Menú
El escándalo en Rio 2016 de Ryan Lochte le cuesta el patrocinio de Speedo y Ralph Lauren
El escándalo en Rio 2016 de Ryan Lochte le cuesta el patrocinio de Speedo y Ralph Lauren
JUEGOS OLÍMPICOS

El escándalo en Rio 2016 de Ryan Lochte le cuesta el patrocinio de Speedo y Ralph Lauren

El nadador se ha quedado sin el patrocinio de varias marcas, que destinarán el dinero a obras benéficas, tras el altercado producido en los Juegos Olímpicos.

Muchas son las marcas que deciden patrocinar a grandes personalidades del mundo, entre ellas a los deportistas. Son estos los que deben represenar unos valores y comportamientos íntegros que benefician a las firmas enormemente, por lo que la moda también tiene mano dura con aquellas acciones que no conllevan ninguna rentabilidad.

El nadador Ryan Lochte, de 31 años, acudió en representación a su país a los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Lo que nadie esperaba es que protagonizara uno de los mayores escándalos de estas jornadas, cuando se le ocurrió fingir un asalto a mano armana junto con tres compañeros más para ocultar los destrozos realizados tras volver de fiesta.

Gracias a este hecho, la firma de ropa de baño Speedo ha cancelado el patrocinio que tenía con Lochte ya que, como aseguraron en un comunicado, no pueden "tolerar un comportamiento contrario a los valores que esta marca ha defendido durante mucho tiempo". Además han afirmado que destinarán el dinero correspondiente al patrocinio del nadador a la ONG Save The Children para ayudar a los niños de Brasil.

Ryan Lochte con un gorro de SpeedoRyan Lochte con un gorro de Speedo

De igual forma ha ocurrido con Ralph Lauren. La firma tenía un acuerdo específico con el nadador únicamente en la duración de los Juegos Olímpicos, y ha asegurado que no renovará con Lochte, si bien seguirá ayudando al equipo Olímpico y Paralímpico estadounidense.

Ryan Lochte, que ganó una medalla de oro en esta cita, se ha quedado también sin el patrocinio de otras marcas como Gillette o Nissan.

Ryan Lochte con la medalla de oro en Río 2016Ryan Lochte con la medalla de oro en Río 2016

Otros casos

El nadador estadounidense no es el único deportista que, tras un escándalo, deja de ser alabado por grandes marcas de moda, que huyen de la mala imagen que se pueda generar al verse envueltas en diferentes disputas ocasionadas por ellos.

Lance Armstrong, uno de los mejores ciclistas de la Historia, se vió afectado por la falta de sponsors tras sus declaraciones en cuanto al dopaje. La firma deportiva Nike cortó toda relación que pudiera involucrarle con él, así como con Oscar Pistorius tras el homicidio que cometió el pasado 2013.

Casos como el de la tenistaMaria Sharapova, que perdió su contrato con las raquetas Head tras admitir el dopaje del que fue acusada o el golfista Tiger Woods al que dieron la espalda Gillette y Accenture tras varios altercados en su vida personal.

Artículos recomendados