Menú
La colección otoño/invierno 2018/2019 de Andrés Sardá llena de colorido en la Madrid Fashion Week
La colección otoño/invierno 2018/2019 de Andrés Sardá llena de colorido en la Madrid Fashion Week
LLENA DE COLORIDO

La colección otoño/invierno 2018/2019 de Andrés Sardá llena de colorido en la Madrid Fashion Week

La apertura y cierre del desfile de Andrés Sarda en la MBFW lo realiza Mario Vaquerizo en un escenario de lo más ochentero.

Andrés Sardá presentaba este viernes 26 de enero su campaña más colorida y ochentera otoño/invierno 2018/2019 en la pasarela de la Madrid Fashion Week. Según la actriz venezolana Rosana Zanetti se trata de una "muestra de feminidad".

La pasarela se componía de una pantalla con la imagen de un televisor que trasladaba a la década de los 80 a través de videojuegos, series televisivas y videoclips. El desfile lo abre Mario Vaquerizo con un mono azul marino con detalles geométricos de multitud de colores.

Los diseños eran mezclas de plástico y sintéticos cargadas de coloridos. Piezas de baño cortas, minifaldas y tops que combinan colores llamativos como el azul marino y el amarillo. Además de camisetas y bañadores de tiro alto. En esta primera parte, los complementos son unos calentadores altos en general de color amarillo, con unos tacones altos y una cinta en la cabeza del mismo color que los calentadores.

Mono plateado multicolor de Andrés Sardá de la colección otoño/invierno 2018/2019 en la Madrid Fashion WeekMono plateado multicolor de Andrés Sardá de la colección otoño/invierno 2018/2019 en la Madrid Fashion Week

Una colección ochentera

Las grandes prendas del diseñador eran los bañadores de tirantes y con colores de lo más estridentes y llamativos, como el azul eléctrico. En su gran mayoría biquinis de corte brasileño. En la segunda parte del desfile el diseñador transportó el escenario a un videojuego y aparecían conjuntos aún más coloridos. Los conjuntos que desfilaban eran una capa grandiosa de color amarillo, vestidos con transparencias en la zona de la barriga, y vestidos largos con el mismo elemento, transparencias. Esta etapa siempre acompañada con botas altos de color amarillo.

Uno de los conjuntos más llamativos sin lugar a dudas es un biquini cubierto con una capa dividida en dos partes, una transparente y corta, y otra totalmente larga y opaca de color rojo con botas del mismo color.

Con las palabras de 'Game over' se daba la entrada a las prendas de tonalidades brillante como un traje de baño de colores con brillos con una capa rosácea larga, un bañador con mangas y escote además de un cinturón, y un mono largo y de corte diagonal de las mismas tonalidades brillantes.

Por último las imágenes de rascacielos aparecen y las transparencias se apoderan de la pasarela, junto con diseños con una mayor elegancia y de tiro más largo. Las tonalidades son principalmente negras, plateadas y doradas. El desfile finaliza con un desfile único de las modelos que lucen las últimas prendas, que mezclan el dorado con las transparencias en capas y monos, junto a Mario Vaquerizo.

Artículos recomendados