Menú
La polémica del vestido de boda de Kate Middleton: ¿plagió Sarah Burton el modelo?
¿QUIÉN DICE LA VERDAD?

La polémica del vestido de boda de Kate Middleton: ¿plagió Sarah Burton el modelo?

El acontecimiento más importante para los Duques de Cambridge se ha transformado en una polémica entre modistas. ¿El motivo? El flamante vestido de novia que lució Kate Middleton.

Vestido de novia diseñado por Sarah Burton para la Duquesa de CambridgeVestido de novia diseñado por Sarah Burton para la Duquesa de Cambridge
En algunas ocasiones la moda se transforma en un sinónimo diferenciador entre las mujeres de todo el planeta, a pesar de ser chicas que siguen las mismas tendencias pretenden ser las únicas que lleven los atuendos elegidos de cada temporada. Este hecho, además de complicado, se vuelve aún más controvertido cuando se trata de el día de tu boda.

Las ceremonias de estos enlaces se transforman, desde los siglos de los siglos, en el día más importante de todas las novias, pues el protagonismo que recae sobre ella requiere una previa dedicación. Sin embargo estos vestidos de novias, cuando se trata de rostros reconocidos, requieren una exclusividad que las envuelvan en la máxima categoría social, un aspecto cuestionable en el caso del vestido de novia de Kate Middleton.

¿Qué pasaría si te acusan de haber plagiado el vestido de novia a Kate Middleton? Este ha sido el caso de Sarah Burton, la diseñadora responsable de que la Duquesa de Cambridge conquistara con su belleza radiante aquel 29 de abril de 2011. Tras haber pasado cinco años de aquel día mágico para los monarcas británicos ha comenzado una polémica que tiene como origen el diseño de Burton para la Middleton, un boceto que al parecer ha sido plagiado.

El vestido de novia de Kate Middleton firmado por Sarah Burton para Alexander McQueenEl vestido de novia de Kate Middleton firmado por Sarah Burton para Alexander McQueen

¿Sarah Burton o Christine Kendall?

La diseñadora Christine Kendall asegura que a pesar de que Sarah Burton se llevó el mérito del éxito del vestido, fue ella misma quién lo diseñó y mandó los bocetos a la Casa Real Británica meses antes de que se llevara a cabo la ceremonia. Este conflicto legal se ha visto ligado a una infracción de los derechos de autor y propiedad intelectual que Kendall reclama, pues insiste en que tienen las pruebas suficientes para desenmascarar a Sarah Burton.

La credibilidad de la diseñadora más afamada de Alexander McQueen se ha visto afectada tras la acusación de la supuesta verdadera modista del vestido, sin embargo para suerte de Burton los talleres de la Casa Real respaldan su trabajo, además de asegurar que nunca antes había visto los bocetos de Christine Kendall. Una imagen que además de dañar a una de las firmas de moda más conocidas, ha dañado el día más importante de los Duques de Cambridge, un evento que pasó a la posteridad como mágico pero que a día de hoy carga con una demanda en su historia.

Artículos recomendados