Menú
Kim Kardashian, la pasarela andante de Paris Fashion Week
REPASO DE LOOKS

Kim Kardashian, la pasarela andante de Paris Fashion Week

El color negro y las prendas ceñidas han sido los elementos que han acompañado a la californiana en este viaje a la capital francesa.

Una semana ha estado en París y no ha pasado desapercibida ni un instante. Kim Kardashian aterrizó el pasado 5 de marzo en la capital francesa con su marido Kanye West y su hija North West para disfrutar de la Semana de la Moda .

Pero, con ella, las propuestas mostradas por los diferentes diseñadores muchas veces han sido menos comentadas que muchos de sus looks escogidos. Por eso en Bekia Moda vamos a repasar la pasarela a pie de calle de la celebrity.

Kim Kardashian con un vestido de maya en nude en la Paris Fashion WeekKim Kardashian con un vestido de maya en nude en la Paris Fashion Week

Kim Kardashian aterrizó junto a su familia en París el jueves 5 de marzo luciendo un look total black de pantalón de cuero, camiseta negra, abrigo negro y gorro de lana negro que escondía una gran sorpresa: había decidido teñirse la melena corta de rubio siguiendo los pasos de su hermana Khloé.

Fue tras pasar por la habitación del hotel en el que se había alojado cuando desveló el secreto que traía desde Los Ángeles. Con una minifalda y una camisa de terciopelo negra, Kim Kardashian dejó todo el protagonismo a su rubio. Sin duda, una de las imágenes más comentadas de esta Paris Fashion Week que pronto daría paso a un nuevo e impactante look.

Marcando figura

El elegido para el front row del desfile de la firma Lanvin: un diseño de maya en color nude que combinó con unas sandalias de tacón a juego y un abrigo negro largo con aperturas en las mangas. Aunque si hay algo que consiguió destacar por encima de todos los detalles fue su apariencia sin sujetador.

Una muestra más que revela el carácter atrevido de la californiana y que dejó sus pechos a la vista de todos. Sin embargo, esta exhibición pronto sería sustituida por otro modelito mucho más recatado que el anterior. Un Balmain ceñido al cuerpo en color negro y con flecos en color oro que caían desde los hombros y sobre la falda de la pieza. Look con el deleitó a los invitados de una fiesta organizada por la propia firma francesa.

Kim Kardashian con un vestido de flecos en color oro de BalmainKim Kardashian con un vestido de flecos en color oro de Balmain

Al día anterior, el negro volvería a ser una vez más el protagonista del perfil de la mediana de las Kardashian. Leggings negros, sudadera negra y tacones de charol también en color negro fue el outfit con el que sorprendió a los fotógrafos que se encontraban a la mañana siguiente en la salida de su hotel parisino.

Aunque pronto la sobriedad y la falta de dinamismo volvería a ser reemplazada por una de esas confecciones que solo ella sabe llevar con estilo. Un nuevo vestido a modo de maya, esta vez en color blanco, que recordaba mucho al nude de los primeros días y que complementó con un abrigo de pelo beige y unos salones de punta.

Pero pronto, la sencillez volvería a apoderarse de la mujer del cantante Kanye West con unos pantalones de cuero en negro, un abrigo en color beige de pelo y unas sandalias a juego. Unas horas más tarde, el total black con transparencias volvería a hacer presencia en la figura de Kim Kardashian aunque, ahora sí, dejando perfectamente visible su sujetador negro.

El negro como mejor aliado de Kim Kardashian

Una tonalidad que ha marcado por completo el viaje de la celebrity y que -como no- volvía a elegir para su modelito del día siguiente: un Balmain geométrico que ajustaba al máximo su cuerpo y que también fue elegido por Devon Windsor para la Semana de la Moda de Paris, aunque en una jornada diferente.

La pasarela Givenchy fue otro de los lugares en los que sorprendió con la elegancia del negro. Un jumpsuit que combinó con unas botas mosqueteras y que destacaba, sobre todo, por su pronunciado escote, decorado con una lazada negra a modo de corpiño. Un look que volvería a repetir días después aunque diferenciándose de éste por la sensualidad de su escote.

Kim Kardashian con un jumpsuit negro y botas 'peep toe' en la Paris Fashion WeekKim Kardashian con un jumpsuit negro y botas 'peep toe' en la Paris Fashion Week

Sin embargo, ya más que habituados a una línea parca en colores llamativos, llegó el día en el que Kardashian decidió incluir el rojo entre las tonalidades de sus outfits. Así, combinado con unas botas mosqueteras 'peapep toe', una camisa negra con rayas blancas y haciendo honor a su gusto por las prendas ceñidas, la californiana volvió a centrar la atención sobre su escote con un pequeño detalle en esta tonalidad.

Pero pronto el negro volvería a convertirse en el protagonista de este exitoso viaje, siendo el elegido para el desfile de Louis Vuitton. Así, y para finalizar su estancia en París de la misma manera en la que fue empezada, Kim Kardashian volvió apostar por el negro para asegurar la comodidad de un largo trayecto en avión de vuelta a Los Ángeles. Aunque esta vez serían sus ojos los que se ocultarían bajo unas oscuras gafas, y no su pelo rubio.

Artículos recomendados