Menú
Cómo vestirse en primavera
TIPOS DE OUTFIT

Cómo vestirse en primavera

A la hora de buscar el look idóneo para un día de primavera, es necesario tener la temperatura y las variaciones que va a sufrir ésta a lo largo del día.

Refleja la vitalidad frescura y pureza de la primaveraRefleja la vitalidad frescura y pureza de la primavera

Con ganas de dejar el frío apartado a un lado y llenar los armarios con looks repletos de color y movimiento, comienza a notarse que tanto la primavera como las primeras notas del verano están ya entre nosotros. Un tiempo soleado, sin resultar asfixiante, que nos invita a sacar a relucir los primeros modelitos estivales de esta temporada. Flores, pantalones palazzo, sandalias, flecos, motivos marineros, maxi vestidos, prendas de ante y esa vitalidad, frescura y pureza que tanto aporta el blanco en estas fechas: así es como se avecina esta nueva oleada de primavera.

Tendencias que en algún caso que otro ya se dejaron entrever durante la temporada pasada y que de nuevo se presentan con ganas de abarrotar escaparates y convertir la calle en un verdadero 'street catwalk'. Sin embargo, nunca está de más tener en cuenta, durante estas fechas, aquellos refranes tan comunes y que tanto madres como abuelas llevan repitiendo una y otra vez desde antaño. Tales como "hasta el 40 de mayo no te quites el sayo", "en abril aguas mil" o "llueva abril y mayo aunque no llueva en todo el año". Y es que si hay algo que caracteriza a este peculiar tiempo es concretamente eso: su peculiaridad.

Son muchas las horas, minutos y segundos los que nos llevamos organizando un look diario de primavera y que en muchas ocasiones se acaba frustrando por el tiempo. Rayos de sol y temperaturas agradables pero que a su vez se encuentran con la posibilidad de algún que otro contratiempo. Por ello, ante estos días, siempre está bien ir preparada estilísticamente como se debe y concienciada de que el cambio repentino puede producirse en cualquier momento. Sobre todo, es importante considerar que ciertas prendas básicas pueden llegar a salvarnos del frío o la lluvia cuando menos lo esperamos.

Las prendas trendy se mezclan con los clásicosLas prendas trendy se mezclan con los clásicos

De esta forma, desde Bekia Moda queremos ofreceros una serie de looks, conjuntos, prendas y consejos básicos para que estas últimas semanas de primavera sean afrontadas de la mejor forma posible. Una serie de recomendaciones y proposiciones donde se tendrán en cuenta tanto las prendas 'trendy' como los recursos necesarios para este tipo de días. Porque el hecho de que un buen día de sol finalmente se nuble no tiene porqué hacernos perder ni un ápice de nuestro glamour. Así, si eres de esas personas indecisas a la hora de buscar modelitos para estas fechas, no cabe duda de que las próximas sugerencias te irán como anillo al dedo.

Qué tipo de ropa combinar en primavera

Comenzando por el que se ha convertido ya en un auténtico clásico: el maxi vestido. Una prenda que ya se dejó caer el año anterior y que ahora ha pasado a ser un verdadero 'must' de los armarios de más de una. Cómodos, elegantes, frescos, sencillos y muy femeninos, los maxi vestidos se dan a conocer como una de las mejores opciones para esta época del año. Además, la variedad en cuanto a estilos y colores es infinita. Podemos encontrarlos en colores neutros, claros, algo más llamativos también, con aberturas y con propuestas de escotes muy atractivos.

Quizás esta sea la clave de su éxito. Una oferta a la par heterogénea y versátil que ya ocupa los patrones de multitud de casas de moda. Y es que, adaptándose también al bolsillo de todas, los podemos encontrar tanto en su aspecto 'low cost' como en sus más finas propuestas de alta costura. Desde Armanihasta Zara, todo vale. Lo importante es que cada una se encuentre a gusto con el modelo elegido. Y como parte de ello también se ven involucrado el calzado elegido para combinarlo. En este caso, el que más suele triunfar es el tipo de zapatilla casual pero a la par deportiva, al estilo de las clásicas Stan Smith. Aunque aquí también vuelve a entrar en juego el coste del producto.

Es primavera pero aún no es verano y la ropa no es la mismaEs primavera pero aún no es verano y la ropa no es la misma

No es necesario tener por obsesión el tema de las marcas de moda. Existen multitud de propuestas en el mercado y lo que tiene que primar por encima de todo es que se adapten a la comodidad que deseamos. Y en este caso, muchos se preguntarán: "Entonces, ¿por qué no utilizar mejor una sandalia si estamos en primavera?". Porque, aunque no nos los creamos, lo que empieza como un día soleado en estas fechas también puede acabar derivando en lluvia o bajas temperaturas. Así que mejor ir a lo seguro. También es aconsejable llevar una cazadora vaquera o chaqueta y un foulard en el bolso, para estar alerta ante lo que pueda suceder.

Este tipo de look, por ejemplo, vendría muy bien a la hora de ir a trabajar, mostrándonos cómodas y con una imagen formal e informal a la vez. Por el contrario, y si nos cercioramos de que los rayos de sol estarán presentes durante todo el día, acompañados a su vez de una buena temperatura, podemos arriesgarnos también a combinar un vestido de corte mini y de textura fresca y holgada con unas cuñas o sandalias romanas. Un complemento que año tras año logra renovarse y que se puede catalogar inclusión como una opción atemporal. Sin duda, una combinación de ropa ideal, sobre todo, para tomar algo con amigas en una terraza o para realizar un recado que nos lleve poco tiempo.

Por otro lado, continuando con las diferentes formas de combinar nuestra ropa en primavera, la tradición vuelve a hacer de las suyas para colarse entre los outfits de miles de mujeres en el mundo. Y entre ellos, como no, el tradicional pantalón vaquero o tejano. Un clásico entre los clásico que nunca falla entre las propuestas de cada temporada. Y es que su versatilidad a la hora de combinarlo con cualquier tipo de prenda le hace ser, por excelencia, la prenda estrella del año. En este caso, lo más idóneo sería combinarlo con una camisa estampada, a ser posible de media manga, y unas manoletinas a juego. Eso sí, sin olvidarnos de las medias.

Abrigarse con un abrigo delgado todavía es posibleAbrigarse con un abrigo delgado todavía es posible

En cambio, si lo que más gusta es enseñar pierna para ir cogiendo algo de color, también os proponemos un look liderado por una falda básica y un tanto informal. Aquellas en forma de tubo suelen ser las más aceptadas a la hora de encontrar un confort pleno con nuestra imagen, ya que evitamos que en caso de viento pueda volarse. Siendo, además, de color único, una de las prendas a combinar podría ser una camisa de rayas blancas y negras o una camiseta estampada, para dar movimiento al resultado final. De nuevo, las zapatillas deportivas o estilo Converse se convertirían en el calzado idóneo para vestir con este look.

Como última opción, desde Bekia Moda os recomendamos que hagáis uso de los tan de moda pantalones rotos. Hay tipos y tipos, por lo que tu elección dependerá del grado de "rotura" que finalmente quieres que tenga esta prenda de ropa. Asimismo, hay que tener en cuenta el lugar en el que vayamos a lucir este look, ya que no será igual si lo utilizamos para ir al trabajo o para quedar a cenar con amigas. De esta forma, sus combinaciones también pueden llegar a ser muy alternativas, dependiendo de si queremos darle un aire formal o, por el contrario, descuidado. Desde camisetas básicas a crop tops, según los gustos de cada. Una maxi chaqueta, gabardina o chaleco largo vendría bien para terminar de completar el outfit.

Artículos recomendados