Menú
Sujetador para dormir: ¿es recomendable?
SALUD Y ESTÉTICA

Sujetador para dormir: ¿es recomendable?

El hecho de dormir con sujetador puede provocar que, durante la noche, la eliminación de toxinas no se realiza de forme adecuada y acabe derivando en la aparición de quistes y tumores.

El dilema que nunca se resuelveEl dilema que nunca se resuelve
El universo femenino es mucho más complicado de lo que pensamos. Existen multitud de manías que nos rodean y que, en muchas ocasiones, sin quererlo ni tomarlo acabamos cayendo entre sus propias redes. El tema del sujetador y cómo dormir es una de ellas, pudiéndose incluso considerar como una de las más comunes entre las mujeres. Y es que, al igual que hay quienes detestan y no consiguen conciliar el sueño vistiendo una prenda interior tan significativa como ésta, también las hay que prefieren no prescindir de ella por cuestiones meramente personales.

A simple vista, podría ser entendido exclusivamente como un asunto de pura comodidad, aunque en realidad arrastre consigo cuestiones mucho más relevantes. Dos extremos opuestos que de forma automática lanzan al aire preguntas tan importantes como éstas: ¿dormir con sujetador resulta perjudicial para nuestra salud?, ¿en qué tipo de situaciones se recomienda utilizar sujetador durante la noche?, ¿cuáles son los riesgos de un uso excesivo del sujetador mientras estamos en la cama? Interrogantes que a más de una generan curiosidad y que desde Bekia Moda queremos resolveros con la máxima claridad posible.

¿Cómo elegir el tipo de sujetador adecuado?

Por lo general, el uso de esta prenda interior debe estar acompañada siempre del suficiente confort y bienestar para la mujer, evitando que pueda llegar a molestarnos. Para eso, es muy importante que tengamos en cuenta nuestra talla a la hora de renovar nuestro cajón de sujetadores. La idea de utilizar un tallaje más pequeño para crear sensación de mayor volumen debe quedar automáticamente descartada. No obstante, lo mejor sería comprarlos acorde con la talla que tengamos de pecho.

Asimismo, y ante los grandes avances experimentados en su diseño, se recomienda que evitemos cualquier tipo de sujetadores con costuras que marquen los senos y puedan hacernos daño, aquellos cuya forma y tamaño nos opriman demasiado e incluso los que tengan mucho relleno y aros. Una serie de consejos que intentan llegar al máximo de mujeres posibles en el mundo pero que, sobre todo, deben tener en cuenta aquellas personas que recientemente hayan sido operadas de pecho, padezcan problemas de circulación sanguínea o alguna enfermedad relacionada con esta parte del cuerpo.

Evita las costuras si duermes con sujetadorEvita las costuras si duermes con sujetador

¿Por qué NO utilizar el sujetador para dormir?

Sin embargo, y dejando a un lado las pautas comunes, hay una cuestión que siempre acaba acaparando el mayor número de interrogantes. ¿Qué ocurre si dormimos con el sujetador puesto? Existe múltiples respuestas y explicaciones en torno a esta gran incógnita, pero lo cierto es que, en palabras generales, lo más recomendable sería prescindir de él siempre que nos sea posible. Es cierto que hay muchas mujeres que parecen sentirse cómodas siempre que lo visten, encontrando en él al aliado perfecto para lucir un busto bonito. Aunque, por el contrario, también hay quienes desean cuanto antes llegar a casa para deshacerse de él y sentir un pecho liberado y con mayor holgura.

Y es que el hecho de que podamos llegar a sentirnos bien con esta prenda puede que incluso acabe haciendo que se nos olvide quitárnosla a la hora de echarnos a dormir en la cama. Ante ello, se abre un gran debate protagonizado, sobre todo, por expertos en la medicina. Muchos aconsejan que lo mejor a la hora de conciliar el sueño y pasar una buena noche sería no llevarlo puesto o utilizar un sujetador para dormir especial. Y es que su empleo puede llegar a provocar que la eliminación de toxinas no se realice de la forma más adecuada. Una función que se lleva a cabo durante las horas de sueño y que se puede ver alterada por esta prenda textil, oprimiendo varios ganglios del seno y canales linfáticos.

Esto, además, puede hacer que la retención de líquidos en nuestro cuerpo sea aún mayor y que derive en la aparición de ciertos quiste y tumores. Pero ya no solo influye la forma en sí de nuestros sujetadores, sino también la temperatura que pueden producir en nuestros pechos. Culpa de ello la tienen, principalmente, los tejidos y materiales con los que están fabricados todos ellos. Una mama precancerosa siempre se ha caracterizado por emitir una temperatura mucho más elevada que los pechos sanos, por lo que es importante que este factor se encuentre siempre estrictamente vigilado. De esta forma evitaremos cualquier tipo de síntoma maligno en nuestro cuerpo.

También hay expertos que consideran que, además de no utilizarlos por la noche, debemos vestirlos como mucho 7 horas al día. La explicación es muy similar a las anteriores, y es que la necesidad de que nuestros senos se sientan de vez en cuando libres y naturales impera por encima de cualquier hábito o manía. De igual modo, dentro de este punto hay que considerar una de las grandes leyendas que lleva acompañándonos durante toda la vida y que es necesario desmentir. Y es aquella que sostiene que utilizarlos puede ayudar a conseguir aún más firmeza que la tenemos. No solo no es verdad sino que puede acabar dando un resultado totalmente contrario.

Lo más recomendable es dormir sin él, a menos que sea especialLo más recomendable es dormir sin él, a menos que sea especial

El sujetador para dormir ¡existe!

Sin embargo, la preferencia de llevar sujetador a la hora de meterse en la cama también encuentra su validez, siempre y cuando se realice con una prenda especial. Y es que la industria textil también ha querido atender las necesidades de todas estas mujeres creando un exclusivo sujetador para dormir. El Nightbra es uno de ellos. Una prenda creada a finales del siglo XX por la ginecóloga Elisa Fernández que previene las arrugas en el escote y se caracteriza por no llevar copas.

Este sujetador para dormir, además, es ideal para mantener la firmeza en el pecho mientras nos encontramos en la cama, para retrasar la caída del pecho, para favorecer el drenaje linfático y muy recomendable para aquellas mujeres que se hayan sometido a una mamoplastia de aumento. Además, al carecer tanto de copas como de relleno logra aportar a los sueños el confort deseado y una relajación que evita que nuestra espalda también sufra de dolores innecesarios. Sin duda, un resultado acertado para aquellas personas que presumen de un busto prominente y a las que nos les importante utilizarlo a la hora de dormir.

Artículos recomendados