Menú
Calzado para novias: ¿qué tacón es el más adecuado?
CALZADO CÓMODO

Calzado para novias: ¿qué tacón es el más adecuado?

El día de tu boda es el acontecimiento más importante de tu vida. Para disfrutar al máximo de este día aprovecha la comodidad de las últimas tendencias en zapatos de novia.

Los tonos pasteles el día de tu boda son un buen resultadoLos tonos pasteles el día de tu boda son un buen resultado

¿Estás a punto de casarte? ¿Ya tienes vestido pero te falta el calzado? No desesperes. En Bekia hemos preparado la guía definitiva para que elijas el tipo de calzado y tacón que mejor te va. Es tu gran día así que prepárate para lucirte. ¡Seguro que triunfas!

Es indispensable que elijas unos zapatos que te gusten y que combinen bien con tu vestido de novia, pero también es importante que tengas en cuenta la comodidad. Si no estás acostumbrada a llevar tacón todos los días, quizá no sea muy buena idea que te hagas con unos stilettos de 15 cm de alto. Piensa que, en teoría, deberás aguantar con ellos toda la noche. Siempre te puedes cambiar al zapato plano cuando llegue la hora de bailar... pero no es igual de glamouroso.

1. La altura del tacón

Puedes optar por unos zapatos planos si te apetece. El mundo de las bodas se ha vuelto mucho más flexible durante los últimos años. Incluso hay algunas novias que se atreven a llevar zapatillas de tela tipo Converse. Haz aquello con lo que vayas a sentirte tú misma. Si te casas en el campo o la playa, unas sandalias planas, de tiras, pueden ser el complemento adecuado. Quedan bien con vestidos bohemios, sencillos o de corte minimalista. Si tu vestido es de corte princesa, opta por unas bailarinas joya. Quedan de maravilla.

La comodidad debe brinda por su presencia en este día especialLa comodidad debe brinda por su presencia en este día especial

Si no sueles llevar tacón pero este día no puedes resistirte a hacerlo, entonces opta por el tacón medio. Estarás más cómoda y muy favorecida, porque alargarás tu silueta. Además, es más fácil andar con ellos por lo que podrás caminar hasta el altar con dignidad y elegancia. Este tipo de tacón también es adecuado para aquellas novias que se casan con un chico que no es mucho más alto que ellas. Se considera que un tacón es medio cuando no sobrepasa los 10 cm. Tampoco debes descartar el kitten, muy bajo, pero adecuado si buscas un look naïf y sobre todo, cómodo.

El 'taconazo' solo está permitido para las expertas en llevarlos, las que no salen sin ellos a la calle, que además se casen con un hombre bastante más alto que ellas. Estas novias podrán pasar la noche entera bailando subidas a sus zapatos sin que les duelan los pies.

2.La forma del tacón

¿De aguja, ancho, con cuña? Qué difícil. La clave para acertar está en la localización. Por ejemplo, si te casas en el campo no se te ocurra llevar tacón de aguja, ¡te hundirás en la hierba! En este caso lo más apropiado es la cuña, aunque un tacón ancho, cuadrado, tipo años 60 también será adecuado y demás está de máxima actualidad. En realidad, este tacón te puede servir para cualquier circunstancia y tiene la ventaja de que es más llevable y elegante que los otros.

Los de aguja, por tanto, resérvalos para localizaciones más tradicionales, como un salón, la iglesia o el restaurante. Aquellos que tengan un pavimento resistente que te permita andar y bailar con ellos sin ningún problema.

Una opción con éxito es elegir zapatos con pedreríaUna opción con éxito es elegir zapatos con pedrería

3. Plataformas, ¿sí o no?

Las plataformas tienen muchas fans pero también muchos detractores, y es que, si son demasiado altas, pueden resultar un tanto antiestéticas. La gran ventaja que tiene este tipo de zapato es que te permite llevar más fácilmente un tacón mucho más alto. Nuestro consejo es que si tu pareja es mucho más alto que tú y no estás acostumbrada a caminar, ni mucho menos bailar, con tacones, elijas unos con plataforma. Así podrás subir unos centímetros más sin necesidad de sufrir en exceso.

De no ser así, nuestra recomendación es que te decantes por un zapato sin plataforma. Son mucho más elegantes y el día de mañana, cuando veas las fotos y hayan dejado de ser tendencia, no te arrepentirás de haberlas lucido en tu gran día.

4. Abiertos o cerrados

Todo depende de la hora del día a la que te cases. Como norma general, para las bodas de día se recomienda el zapato abierto, ya sean sandalias o tipo peep-toe (los que enseñan solo los dedos), pero si es invierno, puedes lucir un calzado cerrado. Ten en cuenta que deberás llevar la pedicura perfectamente hecha. No valen los talones agrietados ni las uñas sin pintar. Y ni se te ocurra ponerte medias, aunque sean transparentes. Es totalmente antiestético y nada elegante el que se vean unas uñas perfectamente pintadas de rojo, o de cualquier otro color, con las medias por encima.

La longitud del tacón debe ser medio para una mayor comodidadLa longitud del tacón debe ser medio para una mayor comodidad

Para la noche entran también en juego los pumps, los zapatos cerrados con puntera redonda o afilada. También puedes elegir sandalias o peep-toes. Aquí tienes permitido sacar la artillería pesada y ponerte zapatos con pedrería.

Muchas novias actuales se decantan por llevar botines el día de su boda. Si la temática es campestre y si el vestido es bohemio y lo acompañas de una corona de flores puede ser una buenísima idea. Formarán parte del conjunto y aunque llamarán la atención, causarán una buena impresión. Pero olvídate de llevar botines con un vestido tradicional o incluso con uno corto si tus piernas no son demasiado largas porque achatarán tu figura.

5. El color perfecto

Tradicionalmente los zapatos de novia siempre son blancos, igual que el vestido. Eso era así hasta que Carrie Bradshaw, el personaje interpretado por Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York, se casara con unos Manolos de un impresionante color azul. Desde que tenemos esa escena clavada en nuestras retinas, son muchas las novias que optan por ponerle un toque de color a su look con los zapatos. Y es que puede ser una gran idea para las que buscan darle un aire moderno a su vestido.

Olvídate de llevar botines con un vestido tradicional o incluso con uno cortoOlvídate de llevar botines con un vestido tradicional o incluso con uno corto

Además del blanco y el azul marino, nuestros colores favoritos para el calzado de novia son:

El magenta también conocido por orquídea radiante según el Instituto Pantone. Es elegante, femenino y muy sofisticado. Además, queda genial con el blanco. El rosa palo, o rosa cuarzo. Más discreto. Nos gusta para vestidos cortos en bodas civiles. Sobre todo queda bien en zapatos de tacón cuadrado con pulserita y bailarinas.

El plateado es perfecto para estas ocasiones, sobre todo si te decantas por darte un capricho y te compras un zapato de diseño, porque podrás aprovecharlos para muchos otros eventos. Rojo o granate. Este solo es apto para las más atrevidas. Conjúntalo con el color de tu ramo y causarás sensación.

Artículos recomendados