Menú
La elegancia de Ermenegildo Zegna se sube a la pasarela de la Semana de la Moda masculina de Milán

TRADICIÓN Y SASTRERÍA

La elegancia de Ermenegildo Zegna se sube a la pasarela de la Semana de la Moda masculina de Milán

Una colección en la que el traje se convierte en el elemento estrella.

La colección primavera/verano 2013 de Ermenegildo Zegna está impregnada por el anhelo por la costura. Refleja la tradición de la sastrería italiana en un amplio abanico de posibilidades que se expresan a través de nuevos tejidos. Son precisamente estas piezas de sastrería la clave de esta colección.

El reflejo del atelier también juega de nuevo un papel esencial. Se entabla un continuo diálogo hecho de miradas que reflejan el control y la seguridad estética. Una colección que viene marcada por la silueta clásica pero bien definida. Blazers, hombros marcados, figuras estrechas y pantalones de pinzas de talle alto que se combinan con camisas desabrochadas.

La elegancía clásica se mezcla con un estilo actualLa elegancía clásica se mezcla con un estilo actual

Elegancia y sofisticación con detalles actuales

Refleja a un hombre maduro y seguro de sí mismo que sabe apreciar la elegancia de un traje, y que refleja su look con algunos originales detalles de excentricidad como los estampados tropicales.

Una construcción cómoda y actual a su vez pensada para dar a cualquier hombre el poder de transmitir elegancia con una amplia selección de tejidos veraniegos que marcan el proyecto 'Zegna Silk', uno de los puntos fuertes a destacar. La seda es uno de los materiales más importantes en cada una de las propuestas. Marcan la diferencia cuando se trata de dar vida a looks más formales y de cocktail, con trajes y abrigos en tatefán de seda, seda doble micro-perforada al láser y seda 'shantung' brillante. Apuesta por otra lujosa alternativa como es el lino irlandés.

Bolsos estilo vintage en la colección primavera/verano 2013 de Ermenegildo ZegnaBolsos estilo vintage

Viste también al hombre con prendas deportivas que parten igualmente de la tradición para convertirse en cazadoras y chaquetas realizadas a partir de algodón de doble capa y seda de alto rendimiento.

En cuanto a los complementos, aportan el contraste perfecto para este look impoluto. Mocasines clásicos, los famosos Heritage con borlas y hasta estampados con pequeñas hojas de banana. Por otro lado, los bolsos se inspiran en los equipajes de mano antiguos con líneas geométricas, esquinas y ribetes.

Tampoco se olvida de las gafas para la próxima primavera/verano 2013. Inspiración vintage estilo años setenta con monturas carey y cristales ahumados, que prometen ser una de las tendencias que sin duda, arrasarán el año que viene.

Artículos recomendados