Menú
Camisa vaquera, ¿para qué looks?
Camisa vaquera, ¿para qué looks?
GUÍA DE ESTILO

Camisa vaquera, ¿para qué looks?

Es una de las prendas más básicas que suele estar en los armarios de todo el mundo. ¿Qué outfits se pueden realizar con ella?

El denim es una de las tendencias que nunca pasa de moda pero que, cada cierto tiempo, golpea más fuerte que nunca, y nos podemos encontrar con casi cualquier tipo de prenda y/o complemento elaborada en tela vaquera. Más allá de los clásicos pantalones una de las piezas que más se ha impuesto en los últimos años es la camisa, la camisa vaquera, un must que no debe faltar en ningún armario que se precie.

Es cómoda, fácil de combinar y suele costar muy poco, por lo que es asequible tener no sólo un modelo, sino varios. Originalmente se veía como una prenda para trabajar, con pocas posibilidades más allá de un look muy casual, pero hoy en día la camisa vaquera puede combinarse con casi cualquier prenda que puedas imaginar, dando lugar a looks diferentes en cada caso. Hoy vamos a ver en qué tipo de estilismos podemos incorporarla.

Total denim

Es un look arriesgado y que no a todo el mundo sienta bien o se atreve con él. Consiste en combinar una camisa vaquera con unos pantalones o falda vaquera. Se puede conseguir optando por prendas del mismo color, algo que no siempre es fácil, o se puede jugar al contraste al elegir la parte de arriba y la de abajo de diferente tonalidad. Así, la camisa puede ser azul -es complicado encontrarla en otro color- y los vaqueros pueden ser negros o de colores más llamativos como el rosa o el amarillo.

Se puede jugar al contraste con prendas denim de diferente tonalidadSe puede jugar al contraste con prendas denim de diferente tonalidad

Con este tipo de combinaciones conseguimos un look desenfadado que se puede completar con unas deportivas o unos zapatos bajos, estilo manoletinas. Incluso se pueden sustituir los vaqueros por unos pantalones de chándal o unos leggins. La combinación sigue funcionando y la camisa le da un aire diferente al look deportivo, algo más estilizado e igual de cómodo que una sudadera.

Camisa vaquera y tacones

Las camisas vaqueras son todas parecidas a simple vista, pero existen múltiples diferencias entre unas y otras que vemos a poco que nos fijemos. Así, podemos encontrarlas más o menos entalladas, más o menos largas, incluso con algún estampado en la misma tonalidad como puede ser topos o estrellas. Cuando la camisa es más holgada tendemos a asociarla a looks más casuales, aquellos que eliges para ir cómoda y sin preocupaciones.

La camisa vaquera que se ciñe al cuerpo de la mujer es perfecta para looks más sofisticados, incluso para una cita o una salida nocturna con los amigos. Combinan a la perfección con pantalones ceñidos y con faldas de tubo. Un paso más allá es combinar una prenda supuestamente sencilla como es la camisa vaquera con otra de aires festivos, como una minifalda de lentejuelas o de volantes. Puede que al leer esto te quedes extrañada, pero si lo pruebas pronto verás que es uno de esos looks que funciona y que hace que dos prendas opuestas se equilibren.

Camisa vaquera y tacones, todo un aciertoCamisa vaquera y tacones, todo un acierto

De cualquiera de las combinaciones vistas ahora mismo queda claro que la camisa vaquera puede lucirse subida a unos tacones y con un bolso de mano estilo clutch como complemento y conseguir así, en apenas un par de minutos, un look nocturno con prendas que tenemos en el armario.

Volviendo a la camisa vaquera ceñida existe la opción, aunque esa es propia del verano, de que acabe en un nudo a la altura de la cintura. Es otra posibilidad para conseguir un look sexy y que puede combinarse incluso con shorts y zapatos deportivos, para cuando el calor aprieta.

Camisa a modo de vestido

Tanto en verano como en otras épocas del año podemos transformar la camisa vaquera en un vestido. En este caso se necesita una de las piezas que sobrepasan más allá de la cintura y pueden transformarse en un vestido corto bien sea usando unas medias, leotardos o leggins debajo o sin nada, algo sólo recomendado en caso de que estemos en verano.

Si se trata de una camisa que además de tener largo suficiente nos queda un poco ancha -porque se la hemos cogido a nuestro chico, por ejemplo- eso puede solucionarse con un cinturón fino, o pañuelo que haga la misma función. Nos ajustará a la cintura y además dará un aire más femenino al look. Una chaqueta larga y que abrigue, para compensar a la camisa, pone el toque bohemio a este look.

Transforma tu camisa vaquera en vestidoTransforma tu camisa vaquera en vestido

Se puede completar con unos zapatos bajos y un bolso de bandolera. Se trata de una de las propuestas más sencillas de hacer y que incluso puede improvisarse en cualquier momento para salir a hacer unos recados.

La camisa vaquera, al igual que ocurre con los pantalones, es una de las prendas más versátiles que podemos encontrar. Por ello se ha convertido en un imprescindible en cualquier armario que se precie, porque puede adaptarse a diferentes looks, incluso estados de ánimo, en función del día que tengamos y lo que vayamos a hacer.

Artículos recomendados