Menú
Ángel Schlesser apuesta por la asimetría y sobriedad del color para primavera/verano 2016 en Madrid Fashion Week
DESFILE

Ángel Schlesser apuesta por la asimetría y sobriedad del color para primavera/verano 2016 en Madrid Fashion Week

El diseñador ha subido a la pasarela madrileña sus diseños para la próxima temporada primavera/verano 2016.

En la primera jornada de la 62 edición de la Madrid Fashion Week primavera/verano 2016 se ha disfrutado de grandes diseñadores. A primera hora de la tarde ha llegado sobre la pasarela el aclamadísimo Ángel Schlesser con una colección sobria y elegante para una mujer que sabe lo que quiere.

Conjunto negro y estampado de Ángel Schlesser para primavera/verano 2015 en Madrid Fashion WeekConjunto negro y estampado de Ángel Schlesser para primavera/verano 2015 en Madrid Fashion Week

Un sincronizado desfile sobre la pasarela clasificado por colores y gamas. El blanco y el negro han sido protagonistas en prendas donde no abundaban los estampados ni las mezclas arriesgadas de tonos. Las telas eran sedosas y muy frescas, de cara a la época más calurosa de año. El rosa, en un tono pastel apagado, rojo oscuro Burdeos, verde esmeralda, azul oscuro grisáceo y negro con alguna mota de color.

Vestidos y pantalones principalmente largos en el desfile. Arriesgados escotes asimétricos uniendo los dos extremos con uno o dos solo botones negros. Un par o tres de prendas estampadas con grandes hojas otoñales con azul grisáceo, negro y blanco, acompañados de flecos y faldones. No podía faltar un sobrio traje chaqueta con una camisa con chorreras en azul, la clásica gabardina británica en color beige y americanas asimétricas blancas.

Vestido negro de Ángel Schlesser para primavera/verano 2015 en Madrid Fashion WeekVestido negro de Ángel Schlesser para primavera/verano 2015 en Madrid Fashion Week

Destacaban en casi todos los modelos las grandes aperturas centrales, faldas largas o cortas dejando un hueco en medio, grandes escotes en V, incluso en la espalda. Sobre todo en el último vestido, el más elegante de la colección, de color negro y largo hasta el suelo con un gran escote trasero y un triángulo rojo en un costado. Todas las modelos lucían sandalias de plataforma de madera y tiras marrones, una clara referencia a la moda de los años setenta.

El cabello de todas ellas iba peinado con una coleta baja, engominada y muy masculina junto a un maquillaje muy natural, casi inexistente. Finalmente, el diseñador ha aparecido brevemente sobre la pasarela como cierre del desfile vestido con unos pantalones vaqueros en azul claro y un abrigado jersey en azul marino. Sin duda esta ha sido una colección elegante, sobria, ordenada y llena de perfectas asimetrías haciendo los modelos elegantes a la vez que la mujer muy sexy.

Artículos recomendados