Menú
Las diez peor vestidas de la historia de los Oscar

LOS PEORES LOOKS

Las diez peor vestidas de la historia de los Oscar

Las invitadas que no supieron acertar con su look a lo largo de la historia de los Oscar.

De cara a la gala de los premios Oscar que se celebrará este domingo 26 de febrero en el Teatro Kodak de Los Ángeles, nos preguntamos cómo acudirán las estrellas invitadas y sobre todo con qué look pasearán por la alfombra roja.

Se enfundan en envidiados vestidos de alta costura en la gran noche del cine, para ser luego también objeto de crítica y análisis. Pero en alguna que otra ocasión no querríamos estar en la piel de aquellas que no aciertan con el look de la noche.

El primer puesto de la lista podría esta encabezado por el look de la artista Björk con el que acudió a la gala de los Oscar de 2000, año en el contaba con una nominación por su actuación en 'Dancing in the dark'. Y más que un vestido, la cantante islandesa decidió colgarse al cuello, nada más y nada menos, que un cisne. El modelo llevaba la firma del diseñador macedonio, Marjan Pejoski. Si este atuendo ya fue ampliamente criticado aquel año, a día de hoy todavía se le recuerda como uno de los vestidos más icónicos y, sobre todo, más comentados en la historia de los Oscar.

En 1989, Demi Moore se equivocó al asistir al evento con unos pantalones ajustados tipo ciclista, combinados con un vestido de terciopelo con corsé, que terminaba en forma de cap, con un estampado dorado. En definitiva, un look que todavía seguimos sin entender.

Dejaron el glamour en casa

Cher también se lleva la palma en esto de elegir estilismos para la mayor fiesta del cine. En 1986 aparecía con un vestido de dos piezas de Bob Mackie acompañado de una llamativa peluca negra. Dos años después paseó por la alfombra roja con un vestido negro de transparencias, que poco dejaban para la imaginación. Eso sí, la cantante ahorró en tela, pero no en pedrería.

Las tres celebrities que ocupan los primeros puestos de las peor vestidas en los oscarBjörk, Demi Moore y Cher ocupando los primeros puestos.

Otra actriz que se decantó por unas semitransparencias fue Gwyneth Paltrow, que lució un diseño de Alexander McQueen en los Oscars de 2002 con muy poca gracia. Ni siquiera su peinado consiguió dar vida a su estilismo esa noche.

Ese mismo año, Jennifer Connelly recogía su premio con un vestido de un color demasiado apagado y volantes. Además de no favorecerla, lo remató plantándose un fular al cuello que a parte de ser extremadamente largo, sin duda, le sobraba.

Uma Thurman quiso darle un toque original a la gala de los oscars de 20004, pero se ganó el título de una de las peor vestidas de la noche con un vestido blanco con detalles dorados de Christian Lacroix y con un fajín azul. Un look que empobrecía el natural atractivo de la actriz.

Una más de la familia Adams.

Con un look totalmente gótico hizo su aparición en la gala del año 2000 la irreconocible Angelina Jolie. Parece mentira que la que hoy es una de las mujeres más elegantes sobre la 'red carpet' pudiera pasearse con un estilismo realmente siniestro.

Tres celebrities que no acertaron con su lookGwyneth Paltrow, Jennifer Connelly y Uma thurman tampoco supieron acertar.

Ni la capelina de flecos ni el bolso que llevó kate Hudson a los premios de 2001 convencieron, siendo también uno de los looks más comentados de la noche.

Por lo visto nadie le avisó a Kate winslet que el rojo y el rosa no eran la mejor combinación para acudir al evento, razón también se merece estar en nuestra lista de las peor vestidas en la historia de los Oscar.

Y para terminar nuestro ranking de las celebrities peor vestidas en la historia de los Oscar te dejamos con el enorme vestido de Kim Basinger con un escote desigual. ¿La razón de su desacierto? Lo diseñó ella misma.

Artículos recomendados