Menú
Los looks de Sarah Jessica Parker: 50 años derrochando estilo
CON MUCHA ELEGANCIA

Los looks de Sarah Jessica Parker: 50 años derrochando estilo

Su pasión por los tacones y las plataformas ha hecho que la actriz cree su propia firma de calzado: 'SJP'.

Tarde o temprano, los 50 le llegan a todo el mundo y, aunque no lo parezca, Sarah Jessica Parker ha sido una de las últimas celebrities en recibirlos. Una de las actrices más conocidas del panorama internacional que el pasado 25 de marzo veía cumplido su medio siglo de vida. Pero, a pesar del paso del tiempo, la estadounidense ha sabido muy bien cómo mostrar su mejor imagen a lo largo de todos estos años.

Sarah Jessica Parker con estampado floral de Prabal Gurung en LondresSarah Jessica Parker con estampado floral de Prabal Gurung en Londres

Un estilo envidiable que forma parte de ella allá donde va y que deja grabada en la retina de todos una belleza difícil de olvidar. Porque, además de ser un gran referente en el mundo de la interpretación, sus looks sobre las alfombras rojas, photocalls e incluso sus atuendos diarios han hecho que sea también uno de los mejores iconos de moda actual. Una elegancia y una precisión por los detalles que hacen que tanto sus modelos formales como informales sean dignos de seguir y recordar.

Y, sin duda, uno de los que seguirán permaneciendo en nuestra memoria durante años será el que vistió en 2001 para la presentación de la comedia 'I don't know how she does it', en Moscú. Un vestido del diseñador Giambattista Valli, que también fue visto en la figura de Carlota Casiraghi -aunque en una tonalidad diferente-, cuya estructura, capa, trasparencias y color rojo pasión hicieron que fuera la reina indiscutible de la noche.

Sarah Jessica Parker con vestido de encaje de Stella McCartneySarah Jessica Parker con vestido de encaje de Stella McCartney

Los tacones, el imprescindible de Sarah Jessica Parker

Así, el color ha terminando convirtiéndose en uno de los más fieles aliados de la intérprete. Un destello de luz que, por supuesto, nunca falla en las confecciones que luce sobre la 'red carpet' y que siempre logra encontrar la combinación perfecta junto a increíbles diseños de zapatos. Entre ellos, las plataformas han logrado coronarse como los imprescindibles de su fondo de armario. Un 'must' que casi siempre forma parte de sus decisiones y que ha hecho que los de Charlotte Olympia sean uno de sus preferidos.

Aunque, aparcando a un lado los eventos importantes, su día a día también ha terminado viéndose afectado por este deseo de estilizar aún más su figura subida a uno tacones. Y es que, en estos casos, la simplicidad diaria es uno de los recursos más utilizados por las 'celebs' fuera de la atención de las cámaras. Porque todas sabemos que la sencillez de unos vaqueros y una camisa acaba rompiendo cuando incluimos unos buenos zapatos.

Sarah Jessica Parker con un diseño en blanco y negro de Oscar de la RentaSarah Jessica Parker con un diseño en blanco y negro de Oscar de la Renta

Así, no es de extrañar que, finalmente, Parker haya plasmado su afición por este complemento 'fashion' a través de su propia firma de zapatos 'SJP'. Una línea que está recorriendo el mundo entero y que está haciendo que la actriz ya no solo sea conocida por las series y películas en las que ha trabajado, como 'Sexo en Nueva York'. Pero siguiendo con el estilo de esta madre de tres hijos, parece que su gusto por la confección durante los últimos años ha estado dirigido, principalmente, por un solo nombre: el del gran Oscar de la Renta.

Una de las personalidades más célebres de este mundo que decía adiós el pasado mes de octubre y que ha formado parte de los atuendos de Parker en sus últimos eventos. Uno de ellos, el que lució en la alfombra roja de la gala MET. Una atrevida elección en blanco y negro que Parker conjuntó con unos guantes y un voluminoso peinado.

Por su parte, el rosa chicle también ha sido otra de las tonalidades con las que Parker ha sabido lucir el sello de esta casa, un modelo que además incluía pedrería en la parte posterior de su vestido. Un brillo especial con el que ha iluminado los lugares y las ciudades que ha estado visitando durante estos 50 años y que todavía hará presencia durante mucho tiempo más.

Artículos recomendados