Menú
El Piñatex, la alternativa para acabar con el uso del cuero en la moda
El Piñatex, la alternativa para acabar con el uso del cuero en la moda

MATERIAL DEL FUTURO

El Piñatex, la alternativa para acabar con el uso del cuero en la moda

La diseñadora Carmen Hinojosa es la responsable de este nuevo material que se parece al cuero en todos los aspectos excepto en uno: es totalmente vegano al ser fabricado a partir de hojas de piña.

En el mundo de la moda cada vez son más las firmas que comienzan a introducir nuevas medidas ecológicas a la hora de confeccionar y producir sus diseños. Y es que el cuidado del medio ambiente es una cuestión que nos atañe a todos. Las marcas de Inditex fueron de las primeras compañías que se unieron a este pensamiento verde con líneas como 'Join Life' de Oysho o las cajas recicladas que Zara utiliza en sus pedidos. La firma inglesa Burberry también ha anunciado recientemente que dejará de trabajar con piel auténtica en la confección de sus colecciones y Stella McCartney, una de las más fervientes defensoras de la moda sostenible, lanzó hace pocos meses unas zapatillas veganas en colaboración con Adidas.

La diseñadora Carmen Hinojosa ha sido la última que ha sorprendido al anunciar que ha conseguido crear un material completamente natural que puede sustituir al cuero que se utiliza en la ropa. Y es que al ojo humano este material es igual que el cuero auténtico, tanto en aspecto como en textura. La única diferencia es que su producción es totalmente vegana a través del uso de fibras que se extraen de las hojas desechadas de la fruta, concretamente de la piña. A pesar de que este material bautizado con el nombre de Piñatex es relativamente nuevo, ya que fue lanzado en 2015, ya son muchas las firmas que lo han empezado a utilizar en sus prendas.

UN MATERIAL QUE PUEDE SER EL FUTURO

Cazadora confeccionada con Piñatex de AltiirCazadora confeccionada con Piñatex de Altiir

Carmen Hinojosa ha tardado 8 años en desarrollar este material alternativo al cuero que se produce a partir de piel animal. La firma que la diseñadora ha creado para trabajar con este producto en sus propios diseños es Ananas Anam; sin embargo, su uso todavía está en fase experimental y eso se nota en el precio de las prendas que lo incluyen. Por ejemplo, las cazadoras de Altiir cuestan aproximadamente 750 euros. Hinojosa trabaja con cultivadores de piña de Filipinas para la producción de su Piñatex, que necesita 460 hojas para crear un metro cuadrado del material. Pero, aunque parezca una cifra muy elevada, lo cierto es que todos los años se producen alrededor de 16 millones de toneladas en todo el mundo.

Artículos recomendados