Menú
Anna Wintour, el poder de una leyenda en el mundo de la moda
Anna Wintour, el poder de una leyenda en el mundo de la moda
FASHION ICON

Anna Wintour, el poder de una leyenda en el mundo de la moda

Su nombre es todo un signo de relevancia en la industria textil, Anna Wintour se ha convertido en sinónimo de moda.

"Trabajar en Vogue tiene que significar algo. Es un respaldo, una autenticidad de tu talento", Anna Wintour. Una figura de apariencia menuda que ha conseguido marcarse como uno de los personajes más imprescindibles en el mundo de la moda, siendo su nombre toda una leyenda que respetar en el entorno textil. Siempre relacionada con la industria, la actual editora de la edición americana Vogue, Anna Wintour, es toda una insignia a la cual venerar en el sector, un hecho que se ha labrado gracias a su talante británico adaptado a una perseverancia laboral se que refleja en cada detalle de su trabajo.

Anna Wintour y Grace Coddington en el desfile de Marc Jacobs, colección primavera de 2012Anna Wintour y Grace Coddington en el desfile de Marc Jacobs, colección primavera de 2012
Amante de la lectura pero asustadiza de las arañas, este personaje imponente es reconocido por implantar en todo el planeta las tendencias de cada temporada, convirtiéndose además en la responsable de alzar al estrellato a algunos de los diseñadores más reconocidos, siendo Alexander Wang uno de los ejemplos más claros. Anna Wintour ha sido y es para la moda un punto de referencia, un pilar fundamental en el cual apoyar la innovación que surge a través de las múltiples colecciones que avivan el mercado, toda una lluvia de creatividad que baila en torno a su nombre.

A pesar de ser reconocida alrededor del mundo, la íntima 'Winter', seudónimo que se le ha aplicado a la editora por su carácter gélido, esconde detrás una historia que va más allá de la fama, pues cuenta la vida de una pequeña Wintour que, a pesar de tomar clases sobre nociones de moda, un día decidió triunfar en la industria valorando los obstáculos que se encontró por el camino. Y es que esta ilustre ha demostrado tener claro que el hecho 'toparse con la realidad' en un mundo tan seductor como el de la moda es un hecho beneficioso para toda carrera profesional, ha confesado en más de una ocasión que su primer despido la lleno de energía para llegar a convertirse en la figura que a día de hoy es reconocida.

Una periodista y escritora que ha vuelto a resaltar hace unos días gracias al estreno de 'Quiero ser fashion', un programa que refleja el proceso de selección, con toda la retahíla sentimental que ello implica, de los diseñadores que se presentan año tras año a los premios Vogue Fashion Fund. Un talent show que reflejará cómo se vive la elección del diseñador del año bajo las órdenes de la excelente Anna Wintour.

Anna Wintour en la alfombra roja de la Gala Met 2016Anna Wintour en la alfombra roja de la Gala Met 2016

Vogue's editor

Toda una célebre de la escritura cuya inspiración ha sido extraída de una implicación absoluta en su pasión por la moda. Una persona que se levanta a las cinco de la mañana y desayuna de 'Starbucks', derivado por su adoración al café, pero que en cambio, impone con su carácter frío y distante. Todos la veneran y respetan, una actitud que Anna Wintour se ha ganado tras convertirse en la editora de una de las revistas más añejas y prestigiosas del mundo textil.

Elegante, discreta, pero con un estilo que muchos desearían poseer de naturaleza, la íntima Anna Wintour se caracteriza por encontrarse tras sus maxi gafas de sol de la maison Chanel, un sello de identidad que ha pasado a ser historia a través de su personaje. A pesar de que muchos la han tachado de una figura lejana y, quizás, demasiado disciplinada, Anna Wintour prefiere definirse como una persona muy perfeccionista cuyo entusiasmo recae sobre los trabajadores innatos, una virtud que tiene muy en cuenta a valorar en su equipo de trabajo.

En algún lugar concreto, un diseñador dijo: "Siempre hay un momento en el que uno se cuestiona si lo que está haciendo le gustará a Anna Wintour o no. El que en este trabajo diga lo contrario está mintiendo". Una editora que ha conseguido hacerse con la última palabra con respecto a zanjar las tendencias, siendo las novedades textiles un punto de referencia en la moda y las que tienen que poseer un toque de color para que la editora de Vogue más afamada le proporcione el visto bueno.

Personaje inspirador

Rostro londinense de origen pero con una pluma creativa adoptada por Nueva York, Anna Wintour se relaciona con el significado más concreto de profesionalidad. Tal ha sido la categoría más alta de su talento que incluso ha servido de fuente de inspiración para múltiples documentales, e incluso, largometrajes como el afamado filme de 'El diablo viste de Prada', pues muchas voces del sector apuntan que el personaje Miranda Priesly estaba inspirado en la propia Wintour.

Ben Stiller y Owen Wilson con Anna Wintour en el desfile de Valentino en Paris Fashion WeekBen Stiller y Owen Wilson con Anna Wintour en el desfile de Valentino en Paris Fashion Week

Aunque no ha sido esta sinopsis ficticia la única muestra del ingenio de Anna Wintour, ya que muchos han sido los documentales que han postulado a la editora de Vogue como la protagonista. 'Vogue, el número de Septiembre' o 'El primer lunes de mayo', siendo este uno de los estrenos recientes en 2016, son algunos de los ejemplos más claros que han nacido tras la revelación de las historias que surgen detrás del backstage. Modelos, diseñadores y mucha tensión, en cuanto a la organización y resultado, han sido los componentes esenciales que han sucumbido a la creación de dichos largometrajes.

Anna Wintour ha sido la encargada de transportar a los apasionados de la moda a un mundo mágico lleno de tendencias y primicias a través de una de las galas más importantes del sector. Dos eventos imprescindibles existen dentro de la industria, la gala Met y los Premios CFDA, más conocidos como los Oscar de la Moda, un acontecimiento que despliega su red carpet para recibir a los rostros más reconocidos de los múltiples sectores que componen el entorno celebrity. Cada detalle cuenta, un hecho que Anna Wintour respeta a la perfección y que además quiso reflejar a través del documental 'El primer lunes de mayo', cuyo trasfondo transmite la organización de la gala Met.

Beyoncé recoge su galardón a 'Icono de la moda' en los Premios CFDA Fashion 2016Beyoncé recoge su galardón a 'Icono de la moda' en los Premios CFDA Fashion 2016

Premios Vogue Fashion Fund

Mucha ilusión a la par que capacidad creativa se rige en la preselección de uno de los acontecimientos por excelencia del mundo de la moda. Cada edición se transforma en una cita imprescindible para todos aquellos que toman la moda como una forma de vida, e incluso de expresión. Sin embargo, lo que se convierte en un evento cargado de magia y celebración tiene un proceso previo cuyo objetivo reside en cuidar hasta el más mínimo de detalle, un acto que convertirá a uno de los diez aspirantes en el diseñador del año.

El escenario, la decoración, los invitados y actuaciones conforman una larga lista de quehaceres cuya administración absoluta se rige bajo los nombres de Anna Wintour y Diane Vong Fürstenberg, diseñadora de moda y actual presidenta de la Asociación de Diseñadores de América. Siendo esta también otro rostro más que refinado a la par que reconocido en la industria gracias a su labor y dedicación para hacer posible este evento anual.

Anna Wintour con estola blanca  en la alfombra roja de la Gala del MET 2012Anna Wintour con estola blanca en la alfombra roja de la Gala del MET 2012

Anna Wintour, toda una leyenda

"Me gusta estar encima de todo. Leer hasta el último pie de foto. He comprobado que la gente hace las cosas mejor cuando estás pendiente de los detalles todo el tiempo" confesó la periodista para una entrevista. Alabada por los diseñadores más importantes e ilustres de la moda, tal y como hizo Oscar de la Renta cuando la calificó de todo 'un genio'. Y es que Anna Wintour es más que una editora, incluso es más que la editora de Vogue. Esta británica se ha convertido en toda una leyenda que ha proporcionado un personaje transformado en icono de estilo.

Su frialdad, basada en un carácter propio de su lugar de nacimiento, hacen que su forma de vestir, tan colorido siempre, sea todo un ejemplo a seguir, pues como ella misma ha señalado alguna vez: "Nunca me verá con un look totalmente negro". Incapaz de limitarse a las modas pasajeras, hecho que se ha demostrado tras no sucumbir a novedades audiovisuales como el selfie, Anna Wintour prefiere lo tradicional pero con visión a largo plazo.

Toda una visionaria de la moda que ha logrado mantener viva la llama de esta pasión textil, un logro que ha conseguido a través de una forma de trabajar disciplinada, gélida y con límites muy estructurados. No cabe alguna duda de que este personaje que lleva toda una vida dedicada a la industria pasará a la historia como un icono de estilo, pero sobre todo, Anna Wintour se ha convertido en el ejemplo del poder de una leyenda de la moda.

Artículos recomendados