Menú
Paso a paso: Disfraz de vampiresa para Halloween
VAMPIRESA HALLOWEEN

Paso a paso: Disfraz de vampiresa para Halloween

La festividad de Halloween cada vez va cobrando mayor relevancia y por ello se realizan trajes más elaborados. Sí quieres destacar en tu fantasmagórica fiesta haz tu propio disfraz de vampiresa.

Seguramente le hemos dado muchas vueltas sobre qué disfraz para Halloween podríamos lucir este año. El disfraz de vampiro es menos original, puesto que muchos hombres optan por esta opción al considerarla muy sencilla. Sin embargo, el disfraz de vampiresa puede estar mucho más elaborado y convertirse en uno de los más originales de la fiesta si buscamos los mejores complementos y maquillaje con los que acompañarlo.

Disfruta de la noche de Halloween vestida de vampiresaDisfruta de la noche de Halloween vestida de vampiresa

El traje

Cuando busquemos un traje de vampiresa hay algunas cosas que deberemos tener siempre en cuenta: El vestido tiene que ser de color negro y rojo oscuro, debe tener una solapa grande en el cuello y debe llevar una gargantilla.Una vez tengamos en mente un vestido que cumpla los nombrados requisitos podremos escoger la medida de la falda.

Existen vestidos con la falda larga hasta el suelo y con mucho volumen, como en el del disfraz original (puesto que está inspirado en una figura de siglos atrás) o una falta muy corta con menos volumen y con la cual luciremos más sexys y femeninas. Podemos comprar el disfraz ya hecho o hacer uno nosotras mismas. Para ello cogeremos una camiseta de color rojo oscuro, una falda negra (corta o larga) y un corsé negro por encima de la ropa. El corsé dará mucho volumen al pecho y reducirá la cintura, lo que más caracteriza a este personaje.

El corsé una pieza clave del traje para dar sexualidad a tu disfrazEl corsé una pieza clave del traje para dar sexualidad a tu disfraz
En el cuello nos pondremos una gargantilla negra que deberá sujetar una gran solapa de color roja por dentro y negro por fuera, algo muy denotativo de este disfraz de Halloween. En lugar de atar la solapa en la gargantilla podemos juntarla a una gran capa, también muy característica de este disfraz (sobre todo en el masculino).Finalmente, nos pondremos unos zapatos de tacón alto de color rojo o negro y ya tendremos listo nuestro traje de vampiresa.

El peinado y el maquillaje

Este disfraz nos deja bastante libertad para el cabello, aunque es recomendable llevarlo o bien suelto en unas suaves ondas o recogido hacia atrás en un moño o coleta baja. En cuanto al maquillaje deberemos aplicarnos primero una base o unos polvos del color más claro que podamos encontrar para hacernos una tez muy blanquecina. Posteriormente, aplicaremos corrector del mismo color en las ojeras y rojeces de la piel. Nuestra intención será crear una piel efecto mármol, sin imperfecciones y siempre joven, ya que las vampiresas no envejecen al beber sangre de otros mortales. Extenderemos la base o los polvos un poco por el cuello, para no crear un contraste tan grande. Una vez tengamos una piel blanca y lisa procederemos a aplicarnos una sombra de ojos de color negra o rojo oscuro. La aplicaremos sobre todo el párpado móvil y por debajo de las pestañas inferiores. Mientras más gruesa hagamos esta línea bajo las pestañas más dará la sensación de muerta y más miedo dará el disfraz.

Un maquillaje ideal para complementar tu espectacular disfrazUn maquillaje ideal para complementar tu espectacular disfraz

Si tu intención es lucir lo más sexy posible, mejor que no te apliques una gran cantidad de sombra de ojos por debajo de las pestañas inferiores. Con el perfilador negro nos perfilaremos los ojos por arriba y por la línea de agua. Si queremos darle más intensidad también los perfilaremos por debajo, juntando los dos extremos y alargando la línea hacia las cejas tanto como queramos con tal de darle a nuestro look una mirada más o menos felina. Podremos ser muy generosas con la máscara de pestañas, puesto que el disfraz de vampiresa exige un maquillaje muy duro y marcado.

Podemos aplicarnos bronceador por debajo de los pómulos para contornear nuestra cara y hacer que los pómulos resalten. No obstante, es preferible dejar el rostro lo más blanco posible, para crear esa ilusión de juventud e inmortalidad. Finalmente, los labios los pintaremos del tono rojo más intenso que tengamos y podemos alargarlo un poco hacia abajo en los extremos para que parezca sangre que se derrama por los labios.

Si queremos añadirle un toque final al disfraz de vampiresa, podemos comprar unos dientes con largos colmillos de plástico para ponerlos encima de los nuestros. ¡Ya estamos listas para disfrutar de la mejor noche de Halloween como vampiresas de nuestras vidas!

Artículos recomendados