Menú
Los estilismos de la Princesa Letizia el Día de la Hispanidad

EN EL DESFILE MILITAR

Los estilismos de la Princesa Letizia el Día de la Hispanidad

Doña Letizia siempre ha optado por vestidos tipo cóctel, aunque en 2010 se decantó por un traje pantalón, rompiendo su estética habitual.

Como cada año, el Día de la Hispanidad es un escaparate para la princesa Doña Letizia. Todos sus movimientos y estilismos son criticados al milímetro. Para cada 12 de octubre, Doña Letizia ha optado por looks muy sobrios, asegurándose la aceptación por parte de sus críticos más audaces.

Los estilismos de Doña Letizia en el Día de la HispanidadDoña Letizia, los años 2004, 2005 y 2006, en el Día de la Hispanidad

En 2004, la Princesa se decantó por un traje dos piezas compuesto de chaqueta de lana morada y falda lápiz. Sin embargo, en 2005, embarazadísima, dejó de lado el color y optó por un vestido de cóctel en tonos nude, con un abrigo a juego.

A Doña Letizia le encanta el colo rojo

En el año 2006, escogió un vestido rojo, uno de los tonos favoritos de Doña Letizia, y lo combinó con un abrigo de color beige. El vestido, de corte a la rodilla, contaba con un fruncido en su cintura, dándole un toque más moderno al look.

Los estilismos de Doña Letizia en el Día de la HispanidadDoña Letizia, los años 2007 y 2008, en el Día de la Hispanidad

Un año más tarde, en 2007, eligió el azul como su color para el desfile de las Fuerzas Armadas, combinando su vestido azul marino con un abrigo de media manga de tonos azules más claros y medias tupidas grises. En esta ocasión, el peinado de la Princesa Letizia tenía unas ligeras ondas a modo de rizos.

El nude, protagonista en 2008

En el año 2008, volvió a escoger el nude para su outfit. Muy parecida en su aparición cuatro años atrás, Doña Letizia vistió un traje de cóctel en blanco roto, acompañándolo de unos 'Letizios' en el mismo tono.

Los estilismos de Doña Letizia en el Día de la HispanidadDoña Letizia, los años 2009 y 2010, en el Día de la Hispanidad

Un año después, Doña Letizia se decantó por un vestido lápiz que resaltaba su figura. De color morado y con incrustraciones geométrica en el bajo, fue uno de los estilismos más aclamados de la Princesa.

Por último, en 2010, dio la gran campanada y se presentó en el desfile del Día de la Hispanidad con un traje de chaqueta y pantalón. Éste era gris de pata de elefante, lo que le hacía parecer aún más esbelta.

Artículos recomendados