Menú
El Metropolitan unirá a Elsa Schiaparelli y Miuccia Prada en su próxima exposición

ARTE Y MODA

El Metropolitan unirá a Elsa Schiaparelli y Miuccia Prada en su próxima exposición

¿Repetirán el éxito vivido con la muestra que dedicaron a Alexander McQueen?

Desde el 10 de mayo hasta el 19 de agosto de 2012, el Costume Institute of the Metropolitan Museum of Art albergará una exposición que realmente promete. Titulada 'Elsa Schiaparelli and Miuccia Prada: On Fashion', nos trae un versus de lo más interesante. Por un lado, tenemos a Elsa Schiaparelli, atrevida, controvertida, reina del surrealismo en la moda, y por otro a Miuccia Prada, que dicta cada temporada cuáles serán los deseos de las fashionistas y que no se queda atrás en osadía.

Así, el hecho de enfrentar a dos de las mujeres más creativas del mundo de la moda hace de esta futura muestra una parada obligatoria. Según declaraciones de Andrew Bolton, organizador de la exposición: "Yuxtaponer el trabajo de Elsa Schiaparelli y Miuccia Prada nos permite darnos cuenta hasta qué punto el pasado enriquece el presente". Y para hacer todavía más interesante esta confrontación, el MET ha ideado un sistema de videos en los que se plasman hipotéticas conversaciones entre las dos diseñadoras. En ellos Prada y Schiaparelli parecen conversar sobre política, arte o el papel de la mujer en la sociedad.

El MET presenta la exposición 'Elsa Schiaparelli and Miuccia Prada: On Fashion' El MET presenta la exposición 'Elsa Schiaparelli and Miuccia Prada: On Fashion'

Elsa Schiaparelli, ahondando en el mito

Conocida por su feroz competencia con Coco Chanel, Elsa Schiaparelli revolucionó el mundo con sus creaciones. Es necesario imaginar el contexto en el que Elsa lanzó sus transgresores diseños, para comprender mejor el impacto que debieron producir. Nos trasladamos al periodo de entreguerras, los años veinte y treinta, en los que el mundo empezaba a superar el horror de la Primera Guerra Mundial, sin saber aún que lo que quedaba por venir sería todavía más devastador. En este caldo de cultivo el arte emergía, provocador y más arriesgado que nunca. Los creadores trabajaban codo con codo fusionando disciplinas. Arte, música, teatro y moda se daban la mano para retroalimentarse y dar lugar a algunos de los proyectos más imaginativos de la historia. Dalí, Poiret y Schiaparelli creaban juntos, la diseñadora posaba para Man Ray y era amiga de Marcel Duchamp.

 Vestido langosta de Schiaparelli, colaboración con DalíVestido langosta, colaboración con Dalí

Schiaparelli comienza a diseñar prendas de punto tricotado, adornadas con camafeos del mismo material. La comodidad prima en sus diseños y adelanta lo que será el prêt-à-porter. Sus jerséis con lazos en trampantojo y su falda pantalón conquistan pronto a la sociedad americana y Elsa se inspira en las prendas del mundo deportivo: golf, esquí, natación... Pero sus estampados se tornan cada vez más abstractos y los materiales giran hacia acabados más atractivos como la seda o el lino. Tras el éxito, Schiaparelli encuentra su verdadera motivación, la unión entre moda, arquitectura y pintura, experimentando con sus propios tejidos. Creó terciopelos transparentes, empleó por primera vez el látex, estampó en sus vestidos motivos cubistas de Picasso y Braque o la famosa langosta de Dalí, (en un diseño que lució la mismísima Wallis Simpson) con quien creó el genial sombrero zapato... su creatividad no dejaba de sorprender a la crítica, que entiende su obra como la esencia de la sociedad moderna.

De Schiaparelli a Prada

 Detalle de la última colección de PradaDetalle de la última colección de Prada

Miuccia Prada pude presumir de haber convertido la firma de su tío, Mario Prada en uno de los referentes más importantes del mundo de la moda. Cada temporada sus dictados se convierten en palabra de dios, y se mueve con maestría entre la elegancia y la irreverencia. Miuccia parece haber sido tocada por la creatividad e imaginación de Schiaparelli y para muestra no tenemos que irnos muy lejos. Su última colección se inspiraba en la velocidad, en el mundo del automóvil, adornando zapatos y vestidos con llamas, motores y bólidos. Atendiendo a estos ingredientes podemos imaginar una propuesta ruda, pero nada más lejos de la realidad porque Miuccia puede recurrir al elemento que desee sin perder una pizca de femineidad y sofisticación. Las combinaciones de colores más locas y los materiales más inverosímiles (como el pvc) no son un secreto para ella, algo que sin duda comparte con Schiaparelli.

Por todas estas razones, no se me ocurre una comparación tan brillante como la que ha ideado el MET. Ahora viene la pregunta ¿se igualará el éxito producido por la retrospectiva de Alexander McQueen? Es probable que no, ya que el genio de McQueen y su dramática desaparición han quedado selladas en la historia. Sin embargo, hay que tener presente que la moda no podría entenderse sin estas dos mujeres.

Artículos recomendados