Menú
Jesús del Pozo se despide en Cibeles con su colección para la primavera de 2012

PASARELA CIBELES

Jesús del Pozo se despide en Cibeles con su colección para la primavera de 2012

El último desfile del diseñador termina con el público en pie e invitados al borde de las lágrimas.

El pasado día 13 nos vimos obligados a despedirnos del diseñador Jesús del Pozo y hoy él nos dice adiós con su última colección, a título póstumo, que pone fin a una carrera llena de éxitos y esfuerzos por dignificar la moda española como industria.

Diseño de Jesús del Pozo para primavera de 2012Diseño de Jesús del Pozo para primavera de 2012

Ana Botella, Iñaki Gabilondo y su mujer, Espido Freire o compañeros de profesión como Agatha Ruíz de la Prada y Modelo Lomba, se encontraban en las primeras filas cuando se apagaron las luces. El taller original de Jesús en el fondo de la pasarela iluminaba a dos figuras femeninas mientras en el recinto sonaba 'My man'. Tras más de un intenso minuto donde no faltaron los aplausos, comenzaba el desfile, en una primera parte donde el blanco y los cortes rectos fueron los protagonistas.

Tank tops, pantalones palazzo y pitillo en finísimos materiales o túnicas metalizadas fueron las primeras propuestas. Éstas se combinaron con chaquetas sin costuras, ajustadas a la cintura y formando un drapeado que moldeaba las solapas. Verde musgo, marrón y beige fueron los siguientes tonos en hacer acto de presencia. Los diseños de corte recto se decoraron con finísimos detalles metalizados en las mangas, hasta que el abullonado surgió en la pasarela madrileña en una falda en rojo teja.

El tul se postuló para el día cubriendo escotes barco o alargando varios centímetros las faldas, y para la noche componiendo la caida de vestidos con escote strapless.

La noche lujosa de Jesús del Pozo

Diseño de Jesús del Pozo Diseño de Jesús del Pozo

Los diseños más suntuosos de Jesús del Pozo se caracterizaron por los metalizados, las telas con movimiento, las transparencias y las aberturas laterales.

Carmen Kass abrió la parte final del desfile dedicada a los diseños específicamente para la noche. La modelo lucía un vestido largo negro cubierto de grandes lunares transparentes en el mismo tono y amplio escote de espalda. Un fantástico escote asimétrico fue el siguiente en aparecer en la pasarela, al que siguió un lujoso diseño con pedrería cubriendo el pecho de la modelo y transparencias en toda la espalda.

Las luces volvieron a apagarse, 'My man' volvió a sonar y el público se puso en pie para despedir con aplausos a Jesús del Pozo en su carrusel final. Las modelos tomaron posición al fondo de la pasarela dejando el hueco por donde el diseñador debería surgir, pero nada pasó. Así ha sido la emotiva despedida del modisto, que provocó las lágrimas de algunos de los presentes.

Artículos recomendados