Menú
El color ochentero inunda la Semana de la Alta Costura de París con el desfile de Jean Paul Gaultier
El color ochentero inunda la Semana de la Alta Costura de París con el desfile de Jean Paul Gaultier

PRIMAVERA/VERANO 2017

El color ochentero inunda la Semana de la Alta Costura de París con el desfile de Jean Paul Gaultier

Estética campestre, looks ochenteros e inspiración hispánica se han fusionado en un desfile cargado de diversión y optimismo.

La Semana de la Alta Costura de París viajó en el tiempo con el siempre impecable Jean Paul Gaultier, que homenajeó la cultura característica de los años 80' en un lugar cargado de diversión y optimismo, donde los invitados disfrutaron de un desfile de lo más pintoresco.

Como es ya habitual, la firma entiende las pasarelas como una gran fiesta a la que acuden sus mejores invitados. En esta ocasión, para sorpresa de todo el mundo, fue la modelo Coco Rocha la que desfiló con un vestido de novia de tonalidad beige, descalza y acompañada de un modelo disfrazado de granjero que le llevaba en su carretilla.

De esta forma y una vez más Jean Paul Gaultier se ha situado entre los desfiles más cómicos de la jornada. Por si esto fuera poco, la estética campestre también ha estado más que presente en el evento como si de un paseo por una pradera se tratase que, unida con la inspiración hispánica y los looks propios de épocas anteriores, hacen de su colección de lo más original.

Camisa de escote bardot de Jean Paul Gaultier primavera/verano 2017 en la Semana de la Alta Costura de ParísCamisa de escote bardot de Jean Paul Gaultier primavera/verano 2017 en la Semana de la Alta Costura de París

Colores vibrantes y flores

El diseñador francés llevó varios estilos a su desfile que se unen por un hilo conductor determinado: el color. Amarillo, azul klein, verde greenery y todas aquellas tonalidades vibrantes tiñen todas las prendas de la línea más veraniega junto a aquellas más sobrias como son el negro y el blanco.

La estética campestre está presente en los estampados florales, sobre todo en margaritas, que decoran numerosas prendas y hasta sandalias de tacón con plataformas. El corsé se lleva por encima de camisas y vestidos, en este caso largos hasta los pies, que se funden con las transparencias y las sedas.

Las tonalidades vivas se unen en un mismo look, creando un efecto ochentero, mientras que las faldas y sombreros flamencos ponen la guinda a la colección. El tejido metalizado tampoco puede faltar, junto con las hombreras, los pañuelos y los volúmenes.

Artículos recomendados