darles una segunda vida.

B: ¿Cómo es el proceso de fabricación? ¿Están 100% hechas a mano o tienes que ayudarte de algún aparato?

M: Para fabricar este tipo de piezas se trabaja con moldes de silicona que también hago yo la gran mayoría; y con resina, una con certificado BIO. Después de recoger la basura la selecciono y la limpio, luego la coloco en moldes según las piezas que quiera hacer. Se prepara la resina, se echa en los moldes y tengo que esperar 24 horas a que se seque para desmoldar. Después de esto viene la parte más tediosa: lijado, pulido, colocación de enganches si los lleva... y dar brillo final. Todo lo hago a mano, únicamente para algún lijado y para hacer agujeros de las 'conchas de basura' que van en los collares uso alguna herramienta. De quien me ayudo realmente es de mi madre, entre las dos lijamos las piezas que dan más trabajo.

Proceso de creación de las joyas de LIXO Atelier | Fotos: Cortesía de LIXO / Anxo BeiroProceso de creación de las joyas de LIXO Atelier | Fotos: Cortesía de LIXO / Anxo Beiro

B: Entiendo que los modelos tienen cierta exclusividad, ¿no? Los materiales de los que dispones dependen de lo que te devuelva el mar.

M: Todas las piezas son exclusivas y limitadas, tengo el condicionante del material que voy encontrando, y aún que haga dos piezas con el mismo molde nunca son iguales.

B: Y teniendo tanta conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, ¿cómo acabas estudiando diseño de moda? Esta industria es una de las más contaminantes del mundo.

M: El hecho de estudiar diseño de moda fue algo bastante repentino, me interesaba ese mundo y quise saber más. La realidad de esta industrias es horrible, pero cada vez somos más los que buscamos el cambio e intentamos hacer las cosas de forma ética.

B: ¿Qué tal va la marca?

M: El proyecto de LIXO tiene muy buena acogida. A la gente le interesa y se sorprende de todo lo que se puede hacer con los residuos.

B: ¿Qué futuras ideas tienes para LIXO? ¿Nuevos productos? ¿Algo que te gustaría hacer?

M: Hay algunas ideas en camino, colaboraciones y nuevos productos. Me gustaría hacer lo que realmente me gusta, moda, pero como ya dije, es algo mucho más complicado, así que poco a poco.

Artículos recomendados