Menú
Cómo vestirse si estás embarazada en invierno
Cómo vestirse si estás embarazada en invierno
TODOS LOS CONSEJOS

Cómo vestirse si estás embarazada en invierno

Con el embarazado, la temperatura corporal aumenta, por lo que debemos descartar abrigos acolchados o prendas pesadas.

El invierno es conocido por ser la estación más fría del año; aunque no curre igual para todas las personas. Con el embarazo, la temperatura corporal tiende a ir en aumento, por lo que los abrigos acolchados y las prendas pesadas están de más. También por el hecho de tener una constitución más redondeada, lo que suele provocar una sensación de agobio en las futuras madres el llevar muchas capas o piezas de mucho abrigo.  

La comodidad ante todo

Como las sensaciones no son las mismas ni la ropa premamá da para tanto en algunas ocasiones, lo ideal es hacerse con piezas que se adecúen a nuestro día a día. Tanto si es durante las primeras semanas como en los dos siguientes trimestres del embarazo, es importante tener en cuenta el cambio físico que nuestro cuerpo está desarrollando durante este periodo de tiempo.  

Es importante tener en cuenta el cambio físico que nuestro cuerpo está desarrollandoEs importante tener en cuenta el cambio físico que nuestro cuerpo está desarrollando

La comodidad nunca debe estar reñida con tu look, por lo que se hace clave el uso de pantalones elásticos que abriguen, es decir, que no sean leggins finos, pero sin necesidad de lucir unos pantalones de montaña hiper abrigados para el frío. La ropa premamá, ya sea el mes que sea en el que se encuentre tu embarazo, van muy bien en estos casos.  

Al tratarse de ropa especial para esta etapa de tu vida tan importante, las cinturas de goma y el tejido con el que están hechas las piezas están ideadas para poder ser usadas durante todo el embarazo. Así que, aunque no tengas barriga en el primer trimestre del embarazo y te quepan tus antiguas prendas de vestir, puedes conseguir un look adecuado a tus futuras necesidades con ciertas piezas del armario premamá.  

Abrigarse con menos

A la hora de escoger la ropa, ya sea de tu propio armario habitual durante la primera etapa del embarazo como de entre toda la ropa premamá, hay que tener en cuenta que las piezas que seleccionemos deben protegernos del frío en invierno. Para ello, lo más fácil es seleccionar entre aquellas que estén realizadas en algodón y lana, que son los dos materiales que mejor abrigan y mejores looks invernales se consiguen con ellos.  

Los leotardos o las medias tupidas, así como los cárdigan de tres cuartos serán dos de las piezas que más vas a comenzar a utilizar. Este es debido a que sus formas y constitución te permiten un mejor movimiento, sin estrecheces innecesarias, para un confort mucho más estable. Además, consigues un look más lady si las combinas y le añades un vestido recto de lana fina o algodón más grueso y unas botas altas.  

Las chaquetas de entretiempo puede que se terminen por alargar en el tiempo. Todo depende del frío que pases en este invierno de tu embarazo, ya que a muchas mujeres les ocurre que su temperatura corporal es tan alta durante los últimos meses, que terminan por adaptar piezas de la estación anterior para evitar sofocos o la sensación de mucho calor con abrigos más gruesos y acolchados.  

Las cinturas de goma y el tejido con el que están hechas son idóneas para el embarazoLas cinturas de goma y el tejido con el que están hechas son idóneas para el embarazo

También encontrarás en los pañuelos, las bufandas finas y los fulares extra largos unos grandes aliados del estilo premamá. Adecuando ciertos accesorios que utilizas en tu vida diaria de normal, tu look para combatir el frío en invierno se puede terminar de rematar gracias a guantes y gorros, en caso de que sean necesarios, a juego con tu ropa premamá.  

Para darle un toque más personalizado y restarle un poco de seriedad, ya que tendemos a decantarnos por piezas de ropa con una tonalidad un poco más oscura que en el resto del año, lo mejor es adaptar algunas piezas que dan una sensación más infantil, pero sin perder la elegancia. Estos pueden ser los calcetines largos o los calentadores realizados en ochos con lana, así como los detalles de volantes en los bajos de un vestido o una blusa, así como utilizar una falda plisada.  

Un look muy premamá

En invierno, para contrarrestar el frío durante esta época del año sin perder ni una piza del estilo que sueles llevar, puedes seguir yendo a la moda gracias a una serie de claves de moda y con combinaciones únicas, pero sin que estas resulten nada estrafalarias. Siguiendo los consejos que deberías seguir según el estado de tu embarazo, el trimestre en el que te encuentras y el nuevo cuerpo que se te ha formado con el paso del tiempo, conseguirás que las miradas no se centren solo en tu incipiente barriga.  

Si lo que quieres es ir un poco más allá de la típica ropa premamá, que es muy cómoda y facilita mucho las cosas durante el embarazo a la hora de vestir y no por ello estar menos cómodas, hay una serie de piezas que te servirán tanto para el periodo de gestación como para después. Estas son ciertas piezas más largas y amplias de por sí, que no necesitan de gomas o cintas elásticas para adaptarse al cuerpo humano.  

Los pañuelos y las bufandas finas son unos grandes aliadoLos pañuelos y las bufandas finas son unos grandes aliado

Las túnicas tupidas con motivos geométricos, los chalecos largos de lana lisos o con estampados y los vestidos de algodón grueso en una medida midi son tres de las prioridades a tener en cuenta durante la confección de un look diez para el embarazo en invierno. Sin necesidad de andar pasando frío y con tu cuerpo igual de protegido, aunque sin tener que añadir capa sobre capa, estas prendas del armario de las tallas grandes se pueden trasladar al de cualquier mujer. Luego solo hará falta añadir un cinturón que entalle más la prenda, para así aprovechar mejor la ropa.  

Apuesta por los vestidos cruzados largos, combina un look con leggins metalizados o utiliza las chaquetas de cuero para rematar tu estilismo en las noches que haya algún evento que celebrar. Durante la Navidad, es habitual que los colores rojo, verde y algunos brillantes aparezcan en muchos de los estilismos de invierno, por eso es importante no dejarse nada fuera del tintero y lanzare con los efectos dorados y plateados, para ser la protagonista de la jornada, a pesar de llevar ropa premamá.  

Artículos recomendados

Comentarios