Menú
Las blogueras Natasha Oakley y Devin Brugman presentan su primera colección de baño con Guess
Las blogueras Natasha Oakley y Devin Brugman presentan su primera colección de baño con Guess
SS17

Las blogueras Natasha Oakley y Devin Brugman presentan su primera colección de baño con Guess

Las dos blogueras y amigas han diseñado su primera colección cápsula en exclusiva para la firma Guess, de estilo vintage y trendy.

Una de las firmas más prestigiosas del mundo es Guess, que ha anunciado que ya está disponible la primera colección de baño realizada por las blogueras Natasha Oakley y Devin Brugman, una colaboración de lujo con la que poder disfrutar como nunca de los calurosos días de verano.

Las dos amigas se han iniciado juntas en el mundo del diseño con una línea muy vintage y de tendencia realizada para la firma. "Nuestra marca está construida sobre la base de que las mujeres deben sentirse poderosas, fuertes y guapas, y creemos que Guess encarna esta misma mentalidad. Esta es la campaña más emocionante que hemos realizado", afirmaban ambas a través de un comunicado.

Natasha Oakley y Devin Brugman con su colección para Guess primavera/verano 2017Natasha Oakley y Devin Brugman con su colección para Guess primavera/verano 2017

La colección, llamada 'A Bikini A Day X Guess', se conforma de una cuidada selección de trajes de baño entre los que destaca el estamado de cuadros, tanto en bikinis como en bañadores. La versatilidad de los diseños permite que haya una prenda para cada mujer, adaptándose a todo tipo de necesidades y siluetas.

Natasha Oakley y Devin Brugman

Para conocer a estas dos blogueras hay que remontarse al 2012, cuando se conocieron a través de Facebook. La hawaiana Devin Brugman y la australiana Natasha Oakley se fueron a recorrer mundo con una maleta llena de bikinis, y cada día subían una fotografía de uno de estos trajes de baño a su blog, 'A Bikini A Day'. Pronto su éxito sobrepasó fronteras, y hoy en día cuentan con miles de seguidores en sus respectivos perfiles de Instagram siendo unas influencers muy representativas.

"El negocio nunca fue el objetivo, eramos solo dos amigas que pasaban el tiempo en la playa, tomaban el sol y se fotografiaban en bikini. No nos dimos cuenta del compormiso que teníamos hasta que las solicitudes de colaboraciones de marcas de trajes de baño llegaron, y nos dimos cuenta del potencial de negocio", explica Oakley a la revista Glamour.

Artículos recomendados