Menú
Leggings: cuándo sí y cuándo no
Leggings: cuándo sí y cuándo no
PROS Y CONTRAS

Leggings: cuándo sí y cuándo no

Los leggings son la prenda estrella de la temporada pero combinarlos no es una tarea tan sencilla como parece.

Los leggings son los campeones de la temporada primaveral, alargando su reinado sobre gran parte del verano. Estos son cómodos y funcionales, además de asequibles. Las múltiples combinaciones y posibilidades que presentan a la hora de lucir uno de estos es perfecta para todo tipo de estilos. En algunas ocasiones, incluso se pueden lucir en otras etapas más frías.

Conceptos básicos

A lo que también nos solemos referir como mallas se le atribuye la cualidad de ser adaptable y extra cómodo. Aunque los leggings solo deben ser ajustados, no ahogar. Es decir, que se deben acoplar a las piernas y las caderas, pero sin cortar la circulación de estas extremidades y permitiendo un movimiento en todo momento, sin las restricciones típicas de algunos pantalones que son más apretados.

También es importante el material del que esté hecho. Normalmente son de algodón, pro lo que hay que prestar más atención a este tipo de leggings, ya que son los que transparentan con más facilidad. En caso de que sea otro material pero que tenga el mismo efecto, hay que vestir una ropa interior que sea de un color neutro y que se consiga disimular con el tipo de leggings que se lleva.

Hay que utilizar ropa interior de color neutraHay que utilizar ropa interior de color neutra

Tipos de piernas

Lo normal es que nos encontremos antes unos leggings largos, que son perfectos para lucir tanto de día como de noche. Estos quedan perfectos en cualquier tipo de pierna y se adaptan a cualquier tipo de estilo. Dependiendo del material y del color o estampado que tenga, esta pieza puede ser la principal o el acompañamiento ideal del conjunto.

Luego aparecen otros más cortos, como los pesqueros o los piratas. Los primeros quedan bien con un estilo más deportivo y relajado, siendo la calle su principal escenario. Por otro lado, los segundos son más difíciles de llevar. Estos últimos suelen verse más en las esferas deportivas, siendo el favorito para practicar deporte al aire libre en verano, como salir a correr, hacer senderismo o ir en bicicleta.

Altura perfecta

Los leggings que más abundan actualmente son los de talle alto. Este es apto para todo tipo de cuerpo. Queda especialmente bien en las personas con piernas cortas y gente con caderas anchas. Aunque siempre hay que saber lucirlo bien.

Estiliza la figura dando altura y embelleciendo las curvas. Además, es perfecto para destacar los leggings de todo el conjunto, ya que se puede acompañar en perfecta armonía con una blusa amplia y larga por la parte de la espalda, metiendo un poco el bajo de la pieza por la cintura de delante del pantalón.

Por otro lado, la cintura media es más habitual en los jeans vaqueros, por ejemplo. En el caso de los leggings, no se recomienda este tipo de medida a no ser que se vaya a tapar con una pieza larga. Normalmente, esta cintura se encuentra en leggings realizados en algodón. Si lo usamos como una media o leotardo, esta altura puede darnos más ventajas en su posición como acompañante del conjunto que si la utilizamos como el plato fuerte del look.

Materiales a escoger

El primero que aparece en la lista es el algodón. Este tejido es el que más se utiliza en todo el mundo, por su comodidad, por su precio y por sus múltiples adaptaciones a cualquier tipo de prenda. En el caso de los leggings, es mejor usarlos como si fueran medias o leotardos, ya que tienden a transparentar.

Al ser un tejido más delicado hay que estar atentos a posibles rasgaduras, aunque es el tejido que más vamos a encontrar. Tanto si tienes las piernas grandes como finas, estos leggings marcan la celulitis y demás imperfecciones, por lo que los cuerpos tonificados son a los que mejor les va a sentar, independientemente del peso que se tenga.

Al ser un tejido más delicado hay que estar atentos a posibles rasgadurasAl ser un tejido más delicado hay que estar atentos a posibles rasgaduras

A continuación, debemos pararnos a hablar de uno de los hits que más está gustando: el efecto vaquero. Especificando más en el negro, este está adaptado para todo tipo de piernas. El vaquero normal tiende a ensanchar la pierna, por eso es mejor si lo llevan aquellas que tengan unas piernas más estilizadas. Lucir una pieza de este tipo es ideal tanto para el día como para la noche, ya que es como llevar un pantalón normal y corriente, pero más cómodo todavía.

Luego aparece el cuero. Este es una de las estrellas que, desde hace aproximadamente 6 años, se convirtió en un básico de armario pese a ser un material -en apariencia- más complicado de combinar. A pesar de dar más calor, la primavera es su época preferida, aunque también es normal verlo en invierno.

Los leggings con este material son ideales tanto para lucir de día como de noche, acompañando un look de calle como deportivo, rockero o de fiesta. Se pueden acompañar tanto con deportivas como con tacones, ya que estos leggings se acomodan con facilidad a todo tipo de estilos. El problema es que solo queda bien en piernas finas y estilizadas, ya que el cuero es muy ajustado y su efecto funciona como un amplificador de la figura.

Por último, cabe destacar la lycra. Este tejido es más específico para las piezas deportivas. Su constitución elástica y resistente ayuda a mejorar el ejercicio por su adaptabilidad al cuerpo, sin resultar excesivamente ajustado. Actualmente, se suele lucir mucho a pie de calle pero como una pieza más de un look deportivo y los hay en todo tipo de acabados, estampados y colores.

Tonalidades básicas

El negro es el rey de todos los colores. Es el tono que más estabilidad aportará a cualquier estilo, en cualquier material del que esté realizado y para la actividad que sea. Aunque, con el tiempo y las nuevas tendencias, le han salido serios competidores. Aun así, el negro sigue siendo el básico en temas de leggings, entre otras muchas prendas.

Grises y granates también tienen el mismo efecto de nexo para complementar y unir todas las piezas del outfit, así como relajar el aspecto y centrar la atención en otras partes del look, sin resultar colores excesivos o excéntricos. Estos suelen estar en estampados en algodón y en cuero, respectivamente.

Los estampados atrevidos son más típicos de épocas cálidasLos estampados atrevidos son más típicos de épocas cálidas

Los estampados atrevidos son más típicos de épocas cálidas. En la primavera nuestro armario cambia, así como su perdurabilidad de agente transgresor durante el verano. Por eso los estampados se hacen más fuertes en estas dos temporadas. Sin necesidad de pasar calor, las rayas en todas sus versiones, los colores psicodélicos y los animal print encabezan los estampados más deseados, seguidos muy de cerca por los cuadros escoceses y los lunares.

Los acabados suelen acabar en tonalidades blancas y negras, aunque hay de otros muchos colores para elegir. Este tipo de leggings son muy arriesgados, por lo que es mejor si se reserva para acontecimientos específicos y donde sepamos que no hay que seguir un tipo de vestimenta concreta. Como ocurre en la mayoría de los casos, las piernas delgadas y estilizadas son las que se benefician de este tipo de leggings, porque el estampado no queda muy exagerado. Es recomendable que se combine con piezas relajadas y de un color apagado, destacando el blanco y el negro como mejores opciones para no sobrecargar el look.

Artículos recomendados

Comentarios