Menú
American Apparel

American Apparel

La marca de ropa estadounidense se ha consolidado como uno de los nombres más polémicos de la historia de la moda comercial. Con la puesta de moda del estilo hipster y sus historias más escandalosas, American Apparel no deja indiferente a nadie.

Nacida en Montreal de la mano del californiano Doy Charney en 1989, la marca de ropa que reinventó la moda y trajo del pasado piezas vintage, sorprendía en 2013 con una crisis que le ha llevado a confirmar la bancarrota. Pero antes de eso, American Apparel tenía mucho por lo que sentirse orgullosa.

Modelo de American ApparelModelo de American Apparel

Sus peculiaridades únicas

Su sede actual se encuentra en Los Ángeles (California) desde donde se realizaban los diseños tan peculiares y que llenaban más de 20 países del mundo. Su ropa y la publicidad que creaban era propia, ya que siempre ha sido una marca caracterizada por no seguir los pasos de los demás y romper con los estereotipos de las prendas del pasado. Como una de las marcas emblema para el movimiento hipster, American Apparel se ha creado a sí misma y ha conseguido trasladar un look informal, cómodo, sencillo y básico alrededor del mundo.

Sus tiendas se caracterizan por tener una atención diferenciada del resto de establecimientos comerciales, sin prisas y con un aire más distendido entre clientes y trabajadores. La estética mínimal combina a la perfección con las piezas ligeras, ropa casual para el día a día y los estilismos vintage que se pueden encontrar entre sus puestos. Eso sí, desde dentro se defendía la moda y el estilo a cualquier edad, cosa que hicieron con la campaña de 2013 protagonizada por Jacky, una mujer de 62 años de edad que vestía con prendas de un estilo más juvenil y la cual consiguió cautivar a todo el mundo.

En el año 2006 se constituyó como una de las mayores empresas que había contado con un gran crecimiento de sus acciones, algo que le supuso la rivalidad directa con una de las grandes firmas del momento: Abercrombie & Fitch. Dos años más tarde, el diario The Guardian le otorgaba el premio a la marca del año, nada más y nada menos. Esto implicaba que la marca de Charney crecía a un ritmo muy rápido -junto con la moda de la estética hipster-.

Tienda de American ApparelTienda de American Apparel

Un discurso digital y moderno

Lo más curioso de esta firma fue contar con una radio propia en formato digital. La VIVA RADIO solo era apta para los amantes de todos los estilos de música y fieles a American Apparel, ya que la variedad suponía la excusa perfecta para este lugar de encuentro virtual.

Su principal medio de difusión fue Internet, siendo una de las marcas pioneras en arrasar en este campo del marketing digital. No solo eso, sino que llegó a conseguir que muchas de sus campañas publicitarias no les costara ni un céntimo, algo que no gustaba a muchas empresas publicitarias ni a muchos afectados ?por temas de derecho de imagen o propiedad intelectual-. Aunque esto no era ni mucho menos la guinda del pastel que tanto caracterizó a la popular American Apparel.

Aquí empieza la larga lista de polémicas que le sirvieron como excusa perfecta para hacer crecer su nombre. Un método de marketing que también utilizaba su rival directo Abercrombie & Fitch. Aunque American Apparel no se quedaba corta ni callada con ningún tema, siempre apostó por la diversidad, la igualdad, la libertad y el respeto entre culturas y sociedades.

Anuncio de American ApparelAnuncio de American Apparel

La polémica está servida

Para empezar, su marketing era muy explícito con las escenas sensuales y las imágenes con contenido sexual, con maniquíes desnudos en sus escaparates. Tanto de mujeres como de hombres, aunque las primeras eran más descaradas que los segundos. Imágenes que le sirvieron a la marca para ser denunciada por la opinión pública en 2014 con su campaña 'Made in Bangladesh', donde salía una mujer joven vistiendo solo unos vaqueros que apenas se veían en la fotografía -además de ser natural de Estados Unidos, a pesar de tener raíces Indias-.

Con las imágenes utilizadas tuvieron grandes controversias, algunas de ellas incluso con el director Woody Allen. En 2007 la marca utilizó una captura del neoyorkino vestido de judío ortodoxo en una de sus películas. El guionista denunció a American Apparel a pagarle una suma que ascendía a 10 millones de dólares -cosa que quedó reducida a 5 millones en un acuerdo firmado en 2009-.

Un año más tarde de la denuncia de Allen, la marca se enfrentaba a la polémica Proposición 8, por la cual el Estado de California pretendía prohibir el matrimonio gay. La firma alzó la voz contra esta barrera y lanzó su colección 'Legalize Gay' con camisetas donde aparecía el slogan 'Gay is O.K.' -esta misma campaña fue reproducida por la propia empresa en Francia en el año 2012, cuando surgió la misma controversia-.

El 2008 todavía no había acabado y las chicas de RuPaul's Drag Race protagonizaban una de sus campañas publicitarias, como el ejemplo de su apoyo a este colectivo en Estados Unidos. También habían protagonizado algunas de sus imágenes actores del cine porno, como Sasha Grey.

Modelos de American ApparelModelos de American Apparel

Durante el huracán Sandy que tuvo lugar ese mismo año -en 2012 y que acabó con casi 300 fallecidos- American Apparel se atrevió con otra de sus campañas más polémicas: ofrecían el 20% de descuento durante 36 horas en casi todas las tiendas de las zonas que serían afectadas por la tormenta ciclónica con el lema 'Por si te aburres'. Algo que no sentó nada bien a las zonas afectadas, además de suponer un punto de inflexión para la firma.

Pendiendo de un hilo

Un años más tarde, supondría la caída de la marca por varios factores. Primero se creó una colección dedicada a la menstruación y la masturbación femenina, de manos de Petra Collins y bajo el nombre 'Period Power'. Aunque el golpe más duro fue la destitución de Doy Charney del consejo directivo ?con denuncias por acoso sexual y apropiación indebida de fondos de la empresa-.

En la actualidad, Paula Schneider sustituye a Charney. Mientras que con él se servían las polémicas más comentadas y el marketing funcionaba por este hecho, con ella la marca entró en un bucle sin salida. En 2013 se declaró oficialmente en bancarrota y todavía sigue pendiente del Tribunal de Delaware, que es quien decide ahora el destino de American Apparel.

Artículos relacionados

Jeggins para otoño de 2011, los jeans más ajustados y de todos los precios

Jeggins para otoño de 2011, los jeans más ajustados y de todos los precios

De Blanco a Gas, desde los 17,95 euros. Seleccionamos para ti una serie de jeggins disponibles en las tiendas online.

Consigue el look: Taylor Lautner en los MTV Video Music Awards 2011

Consigue el look: Taylor Lautner en los MTV Video Music Awards 2011

Americana negra, camiseta básica blanca, vaqueros negros y botas marrones desgastadas. Te mostramos algunas prendas similares de esta temporada.

American Apparel se lanza al mercado de tallas grandes y busca modelo

American Apparel se lanza al mercado de tallas grandes y busca modelo

La marca promociona la ampliación de su catálogo a la talla XL con la búsqueda de una modelo que sea su nueva imagen.

Fotos relacionadas