Menú
Ropa para recién nacidos: cómo vestir a tu bebé en verano
VESTIRLE EN VERANO

Ropa para recién nacidos: cómo vestir a tu bebé en verano

Un bebe recién nacido en pleno verano tiene mucho peligro. En la medida de lo posible es recomensable que no le saques a la calle en la horas punta ni le lleves a la piscina. Además, siempre debe ir por la sombra y estar adecuadamente hidratado.

La llegada de un nuevo miembro en la familia siempre es una inmensa alegría para las familias, pero si es verano mucho mejor, ya que resultará mucho más cómodo para los nuevos papás y para el bebé recién llegado por el buen tiempo y la facilidad para adaptarse unos a otros, es mucho más fácil para lucir al bebé y dar largos paseos, salir a la calle es más sencillo y disfrutar del buen tiempo con el recién nacido es lo mejor.

Todo se puede complicar un poco si el pequeño recién nacido llega al mundo en pleno verano, pero no por que sea malo para él, más bien por los quebraderos de cabeza que puede suponer si viven en zonas muy secas donde el sol pega demasiado y con grandes subidas de temperatura, y es que con el calor típico de está época del año, saber que ponerle a tu bebé para que no coja frío es muy complicado.

Los bebés recién nacidos tienden a tener la temperatura corporal algo más baja que los adultos, es por ello que a la hora de vestirlos, los nuevos papás deben tener un cuidado especial con el tipo de prendas de ropa que se le ponen.

Los bebés deben estar a la sombra, protegidos del solLos bebés deben estar a la sombra, protegidos del sol

Todo esto teniendo en cuenta que el sol pega muchísimo, que las temperaturas en según que zonas son muy elevadas y que al bebé hay que protegerlo muchísimo cada vez que salga a la calle. Mucha crema protectora, cuanto más alta mucho mejor, y mucha sombra. También, evidentemente, muchísimo líquido que les tenga hidratados y evitar lo máximo posibles las horas de mayor temperatura para que no sufran golpes de calor que pueden ser muy perjudiciales para ellos. Así que si por alguna razón, los llevas a la playa, siempre debajo de la sombrilla, con crema de 50 SPF especial para niños y una buena piscinita con agua fresquita; aunque lo mejor es que tan pequeños no vayan todavía, no están muy preparados aún y su piel es aún demasiado sensible para esos sitios, aún así es bueno saberlo

Cómo vestir a tu bebé en pleno verano

Los pequeños nada más nacer, tienden a tener la temperatura algo más baja, ya que su pequeño cuerpecito no es capaz de regularla bien. Es por ello que en el hospital siempre se les pone un gorrito nada más nacer, porque por sus dimensiones con respecto al resto del cuerpo, es la zona por la que se pierde más el calor. Así que es muy importante tener mucho cuidado a la hora de elegir las prendas que debe llevar, ya que éstas deben equilibrarla siempre, haciéndoles el verano mucho más cómodo y tranquilo, teniendo siempre en cuenta las altas temperaturas que pueden llegar a tener los días.

Es muy normal cometer el error de que al tocarle los piel o las manitas a los pequeños, de la sensación de que están congelados y se le abrigue en exceso, pero la verdad es que estas partes de su cuerpecito siempre están fríos; la solución es tocarles el cuello y así se sabe con mayor exactitud su temperatura corporal real.

Una gran idea puede ser usar bodys de tirantes gruesos y encima un conjunto, vestido o prenda de manga corta bien fresquitos y transpirables, esto no solo ayudará a que el bebé no tenga calor; también a que no sufra irritaciones o escoceduras por culpa de la sudoración que puede formarse en el cuello o en la zona de pliegues que se forman en brazos y piernas.

Usa bodys fresquitos y transpirables para prevenir rojeces y alergiasUsa bodys fresquitos y transpirables para prevenir rojeces y alergias

Otro buen consejo es provenirse de gorritos ligeros que también ayudan mucho con el equilibrio de la temperatura del recién nacido y son la mejor opción para cubrir la cabecita del bebé para protegerle de los rayos de sol del verano, que son tan agresivos para su piel tan suave y virgen; no solo por el propio calor, si no por proteger la piel de su rostro y evitar que esta se queme por las altas temperaturas.

La ultima idea, y además una de las más antiguas y usadas por todos, es usar patucos de croché, como los que hacían nuestras abuelas. Son fresquitos porque no encierran el pie completamente, pero además, el tejido le aporta algo de calor y así equilibra su termostato, ya que en los pies es una de las zonas por donde más se pierde el calor.

Evidentemente, existirán momentos durante el día donde el bebé recién nacido estará muy cómodo solo con su pañal o con un simple body fresquito. Esto estará muy bien en aquellas horas del día en las que el calor apriete mucho más y sean muy insoportables las temperaturas.

Tejidos para recién nacidos en verano

En cuanto a los mejores tejidos para la ropa que más les conviene a los bebés recién nacidos en verano para combatir el calor, destacan el lino y el algodón. Ambos son un tipo de tela hipoalergénicos, que ayudan a que el pequeño/a de la casa no sufra irritaciones de la piel y alergias varias que puede provocar el calor.

Lo mejor es hacerse con un buen puñado de bodys de algodón de tirantes o manguita corta, y prendas de ropa como camisetas, vestidos o pantalones de lino, que aunque se arruguen un poquito más son muy frescos y ayudan mucho al momento de ajustar su temperatura y hacer que el bebé se sienta muy a gusto y tranquilo en esta época del año tan buena para lucir al nuevo miembro de la familia.

Para los pies es muy reocomendable los patucos de crochéPara los pies es muy reocomendable los patucos de croché

Para los pies, como se habla más arriba, el croché es una técnica perfecta para este tiempo, y ayuda mucho a adaptarse, no solo al verano; si no también a tener algo en los pies que con el tiempo será muy necesario cuando empiecen a andar.

No es muy aconsejable ponerle al bebé ni licras ni tejidos sintéticos, que a parte de que por la sudoración puede causarle irritaciones por la falta de transpiración; ese tipo de telas se adhieren demasiado al cuerpo y pueden causarle demasiado calor, mayor sudoración y son muy pegajosas. Suponen mucha incomodidad para el pequeño/a y además no son muy buenas, por lo que con los lavados estás prendas de ropa irán perdiendo elasticidad y calidad.

Artículos recomendados

Comentarios