Menú
Cómo vestirse para ir a un bautizo
CÓMO VESTIRSE

Cómo vestirse para ir a un bautizo

Como ir a un bautizo y llevar el outfit prefecto es posible siguiendo el paso a paso de las cosas que debes y las que no debes hacer con tu outfit de bautizo.

Depende de primavera o veranoDepende de primavera o verano
En los últimos años hemos potenciado cualquier tipo de celebración de tal manera que las bodas se han convertido en acontecimientos de varios días y los bautizos en lo que antes era una boda. Nos involucramos y potenciamos tanto la celebración de un acontecimiento como es la llegada de un bebé a la familia que llega un momento en que podemos llegar a perder de vista el objetivo real de la celebración y cómo debemos comportarnos en ella.

Esto afecta no sólo a la organización de un bautizo o a los regalos que se hacen, sino también al look que elegimos para asistir al bautizo de un bebé. Se trata, por lo general, de una reunión familiar en la que, además de darle la bienvenida al nuevo miembro, se le introduce en la religión.

No ha de ser algo pretencioso ni pomposo, sino una mera reunión de la familia. Algo que debemos tenerlo en cuenta a la hora de decantarnos por un estilo y elegir la ropa que llevaremos en un momento como éste.

Para resolver cualquier clase de dudas y tratar de arrojar luz sobre algo, aparentemente tan sencillo y luego tan complicado como qué ponerse para ir a un bautizo, en Bekia os hemos preparado un artículo con consejos, sugerencias y una pequeña guía de qué look escoger para ir a un bautizo y no desentonar.

Un modelo para unas horas

Por lo general un bautizo es una celebración que apenas dura unas horas, no todo el día como puede ocurrir con las bodas. Se suele tratar de una ceremonia religiosa en que tiene lugar el bautizo en sí y, posteriormente, un encuentro de la familia entorno a una comida, una cena o una recepción.

Es importante tenerlo en cuenta porque es importante ser consciente de que la ropa elegida será para unas horas. La celebración no incluirá bailes ni se prolongará hasta entrada la noche, así que hay que elegir un estilo para el día.

Esto significa que te olvides de los vestidos largos, los grandes tacones y complementos de noche, como pueden ser aquellos que contengan brillos o resulten demasiado llamativos.

Nada de vestidos largos ni brillantesNada de vestidos largos ni brillantes

Escotes y minifaldas

La celebración de un bautizo, como comenté anteriormente, es algo sencillo así que tu look ha de ir acorde al mismo. Esto supone que no hay restricciones, pero tampoco lugar para las excentricidades.

No está mal visto que uses pantalones y dado que es una celebración de día si optas por una falda o un vestido ha de verse algo de pierna -de acuerdo con las normas de estilo. Eso sí, es poco recomendable el uso de faldas extremadamente cortas o escotes muy prolongados.

El bautizo es una ceremonia religiosa y puede no estar bien visto por parte del sacerdote que lo oficie que una invitada muestre sus hombros o la falda sea muy corta. En ese caso basta con tapar los hombros con un pañuelo, una pashmina o una chaqueta, de la que después puedes desprenderte.

Hay determinadas prendas que no están demasiado bien vistas en la celebración de un bautizo como son los leggins, opta mejor por unas medias. Los vaqueros, siempre tan socorridos, tampoco recibirán miradas de aprobación, por muy bien que te sienten; al igual que tampoco lo hará el calzado deportivo.

Debes ser cuidadosa con la mezcla de estilosDebes ser cuidadosa con la mezcla de estilos

Mezcla de estilos

Lo que sí puedes es combinar distintos estilos en un mismo look. Por ejemplo, un vestido corto que te parezca formal perderá parte de su seriedad si lo conjuntas con una chaqueta de cuero o con unos botines con tachuelas.

Podríamos decir que la clave para elegir un look de bautizo es saber encontrar el equilibrio para ir vestida algo más formal que a diario pero sin caer en una seriedad extrema. Los complementos como joyas o bolsos son una buena forma de conseguirlo. Puedes probar a jugar con los de distintos estilos para conseguir looks completamente diferentes.

Ni una boda ni una oficina

A un bautizo no se ha de ir vestido como si fuéramos a una boda. Ese es el error más común que podemos llegar a cometer. Por eso los vestidos, por encima o por debajo de la rodilla, son una de las opciones más socorridas. Puedes encontrar cientos de propuestas que se adapten a tu gusto y es muy difícil errar con tu elección.

Puedes combinarlos con una americana de otro color o una chaqueta menos formal. Pero un traje, ya sea de falda o de pantalón, puede resultar excesivamente formal para acudir como invitada a un bautizo. Parecerá un look de oficina más que de celebración.

Pero puedes conseguir que funcione si le incorporas complementos vivos, un top llamativo, un pañuelo con un estampado que llame la atención... en definitiva, tienes que encontrar algo que le de un aire más de fiesta que de lunes a las ocho de la mañana.

Los mejores colores son los vivosLos mejores colores son los vivos

Los mejores colores

No es lo mismo acudir a un bautizo en invierno que hacerlo en verano. No se usa la misma ropa ni tampoco los mismos tonos. Aún así lo que parece imponerse para una celebración como esta son los colores más claros, especialmente en temporada estival.

Si tienes un bautizo en primavera o verano mi recomendación son los tonos pastel, verdes, rosas o azules. En invierno se impondrán los más oscuros, como marrones, grises o granates. Si antes te decía que probaras a combinar complementos de distintos estilos en cuestión de colores te recomiendo jugar con ellos y sus posibles mezclas.

No abuses ni del blanco ni del negro. Usar cualquiera de los dos podría verse como irse a los extremos del color y no es recomendable para un bautizo un look monocromático ni en blanco ni en negro.

Pueden parecernos muy favorecedores pero un look completamente blanco en un bautizo desentona, pareciera que quisieras llamar la atención. Y el negro, por muy estiloso que sea, resultará demasiado triste y recordará al luto.

Además, ten en cuenta que como comentamos los bautizos son de día, nunca de noche, así que elegir un color que es el rey en los look nocturnos resulta cuanto menos chocante. Por ello descarta los complementos extremadamente brillantes, más asociados con la noche.

Y recuerda que un bautizo es un acontecimiento social de celebración, debes ir vestida acorde al mismo pero sin buscar llamar la atención. El protagonista es el bebé que ha llegado a la familia, no ninguno de los invitados y menos aún su look.

Artículos recomendados