Menú
El blanco de Baldwin que no tiene por qué ser aburrido

El blanco de Baldwin que no tiene por qué ser aburrido

El blanco de Baldwin que no tiene por qué ser aburrido

7

Todo un referente de estilo y belleza, la modelo de veintiún años, Hailey Baldwin, no necesita de su apellido, ni de la etiqueta de 'hija de' y 'sobrina de' para triunfar. Nacida en Arizona, pertenece a la familia real del cine (hija de Stephen, sobrina de Alec Baldwin). Como ocurre con otras modelos de su generación, como las hermanas Hadid, no ha necesitado la mayoría de edad estadounidense para triunfar en la moda. Prueba de ello es la legión de seguidores que atesora a su espalda, más de diez millones de seguidores en Instagram que siguen muy de cerca sus proyectos de moda más potentes y una red de contactos de primera liga. Todo un referente en el mundo de la moda que acapara portadas y titulares de las cabeceras de moda especializadas con más prestigio del mundo. Está claro que para salir a la calle no hay que vestirse con un impresionante vestido porque lo que una busca para un paseo es la comodidad. Pero esa comodidad también puede convertirse en un look casual de diez, como le ha pasado a Hailey Baldwin, quien no podía haber elegido un outfit mejor para salir por Los Ángeles. El diseño elegido por la modelo es un minivestido impreso en color blanco impoluto y firmado por Alexander Wang. En la parte central, una cremallera de diseño que hace que el vestido se adapte a su figura. Un conjunto de tirantes perfecto para combatir la subida del mercurio registrada en Estados Unidos. La modelo ha combinado su vestido con unas deportivas de color blanco de la marca IRO París, unas gafas de pasta de la marca Cèline y unos aros dorados por Jennifer Fisher para un look de matrícula de honor.

Otros looks