Menú
Boda de mañana: qué marca el protocolo

ACIERTOS Y ERRORES

Boda de mañana: qué marca el protocolo

Existen una serie de mitos y errores que dan lugar a confusiones que pueden hacer que nos equivoquemos de manera garrafal.

Elegir vestidos cortos para no desentonarElegir vestidos cortos para no desentonar

Para evitar los errores más habituales en las bodas de mañana y no desentonar en una celebración de este tipo en Bekia os hemos preparado diversos artículos sobre protocolo y enlaces. En este caso os vamos a hablar de lo que marca el protocolo en una boda de mañana. Una boda de mañana, al contrario de una que se celebre por la tarde, es una carrera de fondo. Puede comenzar antes del mediodía y extenderse hasta una vez entrada la noche. Son celebraciones que abarcan prácticamente todo el día y eso lo tiene en cuenta el protocolo.

Lo primero que miramos a la hora de pensar en el protocolo de una boda de mañana es qué me puedo poner. Ya hemos hablado más veces de esto, pero por hacer un pequeño resumen basta decir que una invitada ha de optar por vestidos cortos, es decir, no por debajo de la rodilla. Los vestidos de gala y las faldas largas están por completo descartadas, puesto que se reservan para la noche.

La indumentaria de una boda de mañana, de acuerdo al protocolo, resulta bastante sencilla. Por lo general basta con un vestido corto y probablemente algo de abrigo encima. En el caso de que la boda sea de invierno se puede optar por precisamente un abrigo o una americana y de verano por una chaqueta más ligera o un chal. Piezas como estolas de piel o capas se reservan también para la noche.

Elegir diferentes telas, volúmenes, estampados pero descartar siempre el color blanco Elegir diferentes telas, volúmenes, estampados pero descartar siempre el color blanco

Recomendaciones y prohibiciones en vestidos

Una de las ventajas de una boda de mañana es que existen multitud de vestidos cortos. Si lo pensamos la oferta es mucho más variada que si tenemos que ir de largo. Podemos elegir diferentes telas, volúmenes, estampados... Están abiertos a casi todas las posibilidades. Aunque hay ciertos límites en cuanto al color.

El negro y el blanco no son tonalidades bien vistas de acuerdo al protocolo en una boda de mañana. La primera es porque se trata de un tono que habitualmente se ha relacionado con la noche y que en una boda de mañana puede dar cierta tristeza. Sí es válido, por ejemplo, en la mantilla de la madrina o en el caso de que se estuviera de luto. Aunque en este último caso hay que valorar otras opciones como el morado.

El blanco está descartado por completo salvo que se sea la novia (o la niña que porte las arras). El color de la pureza está reservado para aquella mujer que va a contraer matrimonio y que se erige en la protagonista del evento. Como otra ose usarlo en su vestido se entiende como un modo de menospreciarla y a buen seguro que no le siente nada bien, además de crear una crisis de protocolo.

Sin embargo, el resto de tonalidades están permitidas, por lo que se puede elegir entre colores de moda como los pastel u otros más neutros. Tampoco hace falta que el vestido sea de un solo color, dando lugar a posibles y variadas combinaciones de tonos y estampados Por así decir, la vestimenta para una boda de mañana resulta más alegre que para una de tarde.

Y dado que va a ser una celebración que dure varias horas lo más recomendado es optar por cortes y estilos que resulten cómodos de llevar, nada demasiado constreñido o que nos impida movernos con libertad. Ten en cuenta que la celebración de una boda de mañana incluye un banquete y una fiesta posterior. Vas a querer disfrutar de todo, así que sería una faena no poder hacerlo por algo tan banal como la ropa.

Complementos que permitan moverse libremente

Importante a la hora de buscar algo bonito con lo que decorar la cabeza Importante a la hora de buscar algo bonito con lo que decorar la cabeza

En este sentido no solo has de tener en cuenta la ropa que te vas a poner, sino también los complementos que acompañen a tu boda de mañana. Esto es algo importante a la hora de buscar algo con lo que decorar la cabeza.

Lo primero es tener en cuenta que para una boda de mañana están permitidas las pamelas. Siempre y cuando sea verano, porque este elemento tiene como función protegerte del sol, algo que en diciembre no parece demasiado necesario. Suele acompañarse con pelo suelto y nunca recogido.

Si la boda de mañana es en invierno opta por otro tipo de sombrero, pero si es en verano y te decantas por una pamela recuerda que no podrás quitártela mientras duren los festejos de la boda. Esto supone el momento de la boda, el convite y la posterior celebración. Son muchas horas y aunque al principio puede ser divertido llevar pamela a la hora de comer puedes estar ya cansada de ella.

Además, determinados tamaños y modelos pueden llegar a dificultar bastante algo tan convencional como poder comer. Ten todo esto en cuenta a la hora de elegir si llevar o no pamela y cómo será. Apenas recordarte que, al igual que el resto de complementos ha de combinar con el vestuario elegido para la ocasión.

Comodidad y elegancia

Bolso pequeño y de manoBolso pequeño y de mano

Ya comentamos antes que a la hora de prepararse para una boda de mañana hay que tener en cuenta que ésta va a durar muchas horas y debemos vestirnos para poder disfrutar de todas ellas. Los zapatos aquí vuelven a jugar un papel fundamental. Todas queremos llevar unos tacones espectaculares que nos estilicen, pero ¿aguantarás con ellos todo el día?

Si sabes que no opta por rebajar varios centímetros tus intenciones iniciales. Ya sé que puedes llevar unas bailarinas en el bolso y cambiarte cuando empiece el baile, pero ciertamente, eso va contra cualquier regla de protocolo. Se entiende que vas a permanecer con el mismo look toda la boda, sin cambios drásticos como pueden ser los zapatos.

El bolso siempre ha de ser pequeño y a ser posible de mano. Al igual que ocurre con las joyas puedes optar por imprimir color o/y originalidad a tu look con esta pieza, si es que el vestido elegido es muy sencillo y apenas destaca. Es una manera divertida de completar un outfit. Pero recuerda que menos es más y vale más quedarse con un look sencillo que acabar con uno que resulte estridente.

El maquillaje, por su parte, ha de ser sencillo y lo más natural posible. Los colores llamativos y las apuestas coloristas se reservan para cuando la boda es de noche. Recuerda que el maquillaje también ha de durar varias horas, así que las visitas al aseo para retocarse resultarán imprescindibles. No te olvides de incluir un pequeño neceser en el bolso para estar perfecta durante todas las horas que pueda durar la boda.

Artículos recomendados