Menú
Cómo vestirse para ir a la oficina
OFICINA

Cómo vestirse para ir a la oficina

Ir perfecta a la oficina es posible sin tener que recurrir a un look aburrido. Respetando el código de vestimenta de tu empleo puede combinar diversas posibilidades.

Combinar un blazer con un pantalón y una camisa puede ser una opción cómoda y acertada.Combinar un blazer con un pantalón y una camisa puede ser una opción cómoda y acertada

Si trabajas en una oficina o estás a punto de empezar a trabajar en una puede que te hayas planteado varias veces cómo tienes que vestirte. Cada empleo tiene su propia etiqueta: en algunos puedes ir casual pero en otros tendrás que tener en cuenta si las elecciones de vestuario que tomas concuerdan con la imagen de la empresa en la que trabajas y si transmiten la profesionalidad que deseas comunicar.

A veces puede ser un poco complicado determinar si algo es apropiado para llevar a la oficina, ya que en los últimos años el estilo de vestir en el trabajo ha dado un cambio hacia lo desenfadado. Pero para aclarar las dudas que puedas tener, te traemos una pequeña guía sobre cómo vestir para ir a la oficina.

Cómo vestir para ir a la oficina.

Para ir a trabajar a la oficina primero tendremos que escoger entre las posibilidades que tenemos disponibles: vestido, camisa y falda o camisa y pantalón.

Un vestido de una longitud adecuada es siempre buena opción. Un look ideal para la oficina es llevar un vestido de un color neutro como gris, negro o beige, que no nos venga demasiado ajustado, y combinarlo con un blazer elegante. Los estampados también están admitidos siempre que sean sutiles y no destaquen demasiado. La posibilidad de llevar medias o no dependerá de la seriedad del código de vestir del sitio donde trabajas: hay oficinas más serias en las que no está bien visto llevar las piernas destapadas y hay otras oficinas más creativas en las que no le dan importancia.

Los colores neutros son fácil de adaptar y ayudan a reducir la probabilidad de error

Los colores neutros son fácil de adaptar y ayudan a reducir la probabilidad de error

Otro look muy favorecedor es el del tándem de camisa + falda. Al igual que el vestido la falda deberá de ser de una longitud y una forma adecuada: olvida las mini y maxi faldas, y también será mejor no decantarse por las faldas con vuelo ya que no resultan muy cómodas cuando hay que moverse continuamente. Las faldas por excelencia que se utilizan para trabajar en las oficinas son las faldas lápiz, que se ajustan bien al cuerpo y se pueden combinar fácilmente con cualquier tipo de pieza superior, aunque las más recomendables son las blusas de tejidos suaves.

Por último queda la camisa y el pantalón. Como ya hemos mencionado, en muchas oficinas son más exigentes con el vestuario que otras, por eso tendremos que averiguar si es adecuado llevar vaqueros al trabajo. Si no lo es, podemos elegir entre muchos modelos de pantalones de vestir. Para ir sobre seguro es mejor llevarlos siempre largos, aunque a la altura de los tobillos también es una longitud apropiada. Puedes llevarlos de colores neutros o también puedes arriesgar un poco y llevarlos de un color más llamativo, siempre que el resto de ropa y los complementos sean de colores suaves. Como otra opción puedes llevar el pantalón a conjunto con el blazer, ya que en muchas ocasiones los venden juntos.

Cómo no vestir para ir a la oficina.

Para ir a trabajar a la oficina hay que tener en cuenta que la comodidad y la usabilidad es lo más importante, por lo tanto desecharemos todas esas prendas que no nos hagan sentir así como las faldas demasiado cortas o demasiado largas, los pantalones de cintura baja que tenemos que subirnos cada dos por tres o los escotes demasiado generosos que también enseñan más de lo deseado cuando nos inclinamos hacia delante. Los colores estridentes y estampados alocados también quedan fuera de la lista, ya que llaman demasiado la atención y no ayudan a crear un ambiente de profesionalidad. Así mismo, no hay que olvidar que la ropa tiene que ser de nuestra medida; esto parece obvio, pero por diversas razones no es difícil cometer el error de llevar una prenda que nos quede demasiado grande o demasiado ajustada.

Hay que tener en cuenta los códigos de vestimenta que tiene cada oficina.Hay que tener en cuenta los códigos de vestimenta que tiene cada oficina

Otra cosa que tendremos que tener en cuenta es la tela de las prendas que nos vayamos a poner. Hay algunas como la licra cuyo roce en la piel puede llegar a molestar después de llevarla muchas horas seguidas, por lo que la elección de materiales más naturales será la adecuada. Y continuando con los materiales, hay algunos que se prestan mucho más a dejar marcas de humedad, por lo que si sueles sudar un poco y manchar las camisetas, es mejor escoger camisas de tejidos transpirantes, de color blanco o negro y que te vengan un poco sueltas.

Si tienes que llevar tacones no los elijas demasiado altos; recuerda que estás en un lugar de trabajo y que es muy probable que tengas que moverte de un sitio para otro, por lo que la comodidad es esencial. Busca también que no te aprieten y que no te vengan grandes o te hagan alguna herida en la parte trasera del pie, ya que pasar 8 horas en ese estado puede llegar a ser muy molesto. Por último, es muy aconsejable que prepares el vestuario que vas a llevar al trabajo el día anterior, así puedes solucionar rápidamente un imprevisto como una mancha inesperada o un hilo deshilachado.

Tips para ir a la moda en la oficina.

Sin embargo, el look de trabajo no tiene por qué ser aburrido y puedes aplicar las tendencias a lo que lleves para ir a la oficina. Obviamente no todas las modas se pueden llevar a cabo, por eso te explicamos con cuáles puedes quedarte:

- Cintura alta. La cintura alta en pantalones y faldas ha llegado para quedarse y además transmite un aire sofisticado y profesional. Puedes combinar la cintura alta con un jersey ajustado de cuello vuelto, que además resaltará tu silueta.

Una talla adecuada ayuda a sentirnos favorecidas y a una mayor comodidad.Una talla adecuada ayuda a sentirnos favorecidas y a una mayor comodidad

- Pantalones culotte. Muy de moda actualmente, son cómodos y versátiles. Los podemos llevar siempre que no sean muy exagerados, es decir, demasiado anchos.

- Lazadas en la camisa. Otra tendencia que combina perfectamente con la moda de oficina es los lazos en los cuellos de las camisas. Estos le dan un toque original que animará al look.

- Tacones bajos. Los tacones de pocos centímetros de altura son la nueva moda en zapatos de vestir e ideales si no quieres ir plana pero tampoco con tacones demasiado altos.

Tras estos consejos sólo nos queda un recordatorio: si te sientes atractiva y segura con lo que vistes te sentirás atractiva y segura contigo misma.

Artículos recomendados