Menú
Nike reinventa el clásico zapato de cristal de la Cenicienta en forma de Air Force
Nike reinventa el clásico zapato de cristal de la Cenicienta en forma de Air Force
DE EN SUEÑO

Nike reinventa el clásico zapato de cristal de la Cenicienta en forma de Air Force

Nike crea unas deportivas llenas de brillo y magia siriviéndose de inspiración al zapato de cristal de la princesa de Disney Cenicienta.

Nike acaba de lanzar sus zapatillas deportivas más románticas, frescas, juveniles y mágicas. Metiéndose en el mundo de la fantasía y el mundo Disney han decidido reinventar el zapato de cristal clásico de Cenicienta. El resultado ha sido una reedición de uno de sus modelos más clásicos, la botas Air Force 1, unas deportivas que han tenido mucho éxito debido a su comodidad y funcionalidad para las distintas estaciones.

'Glass Slipper', la nueva air force de Nike'Glass Slipper', la nueva air force de Nike
Este nuevo diseño es una reformulación de los tonos y del brillo de esos famosos zapatos, realizado a través de numerosas lentejuelas brillantes en tonos pasteles en las distintas tonalidades del rosa y del azul, dando lugar una textura iridiscente y multicolor que parece sacada de un cuento de hadas. Esta nueva versión tiene el nombre de "Glass Slipper", como el zapato de cristal de Cenicienta.

Se trata de una edición limitada disponible solo en su página web

A este embellishement lleno de brillo y fantasía a lo que se suma el cuero blanco en zonas estratégicas de la zapatilla, como la lengüeta, el talón o el logo de Nike para darle un aire más urbano y actual. Una deportivas perfectas para darle un toque diferente a un outfit informal y que su comodidad hacen que sean aptas para esas mujeres que no paran en todo el día.

Las sneakers tienen un precio elevado ya que son unas zapatillas de diseño y edición limitada que están disponibles en su página web desde principios de julio, para empezar el mes como una princesa y sin ser un infusible zapato de tacón de aguja. Aunque eso sí, no existe un solo diseño en el mundo ni el Príncipe tendrá que ir de puerta en puerta probándolas.

Artículos recomendados

Comentarios