Menú
Cómo vestirse para ir a una reunión de trabajo
Cómo vestirse para ir a una reunión de trabajo
WORKING GIRL

Cómo vestirse para ir a una reunión de trabajo

Para escoger el look perfecto para una reunión de trabajo hay que tener en cuenta diversos factores buscando no destacar ni llamar la atención.

No siempre es fácil decidir qué ponerse para no desentonar ni llamar la atención en determinadas ocasiones. Saber qué look elegir para ir a una fiesta a veces puede darnos muchos dolores de cabeza, más aún para acudir a una primera cita, pero los que se llevan la palma son esos momentos laborables en que no sabemos qué ponernos.

Y no es que sea un problema de fondo de armario en la mayoría de las ocasiones, sino el miedo a no saber si acertar, si esa camisa es la más adecuada o si esa falda puede jugarte una mala pasada. Un mar de dudas y confusiones que hacen en la mayor parte de los casos se opte por lo que resulte menos peligroso. Por el miedo a qué podría pasar.

La entrevista de trabajo, el primer día en la oficina o una reunión importante son alguno de esos momentos que hacen que cuando nos pongamos ante el armario no tengamos ni la menor idea de qué elegir y queramos salir corriendo a la tienda más cercana. Aunque repetimos, no es problema de posibilidades.

En Bekia hemos hablado en multitud de ocasiones de qué look es el más adecuado para diversos momentos que tienen que ver con aspectos laborales y hoy vamos a centrarnos en qué ponerse para afrontar una reunión.

Debes saber qué look es el adecuado para cada momentoDebes saber qué look es el mas adecuado para cada momento

Preparar el look con antelación

Cuando tienes un encuentro con otras personas del trabajo y éste tiene cierta importancia, no se trata de nada rutinario, lo normal es prepararlo con antelación. Revisar el contenido, destacar los datos más importantes y buscar información sobre los presentes, si es que no los conocemos forman parte de la preparación de una reunión. Pero no solemos dar importancia a nuestra imagen física, salvo cuando estamos dudando ante el armario diez minutos antes de salir corriendo hacia el trabajo.

Es un error, porque esa incertidumbre previa no hará más que sumar nervios a los que ya tenemos por la reunión. Lo mejor es dejarlo decidido (y hasta planchado) la noche anterior para evitar sorpresas inesperadas. Deberíamos preparar igualmente nuestra imagen y qué queremos decir con ella, porque de eso va a depender en gran parte la ropa que debemos elegir.

Ropa con la que sentirse segura

Para empezar, a la hora de afrontar una reunión lo más adecuado es ir seguro de lo que se va a decir y de cuál es su planteamiento. ¿Si nosotros mismos no estamos convencidos, cómo esperamos convencer a otros? Pues la ropa, el peinado y el maquillaje nos aportan parte de esa seguridad que necesitamos. ¿Cuántas veces has oído que unos labios rojos hacen a una mujer sentirse segura? Es cierto. Al igual que unos zapatos de tacón, salvo que no se sepa andar con ellos o le produzcan un horroroso dolor de pies, en cuyo caso han de ser desechados por completo.

Con los tacones se transmite seguridadCon los tacones se transmite seguridad

Y no es sólo que tú te veas segura con ellos, sino que transmites esa seguridad al resto de personas que te acompañan en la reunión. Si no estás cómoda con tu look también lo notarán y eso es un hándicap para ti. Así que has de elegir piezas de ropa con las que te encuentres a gusto.

Probablemente te sientas muy cómoda con los vaqueros boyfriend de hace tres temporadas, pero siento decirte que, salvo que sea una reunión muy informal y en que haya presencia de gente alternativa o de la escena cultural, no están bien vistos.

Evitar sumar preocupaciones

Así que busca dentro de la ropa que forma parte de tu fondo de armario de la oficina y elige aquello con lo que te sientas cómoda. Si tienes unos pantalones en los que a veces se atasca la cremallera no te los pongas, porque te pasarás la reunión pendiente de la cremallera en vez de lo que se está tratando. Si tienes una falda excesivamente larga, que a veces se te engancha al caminar deséchala por lo mismo, porque en el encuentro deberás estar pendiente de su contenido, no con miedo a caerte delante de todo el personal.

Evita ponerte faldas excesivamente cortesEvita ponerte faldas excesivamente cortas

Las faldas excesivamente cortas o que al sentarse se suban demasiado tampoco son buena idea, por el mismo motivo, vas a estar preocupándote por ellas. Y lo mismo ocurre con los escotes. Pueden hacer que tú no prestes la atención debida a la reunión por estar preocupada por la ropa y puede que también distraigan a otras personas. Y ten en cuenta que lo mejor es verte bien con la ropa que has elegido. Ese vestido que sabes que te sienta como un guante o esos pantalones que están hechos a medida.

La técnica de vestirse por capas

Al margen de esto hay otros aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir look para acudir a una reunión y que normalmente no los tenemos en cuenta. Uno de los más importantes es la temperatura. A veces ocurre que en espacios cerrados la calefacción está muy alta o lo está el aire acondicionado. Para evitar pasar frío o empezar a sudar mientras planteamos nuestra propuesta lo más práctico es usar la técnica de vestirse por capas: camisa, chaqueta, pañuelo, americana... De este modo puedes ponerte o quitarte prendas según la temperatura del lugar. Los jerseys de cuello alto estarían descartados salvo que sepas que donde va a tener lugar la reunión siempre hace mucho frío.

Ten en cuenta que debes saber con quién vas a reunirteTen en cuenta que debes saber con quién vas a reunirte

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir el look de una reunión es saber con quién vas a reunirte y, como comentábamos antes, dónde. Pongamos por ejemplo que trabajas en una ingeniería. No es lo mismo quedar en tu propia oficina o la de los clientes que hacerlo en el sitio donde se va a levantar una planta. Y en este último lugar no es recomendable acudir con zapatos de tacón, sino más bien con botas de agua.

Vestirse según tus acompañantes

Aunque existe un protocolo a la hora de vestirse para una reunión hay que tener en cuenta qué llevarán los otros participantes. Si es un encuentro informal no estará bien visto que acudas con un traje. Y si, por ejemplo, vas a un colegio y tienes que interactuar con niños, tampoco es aconsejable llevar una falda de tubo que te limite los movimientos.

Como en cualquier otra ocasión en la vida a la hora de elegir qué look llevar a una reunión de trabajo ha de hacerse teniendo en cuenta las circunstancias especiales de cada encuentro y se ha de hacer sabiendo adaptarse al lugar y al resto de asistentes para no desentonar ni llamar la atención.

Artículos recomendados